Economía

Digitalizar la empresa puede ser clave para no cerrar si hay un rebrote

  • Los expertos valoran el ahorro de tiempo y la facilidad de adaptación
  • Virtualizar el entorno, clave para la competencia a nivel internacional
Fuente: Dreamstime.

Una de las lecciones que deja la pandemia y el periodo de confinamiento de la ciudadanía es la crucial importancia de contar con mecanismos telemáticos de relación con el cliente y que posibiliten la distribución de los productos. En este sentido, parece evidente que la digitalización en las pymes supone un paso crucial para ponerse a la altura de grandes distribuidores, al menos en el medio, y mantener una oferta permanente de bienes o servicios que no se vea afectada por situaciones de excepcionalidad como la que actualmente atravesamos.

En este sentido, son varias las soluciones que se vislumbran en el horizonte de la digitalización de la compañía, si bien la automatización de los recursos humanos es uno de los elementos que más se está impulsando entre las empresas tras el periodo de confinamiento y la aún ausencia de la gran mayoría de los empleados en sus puestos físicos de trabajo. Así, son varios los aspectos que puede potenciar la digitalización de la compañía: el primero pasa por la virtualización de los equipos de trabajo, es decir, poder trabajar de manera distribuida tanto con la gestión documental como con las plataformas que permitan la interacción de los equipos y, por otro lado, la gestión en remoto de toda la fuerza laboral (poder ofrecer acceso de manera virtual a los trabajadores a cursos de formación, control de horarios y vacaciones, gestión de tareas).

Así lo explica el socio y fundador de The Key Talent, José Luis Gugel, quien además recuerda que ser capaz de desempeñar la actividad al 100% de una manera remota es crucial para la supervivencia porque no sabemos cuándo puede haber un rebrote o se den nuevas circunstancias que obliguen de nuevo a trabajar de esta manera.

En este sentido, muchas pymes ya se han lanzado a la digitalización para resolver algunas tareas de manera rápida y segura. "Es crucial para ahorrar tiempo y poder tener un mayor control de determinadas tareas. La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización. Sin duda muchas empresas han podido comprobar cómo han ahorrado tiempo y costes gracias a esta digitalización repentina" causada por la pandemia, tal y como explica el Country Manager de PayFit en España, Yoann Artus.

Cambio cultural

"En el caso de las empresas deben evaluar bien las opciones que se ofertan en el mercado y estudiar cuál se adecua mejor a sus necesidades. Apostar por la digitalización no es solo apostar por tecnología. También lo es apostar por un cambio cultural. Esta transformación pasa por formar a los trabajadores para que se integren en una nueva dinámica de trabajo", asegura Gugel confirmando que de este proceso la mayor transformación que se produce es cultural. Así, asegura que este es el principal obstáculo para que todo esto suceda son las personas y su resistencia a cambiar la manera en la que desempeñan su propio trabajo. "La mayor resistencia es cultural y es donde las empresas se habrán llevado más sorpresas en estos últimos meses, positivas cuando hayan visto que su fuerza de trabajo se ha adaptado bien a un nuevo entorno; y negativas cuando al sufrir este cambio hayan existido muchas dificultades para desempeñar el trabajo", explica.

Además, en la mayoría de los casos (a excepción de sectores que sí necesitan la presencia de trabajadores, como los servicios), según explica el socio y fundador de The Key Talent, el hecho de virtualizar el entorno de trabajo te permite competir a nivel internacional. "Hoy en día, y este no es un cambio que hayamos visto con el confinamiento, a mayor nivel de digitalización de la empresa, menores son sus gastos y, por tanto, más competitiva es en un entorno global", argumenta.

Sin embargo, muchas personas aún consideran que el cambio conlleva tiempo y costes. "Pero el tiempo que se tarda en poner en marcha un software como PayFit (que no requiere instalación ni mantenimiento) no es comparable a la cantidad de tiempo que se ahorra a la larga. Hay que tener en cuenta que la ley laboral española es compleja. Por ejemplo, con todo el tema de ERTES en España, contar con PayFit ha sido un alivio para nuestros clientes. La tecnología de nuestro programa de nóminas ha permitido adaptarnos a los cambios laborales provocados por la pandemia en tan sólo unas horas. Tener esta agilidad nos ha sido posible gracias a la tecnología de nuestro lenguaje de programación (JetLang)", apunta Yoann Artus.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin