Banca y finanzas

El BCE da el visto bueno a Isidro Rubiales y Unicaja cierra la etapa de Menéndez

Unicaja cierra etapa con Manuel Menéndez, consejero delegado de la entidad tras su fusión con Liberbank, con la aprobación preceptiva del Banco Central Europeo (BCE) para que entre en el consejo Isidro Rubiales. Aún debe reunirse el consejo de administración para ratificar su posición en el cargo de número dos de Manuel Azuaga, algo que debería ser un mero trámite tras la reconfiguración del máximo órgano de administración, y  se espera que tenga lugar en los próximos días.

El acuerdo de cese del primer ejecutivo comunicado en junio ya detallaba que su salida sería instantánea cuando Rubiales consiguiese el preceptivo permiso del BCE, algo que Unicaja ha comunicado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Mientras tanto, Menéndez ha continuado al frente de la entidad de manera interina.

El BCE, según el hecho relevante, ha expedido también las autorizaciones regulatorias exigibles para que se incorporen al consejo en calidad de independientes de Antonio Carrascosa, ex director general del Frob; Rocío Fernández Funcia, quien ocupa un cargo análogo en los consejos de Cofides y Avanza Previsión, e Inés Guzmán Arrue, que ha desarrollado su carrera profesional en Accenture durante 25 años en diferentes puestos de responsabilidad. Quedaría solamente pendiente el permiso para Nuria Aliño Pérez, alta directiva en el Banco Mundial.

El banco se había quedado con apenas 11 vocales de los 15 que componen su máximo órgano de administración al acusar cuatro bajas de independientes con la salida de la presidenta de Microsoft España, María Garaña, en el pasado mes de enero, a la que siguieron después las vacantes dejadas con la no ratificación en sus puestos de Isidoro Unda y María Teresa Costa en la junta de accionistas que celebró la entidad el pasado mes de marzo, y la posterior dimisión de Jorge Delclaux.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud