Canarias

Vivienda vacacional en Canarias: ¿tengo que hacerle test a mis turistas?

  • ¿Qué se debe hacer si da positivo y le tengo alquilada una habitación?
Imagen: Dreamstime.
Las Palmas de Gran Canaria

La gran duda que tienen los usuarios canarios de viviendas con alquiler vacacional o casas rurales. ¿hay que hacerle test a los viajeros? Es uno de los problemas del reinicio del mercado en las islas. Máxime cuando el Covid-19 arrancó en Canarias en febrero pasado por casas vacacionales de La Gomera y Agüimes, en el sureste grancanario. EN DIRECTO | Última hora sobre la pandemia

De momento, hay un vacío legal que preocupa a la patronal y a las autoridades de las islas. El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, ha considerado que la decisión del Gobierno de Canarias de exigir un test negativo en Covid-19 para los turistas que quieran alojarse en las islas es una medida "valiente, pero insuficiente", pues no se extiende al resto de viajeros. Una salida es que los controles se hagan en los aeropuertos pero hay dudas sobre quién asume el coste y, de otro, donde se debe ubicar un visitante que esté en el circuito de Airbnb o Booking.com y haya alquilado habitación en lugar de casa entera.

La patronal hotelera quiere que el Gobierno de Canarias saque partido al estado de alarma para implantar un mando único en el turismo con capacidad de organizar el mercado. Para Ashotel la nueva norma de Canarias afecta a viajeros peninsulares y canarios que regresan a las islas y que también, añade, tienen que tener algún tipo de control. "Es importante controlar la curva de contagios dentro de las islas pero una vez hecho el esfuerzo necesario para conseguirlo también ha hay que blindarse no sólo ante los turistas extranjeros, sino ante los viajeros nacionales que puedan venir de puertos y aeropuertos, es decir, aprovechar esta oportunidad y no dejar pasar de nuevo otro tren y es importantísimo que el Gobierno tome acción en este sentido", dijo el presidente de la patronal hotelera.

El Círculo Turístico de Canarias (CTC) ha acusado a las autoridades nacionales e isleñas de "falta valor y decisión" para implantar test de la Covid-19 que garanticen el destino del archipiélago y para controlar la propagación del virus en su territorio. A su juicio, se trata de acciones precisas porque "estamos hablando de jugarnos la temporada de invierno, que está a las puertas", después de meses de parálisis del sector tras los cuales "miles de empresas están al borde de la quiebra" y "miles de puestos de trabajo pueden desaparecer de un día para otro".

CTC subraya que habla en nombre de colectivos pertenecientes a sectores como ocio, comercio, restauración, vivienda vacacional o transporte, que consideran "absolutamente decepcionante observar cómo a estas alturas algunos partidos aún hablan de quién debe pagar los test o cuestionan ahora el modelo turístico, cuando no es el momento". En lugar de ello, reclama a los políticos que "despierten" ante la situación turística de las islas, tanto "del sector alojativo, que pende de un hilo", como "de toda la economía que arrastra, como comercio, restauración, ocio o inmobiliaria". Desde ese planteamiento, el CTC insiste en "la importancia que tiene tomar una decisión que no se puede alargar más" para garantizar "corredores turísticos seguros" con Canarias implantando los test en origen y destino de los visitantes.

El porcentaje de turistas que se alojan en alquiler vacacional en Canarias se situó en un 9,3% en 2018, un dato similar al de 2017

El porcentaje de turistas que se alojan en alquiler vacacional en Canarias se situó en un 9,3% en 2018, un dato similar al de 2017, que fue del 9,2%. En 2018, por ejemplo, 15.559.786 visitantes que llegaron a Canarias en 2018, 1.454.362 escogieron utilizaron esta modalidad turística, 13.782 menos que el año anterior. En cuanto a las viviendas y camas ofertadas, en 2018 se cuantificó 32.832 viviendas de alquiler vacacional, 1.157 más que 2017, que agruparon 139.607 camas, lo que supuso 8.575 camas más que el año 2017. Del total de camas, 5.403 se ofrecen en habitaciones, el 18,6% (1.236 camas) menos que el año 2017.

Antes de la pandemia Airbnb tenía una cuota del 34,6% y un total de 24.868 anuncios, mientras que Homeaway, de Expedia, acumula una cuota del 24,1% y un total de 17.377 anuncios. La fuerte irrupción de Booking, con 11.178 anuncios el año pasado, muestra una tendencia de aumento. La oferta total de alojamiento en Canarias, entre inscritas y no inscritas, se estimó en 2018 en 553.634 camas, de las que las viviendas vacacionales representaron el 25,2%, lo que supuso un aumento del 2,3 con respecto al año pasado, cuando representaban el 22,8%.

Por islas, Tenerife sigue siendo la isla que más camas de viviendas vacacionales concentra, con 54.168 integradas en 12.696 viviendas, es decir, el 38,8% de la oferta total de Canarias. Gran Canaria, con 31.221 camas, 7.465 viviendas y el 22,3% de la oferta del archipiélago, es la que tiene el menor porcentaje respecto al total de la oferta de alojamiento de la isla, con el 19,3%. Mientras, El Hierro pasa a ser la isla que mayor porcentaje de viviendas vacacionales concentra respecto al total de su oferta, con un 62,37% y 1.291 camas repartidas en 324 viviendas vacacionales. Lanzarote sigue siendo la tercera isla en esta modalidad turística, con 27.516 camas en 6.222 viviendas, seguida por Fuerteventura, con 16.382 camas en 3.742 viviendas y La Palma, con 6.547 camas y 1.725 viviendas, mientras que La Gomera cuenta con 2.482 camas y 658 viviendas.

En cuanto al precio medio de alquiler de viviendas vacacionales, éste se situó en 88,4 euros en 2018, 11 euros menos que la media del año 2017, que fue de 99,9 euros. Las islas con mayor precio medio de alquiler de viviendas vacacionales son Lanzarote, con 108,7 euros por noche, lo que supone un ligero aumento respecto a 2017, cuando el coste fue de 106,67 euros, y Gran Canaria, con un precio medio de 95,2 euros por noche, es decir, 10 euros menos que el año anterior, cuando el precio era de 105,3 euros. Tenerife, con un precio de 81,5 euros, ofrece el menor precio medio de las cuatro islas con más turistas, con una bajada del 19,8% respecto a 2017, cuando el coste alcanzaba los 100,2 euros. Excepto Lanzarote, con una mínima subida del precio medio del 0,75% respecto al año anterior, el precio medio bajó en todas las islas. La plataforma que más creció en 2018 fue Rentalia, con un aumento del 135%. Las dos principales plataformas, Airbnb y Homeaway, acumulan el 58,7% de la cuota de oferta anunciada frente al 55,7% del año 2017.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.