Banca y finanzas

La banca tiembla de nuevo: First Republic Bank intenta esquivar la quiebra con la venta de activos

  • First Republic Bank contempla la venta de hasta 100.000 millones en activos
  • Las acciones del banco americano se desploman más de un 20% Wall Street
  • La banca europea cotiza en la sesión de este miércoles con fuertes caídas

Vuelven los 'temblores' al sistema bancario y una vez más el epicentro está en EEUU. El banco regional First Republic Bank sigue cayendo con intensidad en bolsa (se deja un 30% cerca del cierre de Wall Street) tras haber sido el 'farolillo rojo' de la jornada del martes en Wall Street, generando nuevas tensiones en el sector financiero global. El banco perdió casi la mitad de su capitalización en una sola sesión y hoy sigue por mal camino. El precio de las acciones se sitúa cerca de los 7 dólares, frente a los 144 dólares de principios de febrero. Ahora, la firma busca a la desesperada vender miles de millones en activos (hipotecas, bonos...) para obtener liquidez y tranquilizar a los mercados. Una operación de riesgo para intentar evitar la quiebra.

Este banco se enfrenta a una fuga masiva de depósitos. La entidad perdió 100.000 millones de dólares en depósitos en el primer trimestre del año. Buena parte de las salidas se produjeron, probablemente, en el que fue el mes más complejo para la banca americana en muchos años. En marzo se produjo el colapso de Silicon Valley Bank y Signature Bank. La banca pequeña, mediana y regional está en el punto de mira de los inversores. Los últimos datos publicados por la Reserva Federal revelan que los bancos pequeños han vuelto a perder miles de millones en depósitos en la última semana de abril.

"Los inversores están recibiendo un fuerte recordatorio de que la crisis bancaria de EEUU y el credit crunch (contracción del crédito) no han terminado... Otro banco regional, PacWest, también cayó un 9% en bolsa el martes ante la salida de depósitos (aunque este miércoles intenta reponerse con subidas). El índice bancario KBW cayó otro -3,5%, acercándose a sus mínimos de finales de marzo y principios de abril", advierten desde Gavekal Economics en una nota.

La desconfianza también se traslada a Europa, donde la banca cae en la sesión de este miércoles. El Europe Stoxx Banks 600 cotizaba con pérdidas del 1%, aunque las caídas se moderaban al final de la sesión a unas décimas. En España, Banco Santander (-1,08%) y CaixaBank (-1,2%) se llevan la peor parte.

Volviendo a EEUU, hay que recordar que son varios los factores que están generando problemas para la banca de este país: la reducción del balance de la Reserva Federal está drenando liquidez a un ritmo relativamente elevado, mientras que el incremento de rentabilidad de los bonos soberanos y de los fondos monetarios están provocando un trasvase de dinero desde los depósitos a esos activos. Todo ello está complicando, sobremanera, la financiación a través de depósitos de la banca mediana de EEUU, que no puede competir con los tipos de interés ofrecidos por la deuda.

Ahora, este banco regional es una de las entidades señaladas durante la crisis abierta por el colapso de Silicon Valley Bank (SVB) y Signature Bank. Registró en el primer trimestre del año una 'hemorragia' en sus depósitos con la salida de casi el 58% del dinero que contabilizaba en el trimestre anterior.

Sangría de depósitos

En concreto, la cifra de depósitos anotada por First Republic Bank al cierre de marzo era de 104.474 millones de dólares (94.498 millones de euros), con la salvedad de que esta cantidad incluye los 30.000 millones de dólares (27.135 millones de euros) de la inyección de fondos proporcionada a la entidad por los mayores bancos estadounidenses.

El banco, con sede en San Francisco, ya recurrió a un salvavidas de 30.000 millones de dólares que llegó de la mano de los prestamistas más grandes. Con esta ayuda intentó capear la crisis que derribó a tres bancos el mes pasado. Sin embargo, esta medida no ha sido suficiente. Las caídas en bolsa y la desconfianza en la entidad vuelven a copar los titulares, por lo que ahora el banco está explorando la venta de entre 50.000 y 100.000 millones en hipotecas y bonos a largo plazo como parte de un plan para intentar poner fin a la hemorragia.

Cuando los inversores ponen el objetivo en una entidad que ya se encuentra debilitada, las soluciones son pocas y complejas. Aunque el plan de First Republic Bank de vender parte de su activo para ser un banco más pequeño y rentable puede tener sentido, a su vez también tiene la capacidad de intensificar el pánico que está provocando una fuerte caída de los depósitos que tiene en su balance.

Los depósitos se estabilizan

"La actividad de depósitos comenzó a estabilizarse a partir de la semana del 27 de marzo de 2023 y se ha mantenido estable hasta el viernes 21 de abril de 2023", aseguró la entidad, que a 21 de abril contabilizaba depósitos por importe de 102.700 millones de dólares (92.893 millones de euros), sólo un 1,7 % menos que a 31 de marzo de 2023.

Asimismo, en la presentación de sus cuentas, la entidad anunció que, como resultado de los recientes acontecimientos, "está tomando acciones para fortalecer su negocio y reestructurar su balance".

Por otro lado, la entidad también dijo estar tomando medidas para reducir sus gastos, incluidas reducciones significativas en la compensación de los ejecutivos, la condensación del espacio de oficinas corporativas, además de anunciar que reducirá su plantilla de alrededor de 7.200 trabajadores en aproximadamente un 20-25% en el segundo trimestre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud