Banca y finanzas

CaixaBank mantendrá la sede en Valencia por "sus depositantes y accionistas" frente a las presiones de Junts

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar. Guillermo Lucas
Valenciaicon-related

CaixaBank insiste en su "vocación de permanencia" en Valencia, pese a las pretensiones de Junts de forzar el retorno de las empresas catalanas. Además, en pleno rearme de la presencia del Estado en empresas consideradas estratégicas, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, rechazó que en el caso del banco participado por el Frob esté habiendo interferencias por parte del Gobierno y de los políticos.

El presidente y el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, dedicaron parte de la presentación de los resultados anuales del banco a recalcar que su intención es continuar en Valencia. En plena tormenta política por el acuerdo de los socialistas y Junts para la vuelta de las sedes de empresas catalanas que dejaron esa comunidad con el procés, como la propia CaixaBank. Goirigolzarri fue tajante al descartar una vuelta a Barcelona.

"En el primer consejo de administración de la nueva CaixaBank tras la fusión con Bankia dijimos que estábamos en Valencia con vocación de permanencia. Eso no ha cambiado y pensamos lo mismo", señaló. El presidente de CaixaBank aseguró que "no nos sentimos presionados" por los anuncios del partido independentista y su acuerdo para la investidura, en el que llegó a plantear hasta sanciones a las empresas que no regresasen.

La entidad defendió que la continuidad en Valencia "es así porque lo consideramos lo mejor para nuestros depositantes y accionistas", según su presidente. "Es un lugar extremadamente equilibrado", señaló Goirigolzarri, que al ser cuestionado sobre por qué motivos era mejor la capital valenciana añadió que "cualquier lugar no reúne las condiciones de origen que tiene Valencia, nos ha acogido magníficamente y estamos muy cómodos".

Ante las continuos repreguntas sobre la polémica por el plan para que las corporaciones que dejaron Cataluña regresen el responsable de la entidad financiera aseveró "no hemos participado en ninguna conversación sobre el regreso de la sede".

Inversiones estatales estratégicas

El presidente de la entidad también habló sobre la presión política sobre las empresas. "Nosotros no estamos teniendo ningún tipo de injerencias políticas en la gestión de CaixaBank. Eso ha sido así desde la fusión y lo fue también antes", declaró Goirigolzarri durante la presentación de los resultados en Valencia ante las preguntas por la decisión de Gobierno de Pedro Sánchez de hacerse con un porcentaje de Telefónica y el pacto entre los socialistas y Junts para incentivar el regreso de compañías que salieron de Cataluña.

El presidente de CaixaBank marcó distancias entre la anunciada inversión del Gobierno en Telefónica y la del Frob en CaixaBank. "La participación en Telefónica y la de CaixaBank son dos casos muy distintos", aseguró.

El ejecutivo recordó que el Frob está en el accionariado Caixabank porque "estaba en Bankia por el rescate de la crisisi financiera en 2012. Goirigolzarri insistió en que la salida del Fondo controlado por el Estado "es una decisión que debe tomar el Frob y el Gobierno. "Es cierto que tiene una fecha de salida que ha ido moviendo". Además recordó que ese "origen" también fijaba la no permanencia en el capital.

Tanto Goirigolzarri como el CEO del banco, Gonzalo Gortázar, alabaron a Telefónica y su posicionamiento empresarial. "Es una compañía muy atractiva bien gestionada", valoró Gortázar, que añadió que "es bueno el interés inversor" en su acción. "El Estado piensa que Telefónica es una compañía estratégica y en otros países europeos así lo piensan también, no debemos leer más allá de lo que está a la vista", comentó el CEO, que apuntó que no prevén modificar su estrategia como accionista del operador.

Más beneficios

Goirigolzarri y Gortázar realizaron estas declaraciones durante la presentación de resultados del banco en 2023. La entidad obtuvo un beneficio neto de 4.816 millones de euros durante el pasado ejercicio, un 53,9% más, gracias al impulso de la subida de tipos y el negocio con clientes. Así, la escalada de tipos y la buena evolución comercial se tradujo en un aumento del 54,3% del margen de intereses. Los ingresos brutos o ingresos core aumentaron un 28,3% favorecidos también por el resultado del negocio asociado a los seguros (+19,6%) y de las participadas (+26,4%); mientras que el aumento por gastos de personal y generales se limitó al 4,7% y un 6,1%, respectivamente.

Su incremento compensó la caída del 5,1% en las comisiones, lastrado por la eliminación del recargo a grandes empresas por custodiar sus depósitos con la subida de tipos y las bonificaciones a clientes vinculados.

El banco también anunció que distribuirá 2.890 millones entre los accionistas con cargo a las cuentas de 2023, con el reparto de un 60% del resultado. Además de un nuevo programa de recompra de acciones. Para ello llevará a su junta el abono de un dividendo en efectivo de 0,3919 euros brutos por acción, y cambiará su política de retribución donde fijará un pay out del 50-60%, pagadero mediante dos abonos en efectivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud