José María Mollinedo

Secretario general de Getsha
Tribuna

El próximo 10 de noviembre los españoles tenemos una nueva cita con las urnas, la cuarta en cuatro años, como si de un déjà vu se tratara. El bloqueo político parece enquistarse. Y preocupa, en tanto en cuanto la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) continuará, casi con total seguridad, hasta bien entrado el próximo año. La falta de acuerdos impide gobernar y acometer las reformas necesarias en un país, el nuestro, que recauda y gasta poco y mal.

José María Mollinedo

El terremoto que ha hecho temblar tanto al mercado hipotecario como al sector bancario en su conjunto tiene su epicentro en una decisión jurídica de difícil comprensión. Está siendo ésta la semana del caos, un guirigay en el que se entremezclan voces de distintos decibelios y colores. El Gobierno tumbó el miércoles lo que el Supremo decidió el martes, dejando en entredicho asimismo lo anunciado tres semanas antes por la Sala III del Alto Tribunal. El jueves, el Ejecutivo anunció que tramitará por vía urgente la Ley de Crédito Inmobiliario, por la que la banca pagará desde el lunes el impuesto de las hipotecas, y no podrá deducirlo.