Actualidad

Terremoto en Boeing: más de 10 chivatos revelarán sus testimonios sobre las "malas prácticas" de la compañía tras la muerte de dos trabajadores

Foto: ABC News.

A Boeing le llueve sobre mojado. La muerte de Joshua Dean, exauditor de calidad, y la de John Barnett, ex exgerente de calidad de la compañía, ambos denunciantes que alertaron sobre los problemas de producción de los 737 Max, ha generado que se sumen nuevos testimonios de denunciantes sobre las "malas prácticas" del fabricante de aviones, según ha contado en exclusiva un abogado a Fortune.

Brian Knowles, junto con Rob Turkewitz, representaban a los dos trabajadores que fallecieron en circunstancias trágicas en los últimos dos meses tras denunciar a la compañía. Knowles ha continuado con el caso y a su despacho han llegado nuevos testimonios de chivatos de Boeing, Spirit y otro proveedor, que "saldrán a la luz en los próximos días", según ha señalado al medio financiero.

"Pronto veremos más denunciantes", ha afirmado el abogado. "Más de diez denunciantes que son clientes nuestros. Además, de Spirit hablarán en un futuro próximo", ha agregado.

Según Knowles, "las impactantes muertes de Barnett y Dean sólo han alentado a estos clientes a hablar. Y es que, consideran héroes a esas dos figuras que se jugaron tanto para hablar. Estos denunciantes ya están poniendo un gran riesgo en términos de estrés y daño potencial a sus carreras, y pronto harán públicos sus mensajes, tal como lo hicieron Barnett y Dean".

La primera denuncia tras la muerte de los trabajadores

Uno de los denunciantes, representado por Knowles y Turkewitz acaba de dar un paso al frente. El pasado miércoles, Santiago Paredes, quien se desempeñó como inspector de calidad del proveedor de Boeing, Spirit AeroSystems, de 2010 a 2022, dijo a la BBC que Spirit enviaba regularmente fuselajes de Boeing con entre "50 y 200 piezas defectuosas". Al respecto, Spirit ha señalado que está "totalmente en desacuerdo" con las afirmaciones de Paredes.

Según el abogado representante, el nuevo grupo de denunciantes es una mezcla de empleados actuales y anteriores. "Cuando los trabajadores encontraron lo que consideraron violaciones en los procesos y procedimientos de Boeing o Spirit que causaban defectos de fabricación, inicialmente alertaron a sus gerentes", ha afirmado Knowles.

Las denuncias "retomarán" la seguridad

Sin embargo, los superiores no tomaron las medidas que, en opinión de los trabajadores, eran necesarias para corregir el trabajo. Esto hizo que los denunciantes desplacen sus quejas a los reguladores federales, incluida la Administración Federal de Aviación (FAA).

En este contexto, Knowles ha insistido en que es precisamente la valentía de personas como Barnett y Dean lo que se necesita para restaurar los máximos niveles de seguridad y calidad de la legendaria máquina de fabricación de Boeing.

Y, ha dicho, un nuevo grupo de denunciantes pronto perpetuará su tradición en una misión que ha descrito como "todo parte de un esfuerzo para ayudar a que Boeing y Spirit vuelvan al camino correcto y proteger al público que vuela".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud