Canarias

La receta de REE en Canarias contra los apagones: hidroeléctricas

  • En 2018 el PSOE instó el lanzamiento de una central de 207 MW en Erjos
Imagen: Dreamstime.
Las Palmas de Gran Canaria

La central hidroeléctrica de Chira-Soria librará a Gran Canaria del riesgo de sufrir ceros energéticos como los que ha sufrido Tenerife, que ya piensa en su propio salto de agua.

Es la receta que prepara Red Eléctrica de España (REE) para la isla de Tenerife. La empresa ha anunciado el impulso a los plantes de Tenerife con la experiencia grancanaria. En 2018 el PSOE de Tenerife instó el lanzamiento de una central hidroeléctrica de Erjos, en la zona de la Isla Baja de la isla, que, con una potencia de 207 megavatios (MW) podría cubrir casi el 40% de la energía que se consume en la isla. Sería una inversión de unos 300 millones de euros y un salto de 1.000 metros. En Gran Canaria el proyecto de REE cuenta con el respaldo financiero del BEI.

El director de Operaciones de Red Eléctrica de España en Canarias, Eduardo Prieto, ha anunciado esta semana que la compañía estudia la implantación de una central en Tenerife, el director técnico de Chira-Soria, Yonay Concepción, o el presidente de la Asociación Eólica de Canarias (Aeolican), Rafael Martell.

Prieto ha asegurado en la jornada técnica de Canagua del Cabildo de Gran Canaria La transición ecológica de Gran Canaria, el modelo Chira-Soria la apuesta de REE por el desarrollo de herramientas innovadoras para generar energía en las islas. En esta jornada se ha destacado que la central que se proyecta entre las dos presas de Gran Canaria permitirá ejecutar 908 MW de energías renovables que ya tienen autorización para su implantación, lo que redundará en que más de la mitad de la energía sea de origen limpio en esta isla, afirma su Cabildo en un comunicado.

La central que se proyecta entre las dos presas de Gran Canaria permitirá ejecutar 908 MW de energías renovables que ya tienen autorización

Los intervinientes en estas jornadas han coincidido en que la descarbonización de Gran Canaria "necesita, ineludiblemente, de un sistema de almacenamiento que garantice el suministro, integre las renovables y de seguridad al sistema, lo que pasa por el salto de agua". Este almacenamiento, han concluido, "deberá ser una combinación de baterías y bombeo, con Chira-Soria en la corona, el sistema que usa el planeta, ya que el 96% de la energía almacenada en el globo se realiza a través de sistemas hidroeléctricos". A ello se suma que su durabilidad está establecida en torno a 75 años, mientras que las baterías, además de usar litio y cobalto, entre otros materiales contaminantes procedentes de países en situación de conflicto, tienen una vida de 15 años, aunque aún está por ver, han apostillado.

Además, han resaltado que con la llegada de Chira-Soria las plantas eólicas no tendrán que parar la producción, pues aprovechará la energía para subir agua a la presa alta y la dejará caer cuando se necesite, por lo que actuará de acicate para que a los 908 MW ya aprobados, 180 de ellos ya instalados, se sumen nuevas peticiones de instalación. La estimación es que en el 2026 la penetración sea aún mayor que ese 51% previsto con la potencia autorizada.

"Todas las actuaciones necesarias para la transición deben estar fundamentadas en unos costes sostenibles", subrayó Martell. "De nada nos sirve pensar solo en el medio ambiente si entramos en un déficit de tarifa insostenible, como sucedió en el pasado. Por eso todas las acciones deben ser razonables desde lo económico y no nos vale una transición energética que la tengan que pagar las siguientes generaciones".

"De nada nos sirve pensar solo en el medio ambiente si entramos en un déficit de tarifa insostenible, como sucedió en el pasado"

Los emplazamientos que el Cabildo de Tenerife detectado son: Los Campitos-Jagua; Valle Molina-El Campanario; Los Rodeos-El Campanario; Huerta Bicho-Guayonge; Aguamansa-Charca de Ascanio; La Lora-Costa Realejos; La Florida-Buen Paso; Reventón-Costa Icod; El Tanque-Sibora; El Palmar-Ravelo; El Patio-Tamaimo; Lomo del Balo-Playa San Juan; Trevejos-Cabo Blanco; Trevejos-Guargacho; El Río-La Mareta (2); Chifira-Los Roques; Los Zarzales-Las Bajas; Los Eres-Polígono de Güímar, y Birmagen-Montaña de Taco. Y los saltos de Vergara-La Guancha; Aripe-Lomo del Balo; Las Llanadas-Cruz Santa, o Altos Icod-El Reventón.

En La Gomera hay estudios en la misma línea. ITC ha planteado varias propuestas dirigidas al objetivo de 'La Gomera, 100% renovable' y que se centrarán en maximizar la penetración de las energías renovables en la red eléctrica insular, implantar microrredes, instalar centrales hidroeléctricas reversibles y habilitar sistemas de almacenamiento energético, entre otras acciones.

En lo que se refiere al agua, las actuaciones que propone el ITC se centran en la evaluación y búsqueda de solución a las necesidades de saneamiento y depuración en núcleos relativamente aislados. Además, permitirán también la optimización energética del ciclo del agua en La Gomera. Entre los posibles proyectos que se estudiarán para su posterior puesta en marcha destaca la electrificación con microrredes o con autoconsumo fotovoltaico a 64 núcleos poblacionales de la isla. Para ello, se analizará la posibilidad de presentar una nueva propuesta a la Comisión Europea dentro de la convocatoria Horizonte 2020. Gracias a este proyecto se conseguiría reducir el consumo de combustible fósil en estos núcleos de población y aprovechar al máximo las energías renovables.

Otra de las iniciativas planteadas por el ITC es la elaboración de un proyecto para un sistema de bombeo eólico-fotovoltaico para la distribución de agua, que permitiría el trasvase desde los pozos hasta los centro de consumo de La Gomera.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.