Banca y finanzas

Dancausa (Bankinter) pide al nuevo Gobierno bajar la presión fiscal y apoyar a la empresa

  • Replica a Calviño que los depósitos no se fijan "al dictado de las autoridades"

Bankinter abrió este jueves fuego en la presentación de los resultados empresariales y aprovechó para lanzar demandas al Gobierno que surja de las urnas. Su consejera delegada, María Dolores Dancausa, reclamó al futuro Ejecutivo reducir la presión fiscal y crear un clima favorable para las empresas, al tiempo que cuestionó la exigencia de retribuir los depósitos lanzada por la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño.

Quiso enmarcarla, de hecho, entre los mensajes políticos lanzados en medio de la campaña electoral.

La banquera pidió a quien gane los comicios "que impulse la actividad empresarial, que impulse la seguridad jurídica e instituciones que ejerzan de contrapesos, reduzca la presión fiscal" y la "insostenible" deuda pública. "La economía española tiene un potencial inmenso y no hace falta más que apostar por todo esto y no subir la presión fiscal porque no se puede subir ilimitadamente, sino lo contrario", agregó.

En contraposición a la escalada tributaria, que en la banca este año se ha reforzado con el nuevo tributo con el que el Gobierno quiere recaudar 3.000 millones en dos años, defendió que "si las empresas ganan más, se recauda más y eso es sostenible".

Si bien no quiso entrar a valorar las diferentes medidas políticas, sí se mostró tajante sobre la aplicación del nuevo impuesto a la banca y la intención del PP de mantenerlo, aunque modifique su formulación. "Yo lo que espero es que lo deroguen, no voy a cambiar de postura, puedo sonar radical, pero es realmente lo que pienso: es injusto y discriminatorio, no vale con componendas, lo que hay que hacer es retirarlo", expresó.

Según la banquera, es además lo que dicta la lógica porque, en su opinión, lo acabarán tumbando los tribunales, con las consiguientes repercusiones, ya que aseguró que está mal formulado.

En el caso de Bankinter, ha supuesto un bocado este año de 77 millones de euros, pero la entidad ha podido compensarlo de sobra con más negocio y la subida de tipos de interés. Hasta junio el banco ganó 417,9 millones, un 54% más.

En relación a la exigencia de Calviño a la gran banca para que remunere los depósitos, la ejecutiva quiso enmarcarla en la campaña electoral. "Las declaraciones, cuando son hechas en campaña electoral, todo se perdona y todo se comprende", apuntó.

"Es una alta funcionaria de la UE, sabe muy bien que los precios, los productos y los mecanismos de atención y retención de clientes entran en ámbitos de decisión de las empresas, no se hacen al dictado de las autoridades", agregó.

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha ido más allá dado que ha mandatado además a la CNMC analizar si falla la competencia en esa falta de traslación a los depósitos en la subida de tipos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud