Construcción Inmobiliario

Acciona y ACS se disputan un tren ligero en Australia de 3.400 millones

  • Acaban de ganar dos contratos en Botswana y Canadá por 1.300 millones
Foto: Archivo.

Acciona y ACS se disputan el nuevo tren ligero de Brisbane (Australia), un proyecto que cuenta con un presupuesto de 5.409 millones de dólares australianos (unos 3.400 millones de euros), lo que le convierte en uno de los mayores que se adjudicarán este año. Las dos constructoras españolas emergen como claras favoritas ante las dificultades que atraviesa la tercera finalista, la local Lendlease, que podrían llevarle a abandonar el proceso.

Acciona se postula para esta macroobra junto con las australianas Plenary -socio de Ferrovial para concesiones de autopistas en Australia y Nueva Zelanda-, y Spotless, la italiana Salini Impregilo y la coreana GS Engineering & Construction. Mientras, ACS, a través de Cimic, lidera una alianza de la que forman parte sus también filiales CPB Contractors y UGL, la británica BAM, la italiana Ghella y el fondo de infraestructuras holandés DIF.

Ambos consorcios se disputan las obras principales del proyecto Cross River Rail, que incluyen la construcción de los túneles y las estaciones, entre otros trabajos. La tercera propuesta seleccionada hace poco más de un año por el Gobierno de Queensland, está conformada por Lendlease, QIC, Capella Capital, John Holland y Bouygues. Sin embargo, según informa The Australian, Lendlease podría abandonar el concurso por los problemas en sus negocios de ingeniería y servicios que han propiciado una rebaja de sus beneficios del 96,3% en el último semestre. Esto dejaría el camino despejado para que el nuevo tren ligero de Brisbane tenga acento español.

Al margen de esta puja, ACS también figura en la fase final para la línea, integración y sistemas de la infraestructura. Lo hace a través e CPB Contractor y UGL y en alianza con las estadounidenses Jacobs y Aecom. Se enfrentan al consorcio integrado por Laing O'Rourke, GHD, Aurecon y Systra Scott Lister. El tren ligero de Brisbane está señalado en las presentaciones que ha realizado en los últimos meses el consejero delegado del grupo, Marcelino Fernández Verdes, ante la comunidad financiera.

El proyecto del Cross River Rail consiste en la construcción de una nueva línea de ferrocarril de 10,2 kilómetros entre Dutton Park y Bowen Hills, en Brisbane, que incluye 5,9 kilómetros de túnel bajo el río de la ciudad. Asimismo, constará de cuatro nuevas estaciones de alta capacidad y la reforma de una ya existente.

Posición consolidada

Acciona y ACS aspiran así a un nuevo macrocontrato en Australia, país donde se revelan como dos de los actores principales en el mercado de las infraestructuras. El grupo que preside José Manuel Entrecanales ha resultado adjudicatario en los últimos años de relevantes proyectos como el tren ligero de Sidney y la autopista Toowoomba -junto con Ferrovial-. La multinacional que lidera Florentino Pérez, por su parte, conforma en el país un conglomerado con presencia destacada en construcción y también en otras actividades como minería, servicios e industrial. Entre los últimos éxitos, se halla la adjudicación en el Westconnex del enlace subterráneo Rozelle, en los alrededores de Sidney, por más de 1.200 millones.

Esta sólida posición convierte a Australia en uno de los mercados más relevantes para los dos grupos españoles. En concreto, su peso en la cartera de construcción de Acciona era del 15% al cierre de 2018 (incluye también el sudeste asiático), con un volumen contratado de 774 millones de euros (-22,8% respecto a 2017). La compañía, además, cuenta con 435 megavatios (MW) eólicos instalados en el país. Para ACS, Australia aporta el 19,8% de sus ventas (7.257 millones de euros, un 3,3% en el último ejercicio) y el 24,9% de la cartera contratada, lo que supone nada menos que 17.973 millones de euros (1,1% más en 2018).

A pesar de su posición consolidada en el mercado australiano, tanto Acciona como ACS también han enfrentado problemas en el país en los últimos años, hasta el punto de que mantienen abiertas reclamaciones a las autoridades locales que en conjunto superan los 1.100 millones de euros. Se refieren, fundamentalmente, al tranvía de Sidney, en el caso de Acciona, y a la autopista M5 del Westconnex, también en Sidney, en el de ACS.

Contrataciones en el mundo

A la espera de conocer el resultado del concurso por el tren ligero de Brisbane, tanto Acciona como ACS siguen engordando su cartera con relevantes adjudicaciones en el mundo. El grupo que encabeza el también presidente del Real Madrid acaba de hacerse, a través de su filial de servicios mineros australiana Thiess, con un nuevo contrato en Botswana por un importe de 1.700 millones de dólares australianos (1.067 millones de euros). Se trata del proyecto Jwaneng Mine Cut 9 de Debswana Diamond Company.

Entretanto, Acciona anunció el lunes que el Ministerio de Transportes e Infraestructuras de British Columbia (Canadá) le ha adjudicado dos contratos de mantenimiento de carreteras por niveles de servicio, ubicados en las regiones de Okanagan-Shuswap y South Okanagan. El proyecto ganado por la empresa española abarca 4.200 kilómetros de carreteras en dicha provincia, incluyendo diversas infraestructuras adicionales, como doce áreas de descanso, 338 puentes o nueve túneles.

El importe conjunto de ambos contratos -que entrarán en vigor el próximo 1 de abril y 1 de mayo, respectivamente- ascienden a 348,6 millones de dólares canadienses, lo que equivale al cambio actual a alrededor de 235 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0