Deporte y Negocio

El conflicto entre China y la NBA por el apoyo del gerente de los Rockets a Hong Kong

  • Un tuit del general manager de Houston ha puesto en alerta las relaciones NBA-China
  • China veta a Houston Rockets y no dará por streaming contenidos de la franquicia
James Harden, jugador de Houston Rockets. Imagen: Getty

"Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong", fue el mensaje de Daryl Morey, general manager de Houston Rockets, que ha puesto patas arriba las relaciones diplomáticas entre China con la NBA y el equipo texano. Y es que, a día de hoy, el país asiático es uno de los socios más reconocidos de la mejor liga de baloncesto del mundo en cuanto a negocio se refiere.

Las controvertidas palabras de Morey han provocado el veto de China a los Rockets, que hace unos días disputaron sus primeros partidos de pretemporada en Shanghai. Tal es así que el gigante asiático ha decidido romper las negociaciones dejando de emitir sus partidos: suspenderán todos los reportajes y el streaming de la franquicia, por lo que el mercado chino para los texanos está en serio peligro.

Aparte de Tencent, la plataforma de streaming que en el verano renovó sus derechos NBA con un nuevo contrato por cinco años por 1.500 millones de dólares, otras marcas chinas que tenían acuerdos con los Rockets han decidido suspender sus acuerdos, como Li Ning, Shanghai Pudong, Development Bank y Nasdaq Jianyin Group, según anuncia el medio chino Titan Sports Plus.

La Federación China de Baloncesto (CBA), cuyo presidente es Yao Ming, también ha mostrado su rechazo por el apoyo de Morey a los manifestantes de Hong Kong. Yao Ming, exjugador de los Rockets y el gran responsable del boom mediático de la franquicia en el país, anunció que suspendería la cooperación con el equipo al considerar que Morey había hecho "comentarios inapropiados con respecto a Hong Kong" a los que expresó su "fuerte oposición".

Y en todo este lío se encuentra también la NBA. La liga estadounidense ha expresado su malestar por el tuit del manager general de los Rockets criticando el comentario al "ofender profundamente a muchos amigos y aficionados en China, lo cual es lamentable". Una versión china del comunicado, publicada en Weibo (el equivalente nacional a Twitter), iba más lejos, asegurando que la NBA estaba "profundamente decepcionada por las declaraciones inapropiadas" del dirigente de los Rockets.

Todo esto llega además en un momento importante para los intereses económicos y políticos de la NBA en China. En unos días llegarán a territorio chino dos de los equipos más potentes de la competición, como son Los Ángeles Lakers y Brooklyn Nets. El propietario de los Nets, el millonario canadiense-taiwanés Joseph Tsai, cofundador de Alibabá, explicó la razón de que el mensaje fuera intolerable para el gobierno de Pekín y los ciudadanos chinos.

En lo político, la NBA también ha sido criticada por figuras políticas del partido demócrata por anteponer los beneficios económicos a los derechos humanos o ceder por intereses ante un gobierno autoritario. La imagen de la mejor liga de baloncesto del mundo quedaría en entredicho momentos antes de que su comisionado, Adam Silver, viaje a China y Japón para llevar a cabo una política de expansión hacia esos mercados.

Disculpas de Morey, Rockets y jugadores

El ejecutivo de los Rockets también emitió una declaración en un esfuerzo por aliviar la reacción violenta, escribiendo en Twitter que no tenía la intención de ofender a los aficionados en China. "Simplemente estaba expresando un pensamiento, basado en una interpretación, de un evento complicado. Desde ese 'tuit' he tenido muchas oportunidades de escuchar y considerar otras perspectivas".

Antes, el dueño de los Rockets, Tilman Fertitta, había emitido una declaración en la que rechazaba por completo el tuit de Morey y reiteraba que el equipo de Houston no era ninguna organización política, aunque dijo que a nivel profesional no tenía problema con el que consideraba "el mejor gerente general de la liga".

Los jugadores del equipo texano también han salido al paso para mostrar su perdón ante el tuit inicial de su general manager. "Pedimos disculpas. Amamos China. Nos gusta jugar allí", declaró James Harden, la estrella de los Rockets, acompañado del otro referente del equipo, Russell Westbrook, durante una conferencia de prensa en Tokio, donde jugará dos partidos amistosos esta semana.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

DAvid
A Favor
En Contra

Señores de China, os amamos y respetamos y de hecho renunciamos a nuestros principios. Como dijo Groucho Marx, si no le gustan estos principios tengo otros.

Puntuación 4
#1