El matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner gobernó Argentina durante doce de los 20 años de este milenio. Con el paréntesis que significó el mandato de Mauricio Macri, la expresidenta volvió, pero como vicepresidenta, de la mano del peronista Alberto Fernández. Algunos escenarios y medidas de aquella era se repitieron, pero en otras sorprendieron las decisiones que tomó el nuevo jefe de Estado argentino.

Alberto Fernández busca mantener el equilibrio fiscal e incentivar el consumo

argentina

El Gobierno argentino mandó al Congreso un anteproyecto de ley de Solidaridad y Reactivación Productiva para poner impuestos a la compra de divisas, subir las retenciones a las exportaciones agrícolas y aumentar las tasas del tributo por bienes personales. Con todo esto, el presidente, Alberto Fernández, busca financiar un mayor gasto social para revertir la profunda estanflación que generó su antecesor, Mauricio Macri.

El Gobierno argentino mandó al Congreso un anteproyecto de ley de Solidaridad y Reactivación Productiva para ponerle impuestos a la compra de divisas, subir las retenciones a las exportaciones agrícolas y aumentar las alícuotas del tributo por bienes personales. Con todo esto, el flamante presidente, Alberto Fernández, busca financiar un mayor gasto social para revertir la profunda estanflación que generó su antecesor, Mauricio Macri.

América Latina

El peronista Alberto Fernández no ha cumplido una semana como presidente de Argentina y ya debe lidiar con pagos de una deuda externa multimillonaria para la que no cuenta con los recursos suficientes. La estanflación en la que su antecesor, Mauricio Macri, sumió a la economía dificulta esa tarea, que debe coordinarse con erradicar la pobreza, que hoy afecta al 40,8% de la población, de acuerdo a una estimación privada. Martín Guzmán ya mantuvo una reunión con el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de ser apuntado como ministro de Economía de la nueva gestión. Para solucionar el problema que generó el préstamo del organismo multilateral deberá operar en múltiples frentes: la falta de divisas, la recesión y la pobreza.