Banca y finanzas

Unicaja zanja la 'guerra' interna y cesa a su consejero delegado, Manuel Menéndez

  • Antes de que se lleve a cabo su reevaluación como CEO

Unicaja Banco pone fin a la guerra interna y cesa a su consejero delegado, Manuel Menéndez, apostando por la salida ordenada de uno de sus ejecutivos. Este movimiento tiene lugar justo antes de que tuviera que reevaluarse su continuidad en el puesto  tras agotarse el periodo transitorio de dos años que se fijó en el pacto de fusión con Liberbank. Así lo ha comunicado la propia entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la tarde de este mismo jueves.

"El Consejo de Administración de Unicaja Banco, en su sesión celebrada el 1 de junio de 2023, ha acordado por unanimidad, con el objetivo de avanzar de manera más ágil y eficaz en la definición del modelo de gobernanza del Banco conforme a las previsiones del proyecto común de fusión entre Unicaja Banco y Liberbank, el cese en el cargo de Consejero Delegado de D. Manuel Menéndez Menéndez con efectos cuando sea efectivo el nombramiento como consejero de quien se designe para sucederle en dicho cargo", señala el comunicado. 

Esta marcha que propios y extraños daban por hecho desde hace meses, como ha venido publicando este medio, se produce tras la pérdida de poder del ala asturiana en el consejo con la salida de varios de sus consejeros afines. Así, el bloque malagueño de la entidad, con la Fundación Unicaja a la cabeza, tiene el control de su consejo tras la junta de accionistas del pasado marzo.

Menéndez, procedente de Liberbank, ha estado en el punto de mira del bloque de Málaga al invertirse la ecuación de canje de la fusión que dio mayoría al sector procedente de la antigua Unicaja frente a Liberbank, alteración que se produjo con ayuda del anterior presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, que acabó dimitiendo.

Los movimientos del consejo

Y es que Menéndez ha perdido mucha fuerza en el máximo órgano del banco en las últimas semanas a medida que los independientes que no seguían al principal accionista iban dimitiendo. Primero fue María Garaña que anunció su salida del banco el pasado mes de enero, hace cinco meses –la salida efectiva fue en la junta de accionistas celebrada en marzo–, y todavía no ha sido reemplazada.

A su salida voluntaria se sumó la no ratificación de los también independientes Isidoro Unda y María Teresa Costa en la misma junta de accionistas. Pero no fue la última: Jorge Delclaux, que ya formaba parte del consejo de Liberbank antes de la fusión con Unicaja, presentó su dimisión por "su desacuerdo con las decisiones adoptadas por un reducido grupo de accionistas en la pasada Junta General de Accionistas de la Sociedad y por la posición del Consejo de Administración al no adoptar medidas que, desde su punto de vista, garantizarían el buen gobierno corporativo de la sociedad", según apuntó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud