Banca y finanzas

La banca recupera los regalos para retribuir depósitos y captar clientes

Un Iphone como los que regala la banca.

Ni vajillas ni cuberterías ni una baraja de cartas para jugar en la playa. Los regalos que antaño hacían los bancos para captar o fidelizar clientes pasaron a la historia casi al mismo tiempo que los tipos de interés entraron en un terreno negativo nunca visto hasta entonces. Ahora, con la normalización del precio del dinero y la llegada de la Navidad las entidades han empezado a recuperar tímidamente este tipo de retribuciones en especie centradas, principalmente, en ocio y tecnología. Y es que, pese a que el sector siempre promulga que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, los buenos resultados que daban entonces este tipo de ofertas comerciales han animado a varias de ellas a recuperarlas.

La primera en devolver a su escaparate la retribución en especie es Kutxabank, que la semana pasada y aprovechando el inicio de las fechas navideñas, lanzó una campaña asociada a sus depósitos a través de la que ofrecerá cuatro tipos de regalos para imposiciones desde 3.000 euros hasta los 18.000 euros y con plazos que varían de 6 a 18 meses. ¿Cuáles son esas categorías? Electrodomésticos, ocio y viaje, tecnología y transporte sostenible.

Por su parte, otras como BBVA, han decidido aprovechar la cercanía de las fechas festivas para lanzar como una apuesta más en su oferta a las familias a través de los nuevos clientes menores de edad que se incorporan al mundo bancario. Para ello, regalan un iPhone SE3 a aquellos que abran una cuenta para sus hijos de entre 12 y 17 años. Esta oferta está disponible desde el pasado 27 de noviembre y hasta final de enero.

Los sorteos están de moda

Entre las grandes entidades, también destacan aquellas que, si bien no hacen un regalo directo a todos los que contraten un determinado producto de su escaparate, sí que les dan la posibilidad de entrar en un sorteo. En este sentido, CaixaBank, que suele estudiar este tipo de promociones y las ha mantenido en el tiempo, rifa también iPhones entre quienes realicen aportaciones a un plan de pensiones o las traspasen desde otra entidad. En la campaña de captación de nóminas abierta este año ofrecía televisores de alta gama a quien llevase sus ingresos o, alternativamente, y en caso de que el cliente no lo quisiera, una remuneración por sus ahorros.

En este mismo sentido, Openbank, la filial digital de Santander, también ofrece varios sorteos. Por actualizar los datos de cliente, la firma rifa tres Microsoft Surface; por darse de alta en la sección de descuentos Open o haberlos utilizado, tres Apple Watch Ultra 2; o dinero en efectivo, con hasta 250.000 euros por aportar 5.000 a un depósito. Además, han lanzado la promoción especial para Navidad Calendario de Adviento por la que con cada compra por importe mínimo de 10 euros se consigue una participación en el sorteo del día, con premios desde un viaje o algún producto con temática viajera.

De la remuneración al efectivo

La estrategia de las diferentes entidades para con los depósitos desde el inicio de la subida de los tipos de interés hace ya más de un año ha pasado por diferentes fases. La primera de ellas se centró en la captación de clientes a través de dinero en efectivo cuyas cuantías varían sobre manera en función de la entidad y la tipología del producto.

El segundo paso, no siempre independiente del primero, pero en el que todavía se encuentran gran parte de las entidades que operan en nuestro país, tiene que ver con la retribución a través de un porcentaje de las cuantías depositadas en la entidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud