Economía

Bruselas quiere dedicar hasta un 25% del estímulo al turismo

  • La Eurocámara pide claridad sobre las restricciones veraniegas a causa del coronavirus
Comisario de Industria, Thierry Breton. Europa Press
Bruselas

Las aerolíneas y el turismo en su conjunto han sido embestidos de frente por la crisis del coronavirus COVID-19. Por eso, las instituciones comunitarias adelantan que las empresas del sector estarán entre las grandes beneficiadas de las ayudas que diseñe Europa como parte del plan de recuperación de la pandemia.

"Se necesitan tomar fuertes medidas", señaló el comisario de Industria, Thierry Breton."Necesitaremos una cantidad masiva de fondos", añadió, "y considero que el turismo debería beneficiarse el que más, con un 20-25% [de los fondos]".

Los líderes de la UE empezarán a discutir este jueves por teleconferencia el paquete de la recuperación, que se añadirá a las medidas nacionales y al paquete de liquidez de más de medio billón de euros acordado hace un par de semanas por los Estados miembros.

Más de un billón

Las estimaciones de este segundo estímulo sitúan su montante entre 1 y 1,5 billones de euros. Breton compareció por teleconferencia ante la comisión de Transporte del Parlamento Europeo, en la que los eurodiputados le pidieron un apoyo decidido para el vapuleado turismo europeo.

Además, también solicitaron más claridad a la Comisión sobre las restricciones que pueden estar en vigor durante los meses de verano, claves para amortiguar un mazazo económico que se espera muy doloroso.

Europa acapara la mitad del mercado mundial del turismo. Representa alrededor del 13% del PIB italiano, el 15% en Portugal y España y el 20% en Grecia.

Según la Organización Mundial del Turismo, el tráfico internacional podría caer hasta un 30%, mientras que la OCDE espera una pérdida de entre el 45% y el 70% de los ingresos en el sector.

Sin embargo, ni las empresas turísticas ni los europeos saben de qué manera se podrá disfrutar este año de las vacaciones veraniegas por la incertidumbre sobre cómo evolucionará la pandemia.

Además, la Comisión también ha contribuido a enturbiar las previsiones. Su presidenta, Ursula von der Leyen, primero aconsejó en una entrevista con un diario alemán "esperar antes de hacer planes para el verano". "En este momento, nadie puede hacer previsiones fiables para julio y agosto", comentó.

El pasado fin de semana, la alemana corrigió sus palabras, y señaló al diario portugués 'Público' que "encontraremos soluciones 'inteligentes' para tener algunas vacaciones, quizá algo diferentes, con otras medidas de higiene y algo más de distanciamiento social".

La Comisión presentará en las próximas semanas unas directrices para recuperar la normalidad en los desplazamientos, con vistas al periodo veraniego. Bruselas ya ha dado alguna pista de su estrategia. Primero se levantarán las restricciones nacionales, luego se permitirán los desplazamientos en el espacio europeo y, en una última fase, los viajes internacionales.

Sin embargo, Breton no cree que se abran las fronteras de la UE este verano, por lo que los viajes serán, como mucho, dentro del bloque comunitario. Además, el Ejecutivo comunitario recomienda reanudar los viajes entre países y regiones que compartan perfiles de riesgo bajos.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

NegroFiero
A Favor
En Contra

El turismo es un inmoral lujo burgués. Nuestro gobierno liderado por el camarada Iglesias hará lo que haga falta para acabar con esa lacra que esclaviza a la clase obrera haciéndole creer que es clase media.

Puntuación 5
#1
Alex
A Favor
En Contra

Me pregunto si esa ayuda llegará a tiendas y bares en áreas turísticas como Benidorm o si solo serán hoteles, aerolíneas, etc., ¿eso es turismo en su opinión?

una tienda que vende el 70 por ciento de su facturación durante el verano pero paga un alquiler similar al centro de madrid sufrirá sin ayuda.

Puntuación 4
#2
Yuria
A Favor
En Contra

Aunque no ahora, desde luego, el turismo en España hay que ir regulándolo porque está desmadrado desde siempre. Entre el turismo y la construcción tenemos un cuellos de botella que nos impide progresar tecnológicamente y que nuestras industrias sean competitivas. Por otra parte, el turismo crea empleo y riqueza para muchísimas personas en este país, cierto. Pero también es cierto que el turismo contamina, degrada y es muy molesto para los ciudadanos. Me explico: Quien tenga un bar, un restaurante, un hotel, etc. pues va bien y quien trabaje en ellos también, pero los vecinos, residentes y demás tenemos que aguantar ruidos, olores, aglomeraciones, meléstias, subidas de precios de temporada que nunca bajan.

Yo vivo en el Norte, no gano nada con el turismo. No encuentro aparcamientos, no tengo sitio en museos, terrazas, paseos, etc. Yo sufro las molestias e inconvenientes del turismo y otros se llevan las ventajas.

Me sube el precio de alquiler, el precio de los pisos y yo no gano nada.

Terrazas que cada vez son más y más grandes, que ocupan las calles, plazas, aceras y paseos.

Para unos los beneficios y para otros los inconvenientes.

Por otra parte, el turismo se lleva los recursos económicos que de otra forma irían a la industria, a la investigación y a otro tipo de negocios. Aquí mientras sea más rentable un hotel que una empresa de producción, el dinero va a ir al turismo.

Pero el turismo es pan para hoy y hambre para mañana. Eso lo sabemos todos. Es algo de temporadas, de eventos y ocasiones. La industria es mucho más estable.

Hay que de una vez por todas ir cambiando el modelo de negocio en España. No podemos ser siempre en un país de camareros y albañiles, con todos los respetos hacia estos profesionales.

Pero yo siempre lo he visto más como una carga que como un progreso.

Puntuación 3
#3
Ivan
A Favor
En Contra

Se termino el turismo maximo de cuatro camas en una habitacion de hotel y 200 clientes atendidos por dos camareros...

Ya era hora

Puntuación 0
#4