Capital Riesgo

Las 'startups' españolas valen ya 93.000 millones con cuatro nuevos unicornios: Factorial, Fever, Domestika y TravelPerk

  • El ecosistema nacional desafía la crisis en 2022 y crece en 7.000 millones
  • El capital riesgo marca su segundo mejor año con 4.000 millones captados
Mesa redonda durante la presentación del estudio de K Fund, BBVA Spark, Endeavor España y GoHub Ventures.

A falta de conocer el impacto final de la caída de Silicon Valley Bank (SVB), que la industria emprendedora española espera "moderado y comedido", el ecosistema nacional de startups ha seguido creciendo y madurando en 2022 hasta alcanzar una valoración de 93.000 millones de euros, lo que implica un crecimiento en 7.000 millones y cuadruplicar su tamaño en apenas cuatro años (3,6 veces por encima de 2018). El valor de las empresas emergentes privadas se ha multiplicado por 1,3 en términos interanuales. Durante el año pasado España dio además la bienvenida a cuatro nuevos unicornios: Factorial, Fever, Domestika y TravelPerk, al alcanzar valoraciones de más de 1.000 millones de euros.

En un escenario de ralentización y enfriamiento del capital riesgo a nivel global tras varios años de valoraciones récord, España cerró en 2022 su segundo mejor ejercicio en inversión, superando los 4.000 millones de euros captados tras el récord absoluto cosechado en 2021 con más de 4.500 millones.

El ecosistema nacional muestra así una mayor resistencia que sus homólogos mundiales con una caída de la inversión del 15% desde 2021. "La corrección, respecto a la media europea, es menos pronunciada, dando muestra de una mayor resiliencia o de la madurez del ecosistema local", explicó Jaime Novoa, principal de K Fund, en la presentación del informe elaborado por Dealroom en colaboración con la citada gestora española junto a BBVA Spark, Endeavor España y GoHub Ventures.

"El 80% de las megarrondas en España se siguen cubriendo por inversores extranjeros, fondos europeos y americanos"

El creciente ecosistema innovador español ha llevado a España a ocupar el sexto lugar en Europa en cuanto a financiación de proyectos en etapas tempranas. Además las caídas de la inversión en otros mercados son más abultadas. Reino Unido ha bajado un 25%, EEUU el 33% y en Alemania los ajustes han sido del 44%. En base a estas cifras, España ocupa la decimosexto posición a nivel mundial en términos de inversión total captada en 2022.

Por su parte, Antonio Iglesias, director general de Endeavor en España, apunta que "estas cifras muestran cuánto ha madurado y se ha reforzado el ecosistema emprendedor español durante la última década. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer; es necesario que fundadores, inversores e instituciones sigamos apoyándolo para impulsar su crecimiento y convertirnos en uno de los líderes en innovación en Europa". 

Año récord en megarrondas

En 2022 el ecosistema tecnológico nacional ha batido otro récord más, en número de megarrondas de más de 100 millones de euros levantadas por compañías españolas, con un total de 11 megarrondas, una cifra mayor que la registrada entre la suma de los años 2020 y 2021. Entre ellas, destacan las captadas por Seedtag (250 millones de euros), Fever (206 millones de euros), Paack (200 millones de euros), Typeform (122 millones de euros), Impress (113 millones de euros), Factorial (109 millones de euros), Travel Perk ( 101 millones de euros), Civitatis ( 100 millones de euros) y Domestika (100 millones de euros). 

"En 2022 el ecosistema batió récord con 11 rondas de más de 100 millones de euros entre las que destacan Seedtag, Fever y Paack"

Por su parte, Roberto Albaladejo, Head de BBVA Spark, destaca que "el ecosistema emprendedor en España y América Latina está viviendo un gran momento con independencia del entorno económico global, gracias a emprendedores que están lanzando proyectos que serán las grandes empresas del futuro. Estamos orgullosos de que BBVA sea parte del ecosistema, con grandes oportunidades en áreas como la sostenibilidad, la digitalización y la tecnología".

El pico de valoraciones observado hasta finales de 2021 se ha trasladado de forma rápida a las rondas de financiación en fases maduras (series B, C, D), mientras en etapas semillas el impacto ha sido, asegura Novoa, inferior. "Las valoraciones han bajado, está claro, por comparables de cotizadas, y actualmente se sitúan en múltiplos desde 5 veces hasta 12 aunque todavía se siguen viendo rondas a 30, 40 y 50 en nichos más calientes y con valoraciones más elevadas".

El informe detalla también que los inversores nacionales y europeas suponen, de media, más del 60% de las rondas de financiación en fases iniciales en España (desde 2017). En concreto, la inversión en etapas tempranas alcanzó un máximo histórico de 1.800 millones de euros en 2022, como uno de los nichos más pujantes del ecosistema nacional.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud