eSports

Fortnite, el videojuego que ha convertido en millonarios a varios adolescentes en un fin de semana

El jugador de Fortnite Kyle Giersdorf, más conocido como Bugha. LVP Fortnite.

Fortnite es el videojuego más popular de los últimos tiempos. Millones de usuarios se reúnen tanto a jugar  online como a ver partidas en directo de otros jugadores. El título de Epic Games ha celebrado este fin de semana la World Cup Final, el mayor torneo de la historia, que ha convertido en millonarios a varios adolescentes.

El torneo de videojuegos celebrado este fin de semana en el Arthur Ashe Stadium de Nueva York ha congregado a un centenar de los mejores jugadores del mundo -de los más de 40 millones que optaron a la clasificación- que optaban al mayor premio en la historia de los deportes electrónicos: 30 millones de dólares a repartir entre todas la modalidades.

Un premio que se ha repartido entre diferentes adolescentes de distintas regiones de todo el mundo que se han impuesto en las diferentes categorías de Fortnite y que, de la noche a la mañana se han convertido en millonarios.

Kyle Giersdorf, más conocido como Bugha, es un joven norteamericano de 16 años que se ha llevado todos los focos al imponerse en la categoría individual y hacerse con un botín de 3 millones de dólares (unos 2,7 millones de euros). Lo hizo con superioridad ya que se impuso, casi duplicando al siguiente clasificado - Psalm-, con 59 puntos.

Bugha explicó a la BBC que su idea es ahorrar la mayor parte del premio y que, de momento, sólo prevé gastar en comprarse un escritorio nuevo y quizá otro para colocar el trofeo.

Otro de los jugadores destacados de la partida fue el argentino King, Thiago Lapp, que con 13 años consiguió acabar la partida como quinto clasificado, el primer no estadounidese en hacerlo. Esto le valió al jugador para hacerse con un botín de 900.000 dólares (unos 810.000 euros). 

En otras categorías destacaron el noruego Emil Bergquist Pedersen, Nyhrox, y Thomas Arnould, Aqua, ambos de 16 años y quienes se impusieron en la modalidad dúo haciéndose con 1,5 millones de dólares (1,35 millones de euros) cada uno.

Además, durante el fin de semana se celebró la partida Fortnite Pro-Am, que reunió a 50 celebridades de Fortnite como Marshmello, Ninja con otros 50 jugadores profesionales, que compitieron por parejas para un premio final de tres millones de dólares.

Fortnite, un fenómeno de masas

Fortnite es un juego battle royale, un título de supervivencia en campo abierto en el que el ganador es el último en quedar vivo sobre el mapa. Un género en el que Fortnite se ha convertido en la principal referencia al ser un auténtico fenómeno de masas. 

El videojuego cuenta con una legión de fans en todo el mundo que se estima en más de 250 millones de jugadores. Su éxito se basa además en un modelo de negocio en el que se regala el videojuego, y los usuarios invierten en personalizaciones de armas, skins, o bailes, lo que ha llevado a Epic Games a amasar más de 3.000 millones de dólares de beneficio.

El éxito de Fortnite ha permitido a Epic abrir su propia tienda de videojuegos, rebajar el canon que cobra para desarrollar juegos con su motor gráfico Unreal, comprar otros estudios de videojuegos llamados a ser esports de referencia y atraer a los fondos de inversión.

El tirón que tiene Fortnite no parece tener límite y aunque los 30 millones de dólares repartidos en premios durante este fin de semana suponen un hito en el sector, todo apunta a que la nueva barrera de Epic serán los 100 millones de dólares en premios que llegarían a lo largo de la temporada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0