Profesor de OBS Business School

La respuesta a esta grave y ya universal cuestión pasa por considerar múltiples factores. Todos ellos interactúan entre sí. Para hacernos una idea de cuál es precio que puede alcanzar en los próximos meses debemos hacer un recorrido del proceso que sigue el petróleo; desde su extracción hasta que, transformado en gasolina y bajo cualquiera de sus muy diversas variantes, pasa por el boquerel (ese es el nombre del dispensador de gasolina que introducimos en el depósito de nuestros vehículos).

El impacto de la invasión de Ucrania por parte de Rusia traerá consigo indudables consecuencias para el país agresor. Resultaría lógico pensar que las mismas ya habrían sido evaluadas por el gobierno ruso antes de poner en marcha a sus ejércitos porque nadie se mete en una guerra si no cree que va a ganarla en todos los sentidos. Sin embargo, la actual evolución de los acontecimientos puede llevarnos a una conclusión contraria.

Fue Mario Andreotti, el eterno y maquiavélico ministro italiano quien dijo que "sólo hay una cosa que desgasta más que el poder, y es no tenerlo".

Decía Goethe que una pregunta correctamente formulada contiene la mitad de la respuesta. La actual escalada de desempleo nos sugiere muchas preguntas, pero el modo de afrontar la solución exige que todos los que pueden contribuir a enfrentarse al problema lo hagan partiendo de una misma interpretación de este. Antes de formularnos la pregunta que estamos obligados a responder expongamos los hechos: más de doscientos mil empleos perdidos y por encima de setenta y cinco mil parados más que en diciembre.

Eduardo Irastorza

Hace apenas unos meses tuve la oportunidad de trabajar en el nuevo Brand Book que define la Identidad Corporativa de Telefónica y su marca comercial, Movistar. Por primera vez, después de mucho tiempo insistiendo en ello, incorporaron a su discurso el concepto de Capital de Confianza. Un activo intangible que ningún balance convencional recogería. Sin duda, la nueva etapa de Telefónica, con Álvarez Pallete al frente, definirá su éxito en base a este criterio.

Eduardo Irastorza

Pocos sectores pueden presumir de ser comparables en su vertiginosa evolución al de las telecomunicaciones, pero uno de ellos, sin duda, es la medicina. Prácticamente se ha reinventado en las últimas décadas, y además lo ha hecho en todos sus ámbitos.