Banca y finanzas

Bankinter se refuerza en Irlanda para saltar desde las hipotecas y el crédito al consumo a productos de ahorro

  • Se constituye como sucursal bancaria en el país
  • Este movimiento permitirá operar también en depósitos y ampliar al resto de productos
Una sucursal de Bankinter

Bankinter da un paso más en su estrategia de negocio en Irlanda y busca ampliar su catálogo de servicios en el país desde las hipotecas y los créditos al consumo a otro tipo de productos financieros, como los depósitos o la inversión. Para ello, ha puesto en marcha los trámites administrativos para la constitución de la nueva sucursal con la que el banco operará en ese país bajo marca propia, ha comunicado la entidad este mismo viernes. Mientras tanto, mantendrá la estrategia de negocio actual y seguirá operando en el país bajo la marca Avant Money.

Bankinter empezó a operar en Irlanda en mayo de 2019 a través de Avant Money, una sociedad dedicada al negocio de los préstamos al consumo y regulada por el Banco Central de Irlanda como entidad de pago, entidad de crédito minorista y distribuidora de seguros. En septiembre de 2020, Bankinter incorporó a esa estrategia el negocio hipotecario. A cierre del primer trimestre de 2024, la cartera hipotecaria en Irlanda ascendía a 2.400 millones de euros, un 53% más que hace un año.

Este nuevo movimiento para crecer en el país se llevará a cabo en varios pasos: primero, la compra por parte de Bankinter a su filial Bankinter Consumer Finance de la totalidad de las acciones que componen el capital de Avant Money, convirtiéndose así Bankinter en accionista único de la sociedad en Irlanda. A posteriori, constituirá Bankinter Irlanda, a la que se adscribirán todos los activos, pasivos, derechos y obligaciones y que servirá como pata clave para ampliar las operaciones al mercado de depósitos y ahorro de clientes.

Con esta operación, Bankinter tiene como objetivo aprovechar la actual estructura operativa de Avant Money, reduciendo así el coste y mejorando la eficiencia, señalan desde la propia entidad. Además, aspira a optimizar la experiencia de los clientes irlandeses con una propuesta amplia de productos y servicios financieros, y seguir diversificando las fuentes de ingresos que sustentarán el crecimiento futuro del grupo.

Crecimiento en Irlanda

La adquisición de la sociedad irlandesa supuso para Bankinter un importante crecimiento internacional. La entidad incorporó así 130.000 clientes y una cartera de 290 millones de inversión en tarjetas revolving, o de pago aplazado, y 105 millones de euros en préstamos personales.

Actualmente, la cartera de inversión de Avant Money, la marca actual con la que la entidad opera en Irlanda, es de 3.300 millones de euros, de los que 2.400 millones son hipotecas, y el resto, 900 millones de euros, Consumo, con una ratio de morosidad en conjunto del 0,34%. El beneficio antes de impuestos de este negocio en este primer trimestre del año fue de 9 millones de euros. La ratio de eficiencia de esta actividad es del 43,3%. Actualmente, la entidad presta servicios a, aproximadamente, 200.000 clientes en la República de Irlanda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud