Declaración de la renta

Así deben actuar los autónomos si presentan la Renta 2020-2021 con errores

  • Los profesionales por cuenta ajena tienen dos formas de solucionarlos
  • Mediante una rectificación de la autoliquidación si el error les perjudica...
  • ...o mediante una complementaria si el error perjudica a la Agencia Tributaria
Foto: Dreamstime.

La Renta de los autónomos tiene, habitualmente, mayores complicaciones y resquicios que revisar que la de los trabajadores por cuenta ajena, así que a veces puede suceder que la declaración, debido a la omisión o fallos en los datos, pueda ser incorrecta. Un problema que, sin embargo, puede tener solución.

Desde la asesoría fiscal para autónomos Declarando insisten en que los autónomos, al igual que otros trabajadores asalariados, pueden modificar una declaración ya entregada. El proceso depende de cómo se produca el error y a qué razón obedezca.

Si todo viene porque el autónomo no se ha acogido a todas las deducciones a las que tiene derecho, tendrá que hacerlo a través de una rectificación de la autoliquidación en la que podrá deducirse todos los gastos que anteriormente no hizo. La Agencia Tributaria explica que este procedimiento vale cuando resulta "una cantidad a devolver superior a la solicitada o una cantidad a ingresar menor", es decir, un error que perjudica al contribuyente.

En estos casos, el contribuyente tendrá que marcar la casilla 127 de la Renta en dicha rectificación, que se podrá hacer de forma telemática o presencial y siempre que la Agencia Tributaria no haya realizado la autoliquidación definitiva.

Según Marta Zaragozá, CEO de Declarando, asegura que no acogerse a todas las deducciones posibles es "uno de los errores más frecuentes en los autónomos" y que esto se puede deber tanto a falta de conocimiento de estas deducciones (que pueden llegar a ser hasta 100) como a falta de organización cuando se realizar la declaración.

Por otro lado, se encuentran aquellos errores que perjudican a Hacienda por un fallo en los cálculos que debe ser corregido de forma inmediata para evitar sanciones o recargos, que oscilan entre el 5 y el 20% en función del retraso con el que se entreguen, tal y como explica la Agencia Tributaria.

Para estos casos, que afectan a declaraciones ya presentadas con ingresos inferiores o devoluciones superiores a las que corresponden, habrá que entregar una autoliquidación complementaria con los datos correctos y conforme a las reglas de Hacienda, marcando en la declaración la casilla 107.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin