Capital Riesgo

El 'osado' viaje del fundador de Glovo: Óscar Pierre se lanza al capital riesgo

  • El emprendedor barcelonés lanza Yellow, un fondo de 50 millones de euros
  • El nuevo vehículo invertirá en startups españolas y del Sur de Europa
Óscar Pierre, cofundador y CEO de Glovo

"Emprender un negocio propio es de lo más gratificante. Lo he aprendido de mi padre y mis abuelos, pero nunca he querido acabar siendo un directivo con corbata". La nueva etapa iniciada por el cofundador y CEO de Glovo no deja, como la citada confesión, indiferente a nadie. Óscar Pierre ha decidido dar el salto al capital riesgo con Yellow Fund, su propio fondo de venture capital dotado con 50 millones de euros.

El emprendedor barcelonés, que en 2021 cerró en plena nochevieja la polémica venta de Glovo a la germana Delivery Hero por 2.300 millones de euros, invertirá en startups españolas y europeas tras años de actividad como business angel. Su objetivo es inyectar entre 10 y 15 millones en compañías desde el mismo momento de su creación -etapa "semilla"- hasta rondas de financiación Serie A.

La crítica situación financiera de Glovo y sus últimos varapalos judiciales, -incluida la "histórica" sanción de 79 millones de euros impuesta por Trabajo por sus falsos autónomos-, no han enfriado los ánimos de Pierre. En la reciente ronda de una de sus compañías participadas, la startup barcelonesa Rever, ya dejó patente su debilidad por apoyar proyectos emprendedores.

ADN emprendedor

Nieto de los fundadores de Miquel Alimentació, a Pierre el espíritu emprendedor le viene de familia. Con el carisma y el empeño que caracterizan a este ingeniero aeronáutico, explicaba que asesorar e invertir en proyectos emergentes es "una forma de devolver al ecosistema emprendedor todo lo aprendido durante estos años". Los aciertos y los errores. El duro ajuste vivido en bolsa por la actual dueña de Glovo, la alemana Delivery Hero, tampoco trastoca sus planes. Ni el hecho de que, para este año, el unicornio fundado en Barcelona en 2015 anticipe unas pérdidas operativas de 330 millones. En 2021 perdió 474,8 millones, quintuplicando sus números rojos, pese a registrar una facturación récord de 590,9 millones de euros, un 64,2% más.

Aunque Yellow Fund aún está en una etapa embrionaria, Pierre quiere aportar, al menos, el 51% de su riqueza personal a "The Yellow Foundation". El resto procederá de "otros emprendedores de éxito que han construido empresas escalables". El nuevo fondo invertirá en startups en España y el sur de Europa y, de manera oportunista, en aquellas regiones donde Glovo está presente pero carecen de fondos para apoyar proyectos emergentes. "Durante los últimos años, he estado invirtiendo y asesorando a emprendedores en mi tiempo libre. Es mi pasión y en lo que creo, lo que planeo hacer, pero formalizándolo a través de Yellow", explica.

Pierre reconoce que aún no "domina las dinámicas de inversión en proyectos en etapas iniciales (early stage)", pero intenta pasar, al menos, una hora semanal hablando con equipos fundadores de startups en esta fase de crecimiento.

Pierre aportará el 51% de su riqueza personal a "The Yellow Foundation". El resto procederá de "otros emprendedores de éxito"

El cofundador de Glovo ha llegado a figurar en la lista Forbes de los jóvenes más influyentes del mundo por todo lo que ha supuesto Glovo en el panorama económico y social. Ahora que la empresa de mensajería vive, probablemente, sus horas más bajas, arranca Yellow Fund: su proyecto más personal y con el que da un paso al frente en el mundo de la inversión. "Creo que donde más valor puedo aportar es trasladando a los fundadores mi propia experiencia, intentando generar un sentimiento de hermandad y de empatía".

La retroalimentación forma parte del ciclo natural del ecosistema emprendedor. Según el manual de la historia perfecta, el colofón de este vertiginoso viaje al capital riesgo consistiría en identificar, al menos, una startup, española o europea, con la que Pierre pueda realizar una venta multimillonaria a terceros (exit), aunque siempre cabe la posibilidad de que la aventura acabe en fracaso. De entrada, Yellow Fund no es su primera incursión en el mundo de la inversión. El fundador de Glovo lleva muchos años como business angel activo respaldando a empresas como la firma de carne vegetal Heura, la plataforma de inversión Beanstock o la startup catalana Clevereaespecializada en seguros 100% digitales.

"Estos últimos años, he estado invirtiendo y asesorando a emprendedores en mi tiempo libre. Es mi verdadera pasión"

Con el desembarco "oficial" en capital riesgo, Pierre busca poner su granito de arena para impulsar el ecosistema emprendedor nacional y europeo. "Creo que el crecimiento de los ecosistemas empresariales es una de las palancas más obvias para acelerar el progreso, y un área en la que creo poder tener impacto. Además, como éste es mi proyecto personal, estaré más enfocado que nunca en lograr nuestra misión en Glovo. Nuestro camino por delante, ahora junto con DeliveryHero, es extremadamente emocionante. Convierte a Glovo en una de las marcas de entrega a domicilio más grandes, innovadoras y de mayor impacto positivo del mundo, y seguirá siendo mi prioridad y obsesión número uno".

Cada vez más emprendedores, con el paso del tiempo (y tras haber sellado alguna desinversión) se lanzan al mundo de la inversión. Consciente de que esta etapa es un desafío complejo, Pierre no quiere emprenderla en solitario. Busca un perfil para incorporar a su equipo. Un profesional con más de cinco años de experiencia en "banca de inversión, consultoría, private equity o venture capital", con quien iniciar este nuevo y osado viaje.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments