Retail - Consumo

Trabajo multa a Glovo con 79 millones por emplear falsos autónomos y la deja en una situación crítica

  • a empresa perderá más de 400 millones este año
  • Deberá regularizar a 10.600 trabajadores

Glovo se ha quedado en una situación financiera crítica por la contratación de falsos autónomos. Tras una inspección de Trabajo a raíz de varias denuncias en Madrid, Barcelona y Valencia y previa a la entrada en vigor de la Ley Rider, el Gobierno le ha impuesto una multa de 79 millones de euros, obligándole a regularizar a 10.600 de sus trabajadores. Las actuaciones de la Inspecciones fueron desarrolladas, en concreto, entre mayo de 2018 y agosto de 2021.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha acusado este miércoles a la compañía, en declaraciones a la prensa a su llegada a la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, de "vulnerar" los derechos laborales de sus trabajadores y de "obstruir" la labor de la Inspección de Trabajo, algo que ha calificado de "gravísimo" en un Estado social y democrático de Derecho, en el que las empresas "tienen que cumplir la ley". "Estamos ante una auténtica actuación de falsos autónomos y el peso de la ley va a caer sobre esta empresa, como ya ha caído con la Inspección", ha advertido la vicepresidenta, confirmando así una noticia adelantada a primera hora por la Cadena SER.

Números rojos

Glovo perdió en 2021 un total de 474,8 millones, quintuplicando así sus números rojos con relación al año anterior, si bien registró una facturación récord que se elevó hasta los 590,9 millones, un 64,2 % más. La compañía ya ha anticipado unas pérdidas operativas de 330 millones en 2022, con lo que situación ahora es sumamente complicada, teniendo en cuenta que podría perder más de 400 millones tras el pago de la multa.

La multa llega además apenas tres meses después de que Delivery Hero, que cotiza en la Bolsa de Fráncfort (Alemania), cerrará la operación de compra anunciada el pasado 31 de diciembre por la que controlará así el 94 % del capital de la empresa de reparto española. El Gobierno había dado el aval a la operación solamente cuando Delivery Hero se comprometió por escrito a cumplir con la Ley Rider, toda vez que Glovo ha seguido operando con repartidores autónomos desde la entrada en vigor de la norma, a diferencia de otros competidores suyos como Just Eat, que sí que están cumpliendo la ley.

En un comunicado, la cotizada alemana informó en julio de que había logrado el aval de las autoridades reguladoras medio año después de hacerse pública su intención de convertirse en accionista mayoritario de Glovo, empresa en la que ya participaba, pero no entró a valorar el compromiso adquirido.

"Nos hemos conocido, gustado y confiado el uno en el otro durante años: nuestros equipos comparten la misma visión y aún así podemos seguir aprendiendo mucho los unos de los otros intercambiando conocimiento y explorando sinergias tecnológicas y operativas", señaló el consejero delegado y cofundador de Delivery Hero, Niklas Östberg.

Tras meses de negociaciones, el Ministerio de Trabajo, los sindicatos CC OO y UGT y las patronales CEOE y Cepyme lograron cerrar a principios de marzo del año pasado un acuerdo para sacar adelante la denominada ley Rider, que establecía la presunción de asalariados de los repartidores autónomos en plataformas. La ley, publicada en mayo de 2021, recogía lo ya sentenciado por los tribunales, daba tres meses a las empresas para adaptarse a la nueva situación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud