Economía

Bruselas quiere dedicar hasta un 25% del estímulo al turismo

  • La Eurocámara pide claridad sobre las restricciones veraniegas a causa del coronavirus
Comisario de Industria, Thierry Breton. Europa Press
Bruselasicon-related

Las aerolíneas y el turismo en su conjunto han sido embestidos de frente por la crisis del coronavirus COVID-19. Por eso, las instituciones comunitarias adelantan que las empresas del sector estarán entre las grandes beneficiadas de las ayudas que diseñe Europa como parte del plan de recuperación de la pandemia.

"Se necesitan tomar fuertes medidas", señaló el comisario de Industria, Thierry Breton."Necesitaremos una cantidad masiva de fondos", añadió, "y considero que el turismo debería beneficiarse el que más, con un 20-25% [de los fondos]".

Los líderes de la UE empezarán a discutir este jueves por teleconferencia el paquete de la recuperación, que se añadirá a las medidas nacionales y al paquete de liquidez de más de medio billón de euros acordado hace un par de semanas por los Estados miembros.

Más de un billón

Las estimaciones de este segundo estímulo sitúan su montante entre 1 y 1,5 billones de euros. Breton compareció por teleconferencia ante la comisión de Transporte del Parlamento Europeo, en la que los eurodiputados le pidieron un apoyo decidido para el vapuleado turismo europeo.

Además, también solicitaron más claridad a la Comisión sobre las restricciones que pueden estar en vigor durante los meses de verano, claves para amortiguar un mazazo económico que se espera muy doloroso.

Europa acapara la mitad del mercado mundial del turismo. Representa alrededor del 13% del PIB italiano, el 15% en Portugal y España y el 20% en Grecia.

Según la Organización Mundial del Turismo, el tráfico internacional podría caer hasta un 30%, mientras que la OCDE espera una pérdida de entre el 45% y el 70% de los ingresos en el sector.

Sin embargo, ni las empresas turísticas ni los europeos saben de qué manera se podrá disfrutar este año de las vacaciones veraniegas por la incertidumbre sobre cómo evolucionará la pandemia.

Además, la Comisión también ha contribuido a enturbiar las previsiones. Su presidenta, Ursula von der Leyen, primero aconsejó en una entrevista con un diario alemán "esperar antes de hacer planes para el verano". "En este momento, nadie puede hacer previsiones fiables para julio y agosto", comentó.

El pasado fin de semana, la alemana corrigió sus palabras, y señaló al diario portugués 'Público' que "encontraremos soluciones 'inteligentes' para tener algunas vacaciones, quizá algo diferentes, con otras medidas de higiene y algo más de distanciamiento social".

La Comisión presentará en las próximas semanas unas directrices para recuperar la normalidad en los desplazamientos, con vistas al periodo veraniego. Bruselas ya ha dado alguna pista de su estrategia. Primero se levantarán las restricciones nacionales, luego se permitirán los desplazamientos en el espacio europeo y, en una última fase, los viajes internacionales.

Sin embargo, Breton no cree que se abran las fronteras de la UE este verano, por lo que los viajes serán, como mucho, dentro del bloque comunitario. Además, el Ejecutivo comunitario recomienda reanudar los viajes entre países y regiones que compartan perfiles de riesgo bajos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud