Economía

España es el país con menos libertad empresarial de la eurozona, según el IEE

  • Los empresarios piden más seguridad jurídica y un marco flexible
  • España empeora en liberta económica respecto al año pasado...
  • ...y se sitúa en el puesto 58 de un total de los 180 países analizados
Madrid

España es el país de la zona euro donde el clima de funcionamiento para las empresas restringe en mayor medida su potencial de crecimiento y productividad, según arroja el el Índice de Libertad Económica 2020 (ILE 2020) elaborado por la Fundación Heritage y editada para España por el Instituto de Estudios Económicos (IEE). El informe presentado este jueves pone de relieve las mejoras que se deben acometer en nuestro país en los diferentes parámetros que miden la libertad económica, y en una de sus variables, la libertad de empresa, España sale especialmente mal parada en comparación con los resultados obtenidos por otros países del entorno comunitario, siendo el país con menor nivel de facilidades y peor clima en Europa para el crecimiento e impulso del tejido productivo, solo por delante de Luxemburgo, Polonia, Hungría y Eslovaquia.

Entre las diez primeras posiciones del ranking global de libertad económica se encuentran Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, Australia, Suiza, Irlanda, el Reino Unido, Dinamarca, Canadá y Estonia. Para nuestro país, la nota media asignada por el ILE 2020 es de 61,6 puntos, la nota global media más alta jamás registrada. Ello, sitúa a España en el puesto 58 de la lista, uno menos que el año anterior.

Entre los diferentes parámetros que miden esta libertad económica global, la nota obtenida por España en lo tocante al imperio de la ley, recibimos 74,9 puntos en la subcategoría de los derechos de propiedad; 51,8 puntos en la medición de la efectividad judicial y 55,1 puntos en la evaluación de la ausencia de corrupción. Si nos fijamos en el tamaño del Estado, obtenemos 62,1 puntos en la subcategoría de la carga impositiva; 48,3 puntos en la medición del gasto público y 62,6 puntos en la evaluación de la salud fiscal. En el pilar referido a la eficiencia regulatoria, España se anota 66,8 puntos en libertad de empresa; 57,7 puntos en flexibilidad laboral y 82,0 puntos en libertad monetaria. Por último, en la variable dedicada a estudiar la apertura de los mercados, España se lleva 86,4 puntos en libertad comercial; 85,0 puntos en libertad inversora y 70,0 puntos en libertad financiera.

Y también en clave española, es conveniente repasar el ranking internacional centrando la atención en aquellos mercados que compiten con nuestro país de forma más directa. Esto implica referirse principalmente a los resultados cosechados por los socios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Unión Europea (UE). Si hacemos estos cálculos, podemos ver que España aparece en el puesto 34 de un total de 42 países analizados. Nuestra calificación es de 66,9 puntos sobre un máximo posible de 100, mientras que la nota media es de 72,5. "Se trata de una calificación decepcionante, especialmente si tenemos en cuenta que nuestro país sigue lidiando con graves desequilibrios macroeconómicos como, por ejemplo, una tasa de paro que prácticamente duplica el promedio europeo", apunta el IEE en el informe.

Las peores notas recabadas por España son las correspondientes a las áreas de gasto público (48,3 puntos) o efectividad judicial (51,8 puntos), que sí dependen directamente de nuestras decisiones domésticas en materia de política económica. De hecho, ambos puntos guardan una estrecha relación con la cuestión de la eficiencia de las Administraciones Públicas. En este sentido, el indicador de eficiencia del gasto público revela que España está un 14% por debajo del promedio de la OCDE en esta categoría. De hecho, nos situamos hasta un 66% por debajo de los niveles de eficiencia en el gasto que cosecha el país líder en este campo (Suiza).

En este sentido el estudio pone de manifiesto la importancia de favorecer y desarrollar reformas orientadas a facilitar y flexibilizar la operativa de los mercados. "En la medida en que se salvaguarda el imperio de la ley, se contiene el tamaño del Estado, se mantiene un entorno regulatorio eficiente y se impulsa la apertura de los mercados, los países se benefician de mejores indicadores macroeconómicos que, a su vez, favorecen mejoras en el terreno social", apunta el IEE. 

Dinamismo empresarial

En particular, con respecto a la media de la OCDE, la libertad de empresa se sitúa algo más de 13 puntos porcentuales por debajo de dicho registro, casi 7,5 puntos porcentuales con respecto a la media de la UE. Así mismo, nuestra economía ha protagonizado una de las peores evoluciones, siendo uno de los países que más ha retrocedido en el ámbito de la libertad de empresa con respecto al promedio. Un dato a destacar para entender nuestro mal desempeño en el ámbito de la libertad de empresa es que España es, de entre los países del sur, la economía con menor libertad de empresa.

En conclusión, el estudio señala que España ocupa una posición baja respecto al ranking global, con un resultado aún peor que en el curso anterior. Nuestra mala evolución está muy vinculada con el deterioro de la libertad de empresa, así como con nuestro elevado gasto público. Por todo ello, el informe pone de manifiesto la importancia de favorecer y desarrollar reformas estructurales orientadas a facilitar y flexibilizar la operativa de los mercados y, dada la reciente evolución del índice en la economía española, es esencial que el impulso de estas reformas se centre en aquellos aspectos donde la calificación obtenida es relativamente baja en comparación con nuestros principales competidores.

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Que no hombre que no que españa es un paraíso para hacer negocios y emprender, por ejemplo, una academia para opositar jajajaja.

Mejor reír que llorar mal camino lleva españa los últimos 12 años.

Puntuación 27
#1
Bko
A Favor
En Contra

Es asqueroso acusar al que les elimina la creación de competencia y les da rentas fijas, el estado. Cuando lo que no existe es libertad económica para la creación de empresas, los bancos a los que les deben las anteriores hasta ilegalmente niegan las ayudas públicas, avales y créditos, exigen poseer más de lo que se pide, la garantía personal (son personas jurídicas distintas) y TAE al doble del mercado. Además el estado ya ha desenfundado y las ayudas para todos en igualdad han desaparecido, ya sólo a los anteriores.

Puntuación -13
#2
España=Venezuela
A Favor
En Contra

Es evidente en España se niega la existencia de la PROPIEDAD PRIVADA a través de una serie de leyes que vulneran esta de forma inequívoca e impiden a sus legítimos dueños ejercer como tales a pesar de que se pagan además impuestos y tasas abusivas y la libertad de negocios es un mito, legalmente hablando España esta mas cerca de un pais como la antigua URSS con sus correspondiente comisarios políticos que de cualquier vecino Europeo.

Puntuación 16
#3
Bko
A Favor
En Contra

La propiedad privada de la gente, los impuestos para dar a las empresas anteriores, EXCLUYENDO a las nuevas y justificándolo por la RECUPERACIÓN económica. Pues no, se permite porque el gobierno tiene muchas armas y ETA despareció.

Puntuación 0
#4
El real
A Favor
En Contra

Este es un país de empresarios del BOE, si no está en el BOE estás fuera. Y esos pequeños y medianos empresarios son unos héroes. De los grandes el héroe es Don Amancio, él no necesita del BOE

Puntuación 7
#5
David
A Favor
En Contra

En España, si no eres un funcionario, o sobornas al PPSOE+CiU (o al Rey) o te pasas la vida currando como un mulo y pasándolas canutas.

Puntuación 2
#6
Javi
A Favor
En Contra

Normal. Yo puedo contar mi caso de como hace tiempo estuve mirando para hacer un huerto solar. Una idea de negocio que tenia ya que cuento con varios terrenos.

Tras hacer numeros, mas o menos estudiar viabilidad, rentabilidad, riesgos... mas o menos vi que me daria un 7% anual (pago del credito incluido) nada que fuera una barbaridad ya que con una inversion de un piso no es dificil tener esa rentabilidad.

De repente se sacan de la manga un impuesto al sol, luego la luz que un dia se paga a x, otro a y, otro a z y otro a #... cero ayudas de los ayuntamientos o Gobiernos locales (me parecia logico si vas a dar trabajo a gente de alli), miles de tramites burocraticos y trabas...

Al final dices... me gustaria hacer algo productivo, y con lo que voy a estar ayudando a gente, un negocio honrado que va a hacer que se consuma menos petroleo... pero es tan ingente la cantidad de dificultades que encuentras que al final dices, "mira, para invertir 1 millon, y tener tantas trabas, dificultades, y esas rentabilidades, casi mejor me monto un Mcdonalds, vendo comida de mierda, y recupero mi inversion con suerte en 3 o 4 años con rentabilidades medias de de un 25%"

Asi que ahi deje mis terrenos, solitos y pagando religiosamente mi IBI cada año por ellos.

Puntuación 0
#7
Usuario validado en elEconomista.es
todo el mundo feliz
A Favor
En Contra

De los peores valores los tenemos en justicia, gasto público y corrupcion.....

51,8 efectividad judicial

55,1 de la ausencia de corrupción.

48,3 gasto público

Puntuación 0
#8