Declaración de la renta

Alertas y aclaraciones sobre la declaración de la Renta 2020 (VIII):Tributación y exenciones de las pensiones según su procedencia

  • La pensión es una renta del trabajo que tributa, aunque hay situaciones especiales
Ancianos pensionistas. EE.
Madrid

La pensión de jubilación, al contrario de lo que mucha gente cree, está considerada como rendimiento del trabajo, por lo que no está exenta de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Por tanto, si se superan los límites anuales, será obligatorio presentar la declaración de la renta. Las pensiones, haberes pasivos y demás prestaciones percibidas de los sistemas de previsión social, corresponden, a efectos tributarios, íntegramente a la persona a cuyo favor estén reconocidos.

Límites para no declarar

Como al resto de los contribuyentes, les afectan los mínimos exentos para declarar las rentas del trabajo provenientes de un pagador (22.000 euros) y de 14.000 para dos pagadores, siempre que los ingresos procedentes del segundo y siguientes pagadores hayan sido superiores a 1.500 euros (en el caso, por ejemplo, de realizar actividades de propiedad intelecttual o percibir pensiones del extranjero, ingresos mobiliarios, inmobiliarios o ganancias patrimoniales).

Y ello con independencia de que las cantidades satisfechas por el segundo y ulteriores pagadores estén sometidas al procedimiento general de retención, sean pensiones compensatorias u otros rendimientos no sometidos a retención o sometidas a tipo fijo de retención

Dentro de los rendimientos del capital mobiliario se incluyen los dividendos de acciones, intereses percibidos de depósitos, etc...) y las ganancias patrimoniales entre las que se incluyen premios en concursos, juegos online, o reembolso de fondos de inversión entre otras.

Anualidades por alimentos

El pagador puede reducir la base imponible por el importe de la pensión o anualidades por alimentos abonadas al excónyuge. Si la pensión compensatoria pasa a ser el pago de un capital, se puede reducir la base imponible del pagador.

La atribución del uso de la vivienda a favor del excónyuge se considera pensión compensatoria a su favor, habida cuenta de que el artículo 90 del Código Civil diferencia entre pensión y atribución del uso de vivienda. Además, tiene derecho a la aplicar la deducción por familia numerosa, siempre que concurran todos los requisitos, un contribuyente casado, con un hijo con la mujer actual, y que debe abonar pensión por alimentos a dos hijos de anteriores parejas, sin guardia y custodia de estos últimos

Pensiones exentas

No obstante, entre las pensiones, hay algunas cuyas rentas sí que están exentas. Tal es el caso de la de lesiones o mutilaciones como consecuencia de la Guerra Civil; por inutilidad o incapacidad permanente del Régimen de Clases Pasivas (siempre que la lesión inhabilite por completo al preceptor de la misma para toda profesión u oficio); las de orfandad; por actos de terrorismo; indemnizaciones por responsabilidad civil por daños personales (en la cuantía legal o judicialmente reconocida); y las anualidades por alimentos percibidas de los padres en virtud de decisión judicial.

Así, están exentas las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos por las Mutualidades de Previsión Social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, siempre que se trate de prestaciones en situaciones idénticas a las previstas para la incapacidad permanente absoluta o gran invalidez de la Seguridad Social.

La cuantía exenta tiene como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la SS por el concepto que corresponda.

Por no tener el carácter de prestaciones públicas, están sujetas y no exentas del IRPF las satisfechas por cualquier otra entidad o empresa, aunque se perciban por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.

Pensiones del extranjero

En general as pensiones procedentes del extranjero, que deban someterse a tributación en España, tributan, aunque están exentas, si el grado de incapacidad reconocido puede equipararse a la absoluta o gran invalidez, y, además, la entidad que paga la prestación goza, según la normativa del país de procedencia de la pensión, de carácter de sustitutoria de la SS.

En cuanto a la documentación que hay que facilitar a la Agencia Tributaria (Aeat) para justificar este tipo de pensiones, están; la resoluciónque reconoce la prestación o renta; el informe médico oficial, descriptivo de las patologías, lesiones, secuelas y limitaciones funcionales para la valoración de la incapacidad laboral; y el dictamen pericial oficial en el que se concrete y determine el alcance e impacto de las limitaciones funcionales sobre la capacidad laboral. Esta documentación deberá estar en español.

Una pensión sustitutoria de la Seguridad Social de  otros países puede estar excluida aquí

Seguros colectivos

Los beneficiarios de prestaciones percibidas en forma de capital derivadas de contingencias posteriores al 1 de enero de 2012, de seguros contratados antes del 20 de enero de 2006, pueden aplicar el régimen financiero y fiscal vigente a 31 de diciembre de 2006, lo que supone una reducción del 40%, pero sólo a la parte de la prestación correspondiente a aportaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2006, así como por las primas ordinarias previstas en la póliza original del contrato satisfechas después.

En los rendimientos íntegros del trabajo percibidos al rescatar un plan de pensiones, debe minorarse en la cuantía de las aportaciones efectuadas que el partícipe no redujo de la base imponible del impuesto en el ejercicio en que las efectuó -aunque hubiera podido reducirla-, ya que lo contrario supondría una doble imposición no querida por la ley.

Ventajas para las personas mayores de 65 años de edad

Están exentas las ayudas económicas otorgadas por instituciones públicas a personas con un grado de discapacidad igual o superior al 65% o mayores de 65 años para financiar su estancia en residencias o centros de día, siempre que el resto de sus rentas no exceda del doble del indicador público de renta de efectos múltiples (Iprem), lo que para 2020 es de 15.039,18 euros.

También lo están las ganancias patrimoniales en la transmisión por mayores de 65 años de su vivienda habitual, así como por las personas que se encuentren en situación de dependencia severa o de gran dependencia. La exención también se aplica a la transmisión de la nuda propiedad de la vivienda habitual por su titular, reservándose el usufructo vitalicio sobre la vivienda.

Las ganancias patrimoniales en la transmisión por mayores de 65 años de elementos patrimoniales, siempre que el importe total se destine en el plazo de seis meses a constituir una renta vitalicia asegurada a su favor y por la hipoteca inversa, que le permite vivir en la misma y percibir una renta mensual.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin