Retail - Consumo

Trabajo avisa a Uber Eats de que será "implacable" para que se cumpla la 'Ley Rider'

La reacción del Ministerio de Trabajo a la noticia de que Uber Eats se plantea volver al modelo de repartidores autónomos no se ha hecho esperar y ha señalado que va a emplear todos los elementos para evitar que se burle el cumplimiento de la ley y que serán "implacables" ante los cambios que planean poner en marcha las empresas de reparto.

"Vamos a ser implacables con el cumplimiento de la ley. Lo haremos con los recursos que tengamos a nuestra disposición y sin descartar incluso exigir responsabilidades a aquellos que hacen uso de un sistema de reparto que vulnera la ley", ha asegurado el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey.

"Al igual que se ha hecho antes con otras empresas, se van a emplear todos los elementos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y se va a recurrir a todas las posibilidades al alcance del Ministerio de Trabajo y Economía Social para evitar que se burle el cumplimiento de la ley", añade el ministerio en su reacción.

Uber Eats estudia un nuevo modelo de reparto a domicilio que combine el contrato a terceros -como en la actualidad- con el trabajo con autónomos, a los que recurría antes de la entrada en vigor de la 'Ley Rider', según fuentes de la empresa. Los repartidores tendrían control sobre su trabajo, incluida la capacidad de fijar el precio de sus propias tarifas a cualquier hora.

La denominada 'Ley Rider', recuerdan desde Trabajo, establece la situación laboral de las personas trabajadoras dedicadas al reparto o distribución de cualquier producto de consumo o mercancía a través de plataformas digitales. "Se ha aplicado en todos los ámbitos desde su entrada en vigor y la valoración del Ministerio de Trabajo y Economía Social es que se trata de una legislación positiva, ya que incluso ha generado sindicalización con la firma de un primer convenio colectivo".

Con esta legislación se ha reconducido un trabajo que estaba sumido en la precariedad y se ofrecen garantías laborales, pese a que ha habido fuertes resistencias de alguna de las empresas afectadas, apuntan.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social estableció un dispositivo tras ser aprobada la ley para monitorizar su cumplimiento. Además, en el caso de la empresa Glovo, el nuevo inversor alemán tiene el compromiso explícito como condición de esa inversión de hacer cumplir la 'Ley Rider', concluyen.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

TEO
A Favor
En Contra

No quieren autónomos; o los eliminan por ley, aunque muchos trabajadores lo quieran como en este caso, o los suben impuestos, cotizaciones o crean centenares de leyes restrictivas del comercio, transporte o producción, con la escusa la radicalidad verde o sostenibilidad.

Eso si funcionarios, asesores, empresas públicas...creciendo cómo la DEUDA Y EL DÉFICIT PÚBLICO

Puntuación 6
#1
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Esto pasa cuando se legisla en contra de la realidad y del sentido común. Si además la ley está hecha por una mujer, es de seguro que hay ahí mucha tozudez y idiotez

Puntuación 4
#2
Asies
A Favor
En Contra

Y las inspecciones:

¿a empresas rentables pero pagan a sus trabajadores muy tarde (al día 20 del mes siguiente)?

¿las empresas que no pagan las horas extras?

¿los abusos de aerolineas como RyanAir?

¿el maltrato a miles de trabajadores de la hosteleria?

¿a funcionarios que no cumplen con sus horario o con niveles de productvidad muy baja? ....

Puntuación 0
#3