Deporte y Negocio

Mike Pence reaviva la polémica de la NBA con China: "Han actuado como una filial del régimen autoritario"

  • El vicepresidente de Trump considera que la liga "silencia la libertad"
  • También les achaca que a la hora de criticar a EEUU no tienen reparos
  • Su reproche se extiende a Nike por retirar productos en el país asiático
Foto: Getty.

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, acusó este jueves a la NBA de "actuar como una filial" de la "China autoritaria" al "silenciar la libertad de expresión" de un directivo de los Houston Rockets, y arremetió contra Nike por haber retirado del país asiático sus productos vinculados a ese equipo.

En un discurso en Washington, Pence marcó la posición más clara hasta ahora del Gobierno estadounidense ante la polémica existente entre la NBA y China, además de condenar a Pekín por "coartar los derechos" de los manifestantes en Hong Kong y reprimir a los uigures y otras minorías musulmanas en la provincia china de Xinjiang.

"Al ponerse del lado del Partido Comunista Chino y silenciar la libertad de expresión, la NBA está actuando como una filial completamente propia del régimen autoritario", dijo el vicepresidente. Además, denunció la actitud de algunos jugadores y propietarios, que "ejercen cotidianamente su libertad para criticar a este país, pierden su voz a la hora de hablar sobre la libertad y los derechos de otros pueblos".

Pence también criticó a la marca deportiva Nike por haber retirado de sus tiendas en China los productos relacionados con los Houston Rockets, cuyo gerente general, Daryl Morey, inició la polémica de la NBA al mostrar su apoyo a los manifestantes prodemocracia en Hong Kong. "Nike se publicita como un supuesto campeón de la justicia social, pero en lo relativo a Hong Kong, prefiere aparcar su conciencia social", aseguró Pence.

Hasta ahora, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha evitado criticar a China en relación con las protestas en Hong Kong y tampoco se ha pronunciado claramente respecto a la polémica de la NBA, más allá de lamentar que los directivos del equipo "hablen mal de Estados Unidos" y no se atrevan a hacer lo mismo con Pekín.

El discurso de Pence supuso un claro espaldarazo a las protestas en Hong Kong, al asegurar a los manifestantes que Washington "está con ellos" y quiere "que sigan en el camino de la protesta no violenta". "Hong Kong es un ejemplo vivo de lo que podría ocurrir cuando China abrace la libertad", dijo el vicepresidente.

"Y sin embargo, en los últimos años, Pekín ha aumentado sus intervenciones en Hong Kong y se ha implicado en medidas que coartan los derechos y libertades que se le garantizaron al pueblo de Hong Kong mediante un acuerdo internacional vinculante", agregó.

Pence podría reavivar la crisis de EEUU con China

El discurso de Pence podría agitar las aguas en las negociaciones comerciales con China, tres semanas antes de que Trump se reúna con su homólogo chino, Xi Jinping, en Santiago de Chile para firmar un acuerdo parcial alcanzado hace dos semanas con el fin de contener la guerra comercial.

El vicepresidente subrayó, sin embargo, que Estados Unidos no busca una confrontación con China ni "contener su desarrollo", sino que quiere "una relación constructiva" con prácticas comerciales diferentes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0