Declaración de la renta

Así te puedes desgravar los planes de pensiones en la Renta 2020-2021: todas las casillas clave

  • Es el último año para aprovecharse de unas deducciones mayores
  • Hay que atender a 15 casillas concretas dentro del borrador
Foto: iStock.

Para hacer una correcta declaración de la Renta siempre es preciso prestar atención a todas nuestras circunstancias personales. Esto influye a múltiples sectores: personas con hijos, con discapacidad, con viviendas en propiedad...y, también, aquellos contribuyentes que tienen contratado un plan de pensiones.

En este grupo, la peculiaridad para la Renta del ejercicio 2020 es todavía mayor: se trata del último en el que estarán vigentes las actuales reducciones que permite la Agencia Tributaria. Con norma general, el organismo contempla reducciones de 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo o actividades económicas en la base imponible general, la menor de esas cantidades.

También permite al contribuyente deducirse hasta 2.500 euros de las aportaciones a planes de pensiones del cónyuge si sus rentas del trabajo no superan los 8.000 euros.

Para el ejercicio de 2021, esto cambiará. El Gobierno aprobó la bajada en estas reducciones: a 2.000 euros en los planes de pensiones propios y a 1.000 en los planes de pensiones de los cónyuges, por lo que este es el último ejercicio en el que los contribuyentes pueden aprovecharse de este mayor margen.

Teniendo esto claro, y estando en algunos de los supuestos que dan pie a la aplicación de estas reducciones, podemos encarar la declaración. La Agencia Tributaria tiene un particular método en el que explica a los contribuyentes cómo poder hacer la declaración de forma correcta: desde los datos familiares y personales a las deducciones estatales y deducciones autonómicas.

Para poder acogerse en concreto a las deducciones que permiten los planes de pensiones hay que atender a 15 casillas del borrador: son las que van de la 462 a la 476 y que incluyen tanto los planes de pensiones propios como los planes de pensiones de los cónyuges.

En esta parte del borrador, como en el resto, hay que centrarse en dos cosas: revisar que la información que aparezca en las casillas sea correcta y, en caso de que no lo sea o falten detalles, añadirlos nosotros para poder acogernos a esas deducciones que nos permiten los planes de pensiones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.