Construcción Inmobiliario

Acciona y ACS tropiezan en contratos millonarios en Australia por sobrecostes

  • Ferrovial también enfrenta problemas en un proyecto por la seguridad
Obras en el Westconnex (Australia). Imagen de Alamy

Acciona, ACS y Ferrovial, las tres constructoras españolas con mayor presencia en Australia, se han topado en los últimos meses con distintos obstáculos en varios de sus principales proyectos en este mercado, valorados en su conjunto en más de 2.000 millones de euros. En algún caso, las discrepancias con las autoridades australianas les ha llevado incluso a abrir la vía del arbitraje. Pese a los tropiezos, el país austral sigue siendo una prioridad en la estrategia de crecimiento de estas empresas, toda vez que sus planes de inversión en infraestructuras contemplan un volumen de alrededor de 75.000 millones de dólares australianos hasta el año 2027.

Acciona protagoniza el conflicto más relevante. La compañía que preside José Manuel Entrecanales ha presentado una demanda ante el Tribunal Supremo de Nueva Gales del Sur por la que reclama 1.100 millones de dólares de australianos (710 millones de euros) por sobrecostes en la construcción del tren ligero de Sidney. Las discrepancias surgen por las autoridades locales han exigido la realización de una serie de trabajos no contemplados en el proyecto original. El presupuesto por el que el consorcio de Acciona, Transdev y Alstom se adjudicó este contrato a finales de 2014 asciende a 1.400 millones de euros.

Derivada de esta disputa, el grupo que preside José Manuel Entrecanales se ha anotado una provisión de 75 millones en el capital circulante del primer trimestre.

Reclamación de 456 millones

Por su parte, CPB Contractors, filial en Australia de ACS, ha realizado una reclamación de más de 700 millones de dólares australianos (456 millones de euros) en las obras de la autopista M5, dentro del proyecto Westconnex, en Sidney. En concreto, 79,7 millones de dólares australianos (51,6 millones de euros) corresponden a retrasos y 626 millones de dólares australianos (405 millones de euros) a sobrecostes, según informan distintos medios locales. El grupo de Florentino Pérez se adjudicó este contrato en 2015 en una alianza con Samsung y por un valor aproximado de 3.500 millones de dólares australianos (2.265 millones de euros).

A pesar de este conflicto, un consorcio conformado por CPB Contractors, John Holland y Lend Lease ha resultado finalista frente al integrado por Salini Impregilo, Clough Projects y Samsung C&T para el disputarse el contrato de construcción del enlace entre la M4 y la M5.

ACS figura entre los grupos que lucharán el próximo verano por la privatización que Sidney Motorway Corporation ha puesto en marcha del 51% del Westconnex. Se enfrentará en esta operación, valorada en más de 5.000 millones de euros, a Ferrovial, que presentará sus credenciales a través de Netflow, una sociedad conjunta entre Cintra y Plenary.

La compañía que preside Rafael del Pino tampoco es ajena a los problemas en Australia. A este respecto, las autoridades de Queensland han paralizado una parte de las obras de la autopista Toowoomba por los sucesivos accidentes que se han producido en los últimos meses. Este proyecto, valorado en 1.600 millones de dólares australianos (1.035 millones de euros) fue adjudicado a un consorcio formado por Ferrovial y Acciona en 2015.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin