Declaración de la renta

El método de los autónomos para deducirse los gastos de movilidad en la Renta 2020-2021

  • Pagar con tarjeta y pedir facturas no simplificadas es clave
  • Hay que demostrar que los gastos no forman parte de la vida personal
  • UPTA denuncia la rigidez de Hacienda para permitir estas deducciones
Foto: Dreamstime.

Los autónomos pueden deducirse una gran variedad de gastos en la Renta, pero al hacerlo deben demostrar que estas cantidades se han invertido en actividades u operaciones indispensables para su profesión. Algo que no siempre es fácil, ya que algunos gastos son particularmente especiales, como los destinados a la movilidad.

Dentro de este campo, que puede llegar a ser bastante amplio, se encontrarían los gastos en dietas (restaurantes, bares, hoteles), en desplazamientos o viajes y también los destinados a vehículos. Todos ellos comparten la misma característica: es muy complicado demostrar su desvinculación de nuestra vida personal, es decir, conseguir que no computen como un gasto personal.

En Tax Scouts recomiendan hacer estos pagos con tarjetas para poder registrarlos de forma adecuada, aunque no siempre es suficiente. Desde Declarando insisten en que, además, esa tarjeta de crédito debe estar preferentemente asociada a una cuenta en la que solo se registren gastos profesionales.

Otro asunto a tener en cuenta es de las facturas. Lo recomendable es que en ellas aparezca el nombre del autónomo y que no sean simplificadas. También que, si en caso de no poder obtener una factura, se guarde el ticket.

Hay que tener en cuenta el tipo de gasto que se puede deducir en todo momento. Para las dietas, hay un límite en España y otro para el extranjero: de 26,67 euros y 48,08 con alojamiento dentro de nuestras fronteras y de 54,34 euros y 91,35 con pernoctación fuera de ellas.

También se pueden deducir los gastos por viaje o desplazamientos (de taxis, vuelos, trenes...) vinculados estrictamente al trabajo, así como los gastos de gasolina, seguros, reparaciones o peajes de los vehículos destinados a nuestra actividad profesional. En este caso, si el vehículo es de uso compartido, solo se podrán deducir la mitad de esos gastos.

Hasta 1.200 millones de euros en gastos no se deducen

Con todo, a menudo es muy complicado para los autónomos poder deducirse en su integridad este tipo de gastos. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) denunciaba hace unas semanas la rigidez de la Agencia Tributaria a la hora de reconocer estos gastos como deducibles.

Según los cálculos de la organización, Hacienda dejaba de reconocer al año unos 1.200 millones de euros de gastos que pueden llegar a ser de entre 1.000 y 1.500 euros por autónomo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin