Banca y finanzas

González-Bueno y Oliu rebajan su sueldo y ganan 1,79 y 1,7 millones como CEO y presidente de Sabadell

  • Propone a Ana Colonques como nueva consejera independiente
Josep Oliu y César González Bueno, presidente y CEO de Sabadell.

La nueva política de retribuciones de Sabadell llevó a una rebaja en los sueldos de sus principales ejecutivos en 2023 pese a conseguir cifras de beneficios récord. César González-Bueno ganó 1,79 millones como consejero delegado de Banco Sabadell en 2023 y Josep Oliu, 1,7 millones como presidente no ejecutivo. Así lo refleja el informe de remuneraciones que la entidad catalana ha enviado este mismo viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Estas cifras suponen una rebaja respecto a las del año anterior que, en el caso del primer ejecutivo, es del 27,4 % por la aportación de 600.000 euros a su plan de pensiones. En el caso del presidente, la rebaja es del 3,62% en el caso del presidente.

En el caso del consejero delegado, esta cifra se divide en 75.000 euros de remuneración fija, 25.000 a modo de dietas como consejero, 1,103 millones de euros en concepto de sueldo como primer ejecutivo (que se ha visto rebajado desde los 2 millones del año anterior) y 264.000 euros como retribución variable a corto plazo (que crece desde los 170.000 euros de un año antes). A ello hay que sumar 31.000 euros que se corresponden con el apartado de otros conceptos. Además de esta parte en efectivo, cuenta con acciones que le fueron entregadas como parte de su retribución y que suman otros 298.000 euros.

Por su parte, el presidente no ejecutivo del banco recibió 1,57 millones por su puesto en el consejo a la que se le debe sumar 25.000 euros a modo de dietas. También se añaden 19.000 euros de variable a corto plazo y 20.000 de la variable a largo. Más allá de las cuantías en efectivo, también cuenta con una parte de la remuneración en acciones que suman otros 64.000 euros.

Cambios en la política de retribuciones

La entidad modificó la política de retribuciones de la cúpula de la entidad en la última junta de accionistas. Así, rebajó la remuneración fija del consejero delegado hasta los 1,9 millones de euros. De ellos, 300.000 euros brutos, deben ser "una reinversión sistemática en la compra de acciones del banco", señalaron entonces. Estas acciones no podrán ser vendidas por el primer ejecutivo de la entidad en un plazo de cinco años o hasta la fecha de su cese en el banco en caso de producirse con anterioridad.

Además, 300.000 euros son aportados directamente a planes de previsión social, de los que el 15% son considerados beneficios discrecionales de pensiones. Con esta variación del esquema retributivo del consejero delegado se modifica su mix de Variable/Fija, pasando de un 60% a un 88,7% de variable, y se incrementa la ratio de retribución a riesgo sobre la retribución total, pasando de un 37,5% a un 55,6%.

Dividendo complementario y nueva independiente

Además del informe de retribuciones, Sabadell hizo pública la convocatoria de junta de accionistas que se celebrará el próximo 10 de abril en Alicante. En ella se aprobará, además de como viene siendo habitual las cuentas de 2023, la propuesta de aplicación de resultado y el reparto de un dividendo complementario de 3 céntimos por acción con cargo al ejercicio pasado. Además, se reelegirá a la independiente Mireya Giné y se propondrá el nombramiento de Ana Colonques para ocupar también una silla de independiente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud