Banca y finanzas

Sabadell lanza un nuevo plan de eficiencia para TSB pero descarta su venta

  • El impuesto detraerá 190 millones este año
César González-Bueno, CEO de Sabadell.

Banco Sabadell lanza un nuevo plan de eficiencia para su filial británica, TSB, pero descarta su venta. La entidad catalana consiguió llevar a beneficios a esta parte de su negocio tras una profunda reestructuración que se ha alargado durante años. Ahora, y con un beneficio neto de esta pata del negocio de 175 millones de libras, un 70,9% más en la comparativa interanual, se ha reservado 53 millones de libras para este nuevo plan de eficiencia.

En este sentido, César González Bueno, consejero delegado de la entidad, señaló durante la rueda de prensa de presentación de resultados, que se centrará en conseguir una mayor eficiencia en costes administrativos, lo que conllevará cambios en la "gestión de personas y las subcontrataciones", con el foco en "dejar de hacer cosas que no eran necesarias".

Así, Sabadell aspira a que el cost to income de TSB se quede en el entorno del 60% desde el 70% actual, enfocándose así en la aceleración de su actividad principal, la vinculada a la comercialización de hipotecas, en la que ha estado históricamente especializada.

González-Bueno apuntó que están contentos con el desempeño de esta parte de la entidad, que "está produciendo una rentabilidad superior a la del grupo". En este sentido, y tras los vaivenes sobre una hipotética venta hace casi cuatro años, ha descartado colgarle ahora el cartel de se vende. "De prepararlo para la venta, nada", reiteró.

Tanto es así, que el consejo delegado descartó cualquier tipo de operación corporativa, "nuestro perímetro nos gusta y uno de nuestros éxitos ha sido no distraernos con eso", apuntó. "Todos los bancos están bien capitalizados, son solventes, todos tienen intención de seguir en solitario. No hay visibilidad de operaciones a corto plazo", aclaró, pero puntualizó que si hubiera algo en venta, "lo miraríamos".

190 millones por el impuesto

Más allá de TSB y las operaciones corporativas, Sabadell tiene que hacer frente este año al pago de 190 millones de euros como consecuencia del impuesto extraordinario al sector. En este sentido, el primer espada de la entidad evitó comentar al respecto de la posibilidad de que este se convierta en permanente.

De cara a este 2024, Sabadell espera mejorar sus cifras, con un nuevo récord de beneficios y una mejora en el margen de intereses. "El margen de intereses en 2024 todavía va a seguir creciendo, no al ritmo de 2023, pero sí crecerá a dígito simple", apuntó. En ingresos no financieros, esperan un descenso de un dígito medio, como consecuencia de un descenso de un dígito medio en el lado de las comisiones y al fin de lo pagos a la FUR y los fondos de garantía de depósitos. En el lado de los costes, crecerán un 2,5% y el coste del riesgo mejorará con respecto a 2023. En la rentabilidad, se quedará en el entorno del 11,5%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud