Banca y finanzas

Global Payments integra UniversalPay en su 'joint venture' con CaixaBank

  • La operación no alterará el accionariado de la filial donde el banco tiene un 20%

El gigante de medios de Global Payments integrará UniversalPay (negocio español de Evo Payments) dentro de su joint venture con CaixaBank sin alterar sus pesos accionariales. Para simplificar su estructura en el país fusionará UniversalPay en Comercia Global Payments, controlada en un 80% por Global Payments y el 20% restante permanecerá inalterado en manos del banco pese a integrar la sociedad, según fuentes al corriente de la operación.

Ambas firmas de medios de pago, especialistas en el negocio de TPV en comercios, continuarán operando en una primera instancia de manera independiente aunque su propietario ha aprobado en junta la disolución sin liquidación de UniversalPay y que transmita en bloque su patrimonio social a Comercia, que se subrogará en sus derechos y obligaciones. La transacción se encuentra sujeta a las correspondientes autorizaciones por parte de los organismo reguladores.

Se trata de un paso casi lógico después de que Global Payments haya comprado a su competidor, el también estadounidense Evo Payments, por unos 3.360 millones de dólares con la estrategia de escalar el negocio internacional y expandirse a nuevos mercados en Europa y Sudamérica.

Con Evo, el gigante de los pagos entra en mercados como Alemania, Polonia o Chile y se refuerza en otros como Reino Unido e Irlanda Canadá, México o España.

Precisamente en España, Global Payments cuenta con una posición privilegiada gracias a la histórica asociación con CaixaBank. En el año 2010 se alió con la entonces "La Caixa" para operar el negocio de TPVs en comercios a través de Comercia Global Payments. Hoy Comercia Global Payments es la compañía líder en España en servicios de pago para comercios, con un 31,2% de la cuota de mercado por facturación.

Global y CaixaBank ha estrechado lazos además en la filial de tarjetas de crédito prepago del banco MoneyToPay y con joint ventures para entrar en Brasil o con el austriaco Erste Group Bank AG para dar servicios a comercios de República Checa, Eslovaquia y Rumanía.

UniversalPay era la marca de Evo Payments en España donde llegó a establecer dos grandes alianzas estratégicas para los pagos de TPV en comercios con el extinto Banco Popular y Liberbank.

Esta última alianza la disolvió Unicaja el pasado año asumiendo una indemnización de siete millones por el conflicto comercial que implicaba al fusionarse Evo con el partner de CaixaBank. UniversalPay explica en su informe anual de 2022 que la ruptura de la alianza implica que el banco no prescribirá sus TPVs, pero que la cartera existente "se ha mantenido estable" en 2022 tras extinguir el acuerdo.

La sociedad planteó también un litigio millonario al Santander porque, según argumentó, no mantuvo el pulso comercial comprometido por el Popular en TPVs después de absorberlo. El juez dio la razón al banco y la firma de medios de pago tiene recurrido dicha resolución, pero el acuerdo sigue operativo.

UniversalPay potenció además diferentes acuerdos con proveedores de software para operar el negocio de la adquiriencia, con base en su pasarela de pagos ClearOne.

Durante 2022 y según su informe anual, la compañía ingresó 47,10 millones en comisiones de clientes, un 33,6% más -incluye la penalización a Unicaja-. Para facilitar la integración en Comercia, UniversalPay desvela en su informe haber iniciado un proceso de reestructuración para buscar sinergias económicas y organizativas, y con el que amortizará algunos puestos directivos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud