Economía

El Gobierno prorroga dos meses más el teletrabajo y amplía la prestación a los parados

  • Extienden la protección a las personas despedidas en periodo de prueba
  • Los trabajadores fijos-discontinuos podrán incorporarse a ERTE
Madridicon-related

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Real Decreto-ley con más de 30 nuevas medidas económicas, complementarias a las ya puestas en marcha. Entre las propuestas adoptadas, destaca la prórroga durante dos meses de la prioridad del teletrabajo, así como el derecho de los trabajadores con deberes de cuidado a adaptar o reducir su jornada laboral.

La decisión de prorrogar el carácter preferente del teletrabajo, siempre que sea posible, se debe a que ha demostrado ser una medida "tremendamente eficaz" para dar continuidad a la actividad económica en una situación excepcional como la actual. Así lo ha manifestado Nadia Calviño, vicepresidenta económica, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en declaraciones recogidas por EP. "Ha sido una de las principales lecciones de esta crisis", ha dicho.

La norma contempla además el acceso a las prestaciones por desempleo a los trabajadores cuyos contratos se extinguieron, estando en periodo de prueba, a partir del 9 de marzo, y a quienes voluntariamente, desde el 1 de marzo, extinguieron su contrato de trabajo por contar con otra oferta laboral en firme que finalmente decayó.

"Se completa así el derecho de acceso a las prestaciones por desempleo de un conjunto de trabajadores que habían quedado excluidos de los Reales-Decreto leyes anteriores", ha adelantado Calviño.

Asimismo, el Gobierno ha modificado la regulación de los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) por fuerza mayor para que puedan acceder a ellos aquellas empresas que pertenecen a sectores esenciales pero cuyos ingresos se han visto mermados por la restricción de la movilidad. Ahora se les permitirá presentar un ERTE para incluir a trabajadores no indispensables para su actividad esencial.

Trabajadores fijos-discontinuos

De acuerdo con la norma aprobada, los trabajadores fijos-discontinuos podrán incorporarse a ERTE o recibir una prestación de 90 días aunque hubiesen agotado el desempleo o no hubieran cotizado. El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha destacado en un comunicado que esta medida beneficia a muchos empleos asociados a actividades de temporada que empiezan en este época y que trabajan sólo unos meses al año (muchos de ellos ligados al sector turístico).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud