Banca y finanzas

La ley hipotecaria, más cerca: estos son los 16 cambios que trae la nueva norma

El texto que conforma la ley hipotecaria ha pasado hoy el penúltimo trámite. La comisión de Economía y Empresa del Congreso aprobó por 29 votos a favor, 7 en contra y una abstención el informe de la ley, que a partir de hoy se remitirá al pleno de la Cámara para su tramitación. Así, si se cumplen las fechas, los diputados votarán la nueva ley el próximo 20 de diciembre, con la intención de que llegue al Senado en el mes de febrero. El objetivo es dar luz verde a la nueva normativa antes de que finalice el primer trimestre del año. Esto son los puntos clave:

1- Los bancos que suscriban una hipoteca pagarán el impuesto de Actos Jurídicos Documentos (AJD), las primeras copias del notario, los gastos del registro y de la gestoría, mientras que el cliente pagará segundas copias del notario y los gastos de tasación.

2- Para llevar a cabo una ejecución se amplían a 12 las cuotas impagadas o el 3% del capital principal prestado en la primera mitad de la vida del préstamo, y de 15 cuotas y el 7% en la segunda mitad del crédito.

3- Se eliminan las cláusulas suelo y será voluntaria la dación en pago si así lo establecen las partes, aunque no se contempla la obligación de garantizar la responsabilidad patrimonial al bien hipotecado.

4- La ley establecerá una disposición adicional para que la nueva cláusula de vencimiento anticipado no afecte a los embargos actualmente suspendidos y pendientes de resoluciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y no recoge la prohibición de los desalojos forzosos sin alternativa habitacional para colectivos vulnerables.

5- Las comisiones de amortización anticipada para hipotecas de tipo fijo bajarán a la mitad y serán del 2% durante los 10 primeros años y del 1,5% a partir de este período, mientras que el cliente deberá elegir el tipo de amortización a tres o cinco años cuando su hipoteca sea a tipo variable, cuyas comisiones serán del 0,25% o del 0,15%, respectivamente.

6- El cliente podrá contratar con otra entidad diferente a la que le concede el préstamo los seguros o pólizas de hogar, vida o protección del crédito siempre que cumpla los requisitos que marca el contrato y el prestamista no podrá cobrar comisión o gasto alguno por el análisis de estas pólizas.

7- El cliente podrá subrogar sin costes y libremente su hipoteca, y entre las entidades se establecerá un mecanismo de compensación basado en los intereses cobrados y los pendientes de cobro vinculados al coste por los gastos de constitución de la hipoteca.

8- La entidad no podrá cobrar comisiones por novación en el préstamo.

9- Las cajas rurales y las cooperativas de crédito, exentas actualmente de pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, podrían abonarlo en el caso de que concedan un préstamo.

10- El banco dará al cliente 10 días para analizar la información precontractual de los préstamos inmobiliarios antes de firmarlos.

11- El Código de Buenas Practicas bancario será permanente para que las entidades tengan que aplicarlo a todos los préstamos y no solo a los firmados antes de 2012.

12- El banco deberá ofrecer una ficha estandarizada para que el cliente pueda comparar las condiciones hipotecarias que le ofrece cada entidad.

13- Se creará una Autoridad Independiente que vele por la protección y transparencia en la contratación inmobiliaria y se reforzará la supervisión bancaria que garantice la solvencia del hipotecado.

14- La comisión por interés de demora se ha quedado en el interés remuneratorio más el 2 % frente al triple del interés legal del dinero que dictaba el proyecto de ley del PP.

15- Los tasadores serán independientes y pueden ser no sólo sociedades de tasación sino también personas físicas. Además el cliente podrá elegirlo.

16- Los trasteros, garajes u otros elementos que sin constituir vivienda como tal cumplan una función doméstica también serán considerados inmuebles.

Luz verde al nuevo texto

Los distintos representantes de los partidos políticos votaron hoy en la comisión del Congreso las enmiendas vivas de los grupos que por desacuerdo en el debate no se incorporaron al texto de la norma. En total, se votaron 50 enmiendas, de las que sólo cuatro salieron adelante.

El diputado del grupo popular, Carlos Floriano, lamentó que la nueva ley hipotecaria no incorporara en el texto que el nuevo tipo del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) sea cero. A su juicio, tal y como defendió en la comisión, la banca tiene que pagar a partir de ahora el tributo pero realmente se lo trasladará al ciudadano con mayores tipos o comisiones. Además, instó al Gobierno central a reformar la ley del Impuesto de Sociedades ya que las entidades podrán deducirse el abono del AJD, que ya trasladan a los consumidores con el encarecimiento de las hipotecaS. El PP presentó también una enmienda para incentivar la canalización de fondos privados hacia proyectos de construcción o rehabilitación de inmuebles eficientes energéticamente que fue rechazada. No obstante, Floriano aseguró que el texto aprobado es mejor que el inicialmente registrado en la cámara. "Posiblemente no es la ley de ninguno de los grupos, pero sí es la ley de todos", esgrimió.

El diputado del grupo socialista, Gonzalo Palacín, también se mostró a favor del nuevo texto porque incorpora numerosas propuestas con amplio consenso. Entre ellas, Palacín destacó el reparto de gastos hipotecarios que recae en su mayoría sobre el banco, la creación de un mecanismo de compensación de gastos entre las entidades cuando se produce una subrogación del préstamo, la reducción de intereses de demora, la eliminación de las cláusulas suelo o la ampliación del periodo y cuota impagada para la ejecución de una vivienda.

Por su parte, desde el grupo Ciudadanos, Rodrigo Gómez, reconoció que la nueva ley era necesaria para acabar con las malas paxis y abusos que se han dado por parte de la banca durante el boom inmobiliario. "No es la ley que nos hubiera gustado, pero sí es distinta al proyecto que llegó a esta cámara", valoró. El partido llevó a votación una enmienda para rebajar a dos veces el interés legal del dinero el tipo de interés de demora (tal como ha fallado el Tribunal Supremo), que en la nueva ley se fija a tres veces el interés legal del dinero. Los grupos votaron en contra de la propuesta. Ciudadanos presentó otras dos enmiendas, una para multar a la banca que da crédito irresponsable sin analizar la solvencia del cliente y otra para prohibir los préstamos multidivisa, que también fueron rechazadas.

Rafael Mayoral, diputado del grupo Podemos, fue el más crítico con el texto. De hecho, el partido se posicionó en contra del informe de la nueva ley en la votación. Mayoral destacó que la nueva ley no aborda la dación en pago y el alquiler social, la cancelación de la deuda al entregar la vivienda, los desalojos forzosos con alternativa habitacional o la abusividad de los préstamos basados en el IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios).

"Hemos malogrado una buena oportunidad para mandar el mensaje de que el Estado está al lado del consumidor frente a las entidades financieras. Este texto no lo hace, no cumple ni siquiera las sentencias de Europa", lamentó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0