Banca y finanzas

El Banco de España teme fugas a 'fintech' por las comisiones

  • Las entidades ingresan 8.200 millones en comisiones por servicios de pago
Sede del Banco de España.

El Banco de España advierte que la escalda en comisiones de las entidades en los últimos años podría acabar en una fuga de clientes hacia otros proveedores, como las fintech o neobancos que ofrecen servicios sin coste, según se desprende de la Revista de Estabilidad Financiera publicada este jueves.

El supervisor señala que, aunque el aumento del cobro de comisiones ha ayudado a las entidades a mejorar sus ingresos y mantener la rentabilidad ante la presión de los márgenes de interés por los bajos tipo, a la larga podría darse la vuelta. Según el análisis realizado, la evolución al alza de las comisiones "puede venir acompañada de efectos no deseables" como una mayor exclusión financiera, dificultades en el uso de ciertos medios de pago o una migración de los clientes hacia otros proveedores y servicios. "Aunque sus probabilidades de materialización y de severidad son inciertas, estos riesgos podrían acabar generando un coste en la reputación de las entidades ante sus clientes, en detrimento de la rentabilidad a largo plazo", apunta.

Foco en los servicios de pago

El texto reconoce que, aunque los nuevos competidores como las bigtech y las fintech aún tienen un peso testimonial en la actividad bancaria, presentan un crecimiento sostenido y su modelo de negocio tiene la particularidad de poder ofrecer servicios de pago a menor coste gracias a una infraestructura técnica más eficiente y a la potencial monetización de la información de uso de sus clientes. En la actualidad, la banca ingresa el 30% de las comisiones a través de los costes que aplica a los servicios de pago (donde entran comisiones por mantenimiento de cuentas, tarjetas o transferencias). Las entidades españolas ingresaron a cierre del ejercicio 2021 por esta vía unos 8.200 millones de euros.

El supervisor cree que la irrupción de nuevos mecanismos de pago digital, como las transferencias inmediatas, lleve a una transformación del propio modelo de pagos y, como consecuencia, a un cambio en el modelo de cobro de comisiones asociadas. También recuerda que la emisión del euro digital por parte del Banco Central Europeo (BCE) abarcará las transacciones entre particulares y comercios, por lo que podría tener una incidencia significativa sobre los ingresos por comisiones. Además, teme que los clientes perciban estos cobros como "injustificados", generando costes reputacionales y por litigiosidad. "Aspectos difíciles de cuantificar pero que […] podrían resultar significativos, especialmente si se llegasen a acumular resoluciones judiciales adversas", dice.

A pesar de que el grueso de las comisiones que ingresa la banca viene por los servicios de pago, la gestión de activos coge peso y ya supone el 27% de las comisiones en el conjunto de los principales bancos que operan en el país. Los siete primeros bancos españoles sumaron el ejercicio pasado un total de 7.500 millones de euros por esta vía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud