Actualidad

Cómo muestran los perros el estrés a través del lenguaje canino: bostezar, sacudirse o sacar la lengua

Bordie collie tumbado en el sofá. Firma: iStock

Los perros tienen su propio lenguaje. Con él se comunican entre ellos mismos y con los seres humanos. Estos animales funcionan con la comunicación corporal y existen libros con los que comprender mejor a tu mascota y saber cómo se siente en cada momento.

Uno de los más famosos es 'El lenguaje de los perros: las señales de calma' escrito por Turid Rugaas, una educadora canina. En él explica los gestos y señales que hacen todos los perros para expresar sus emociones.

Los canes usan su lenguaje para transmitir mensajes de calma o para avisar que algo no les gusta. La clave es saber interpretarlas y evitar situaciones incómodas pero llegará un momento en el que sepas interpretarlas.

Hay unas 30 señales en el lenguaje de los perros que van desde el miedo, alegría, tristeza, enfado... En algunas ocasiones el estrés del perro se puede confundir con miedo. Hay que tener en cuenta el ritmo de vida los humanos a veces va demasiado deprisa y no concuerda con el de los perros y esto le puede generar estrés. O si le damos un paseo con prisa o nos enfadamos con ellos, son situaciones que le pueden generar ansiedad. También hay que tener en cuenta de que tienen un olfato y un oído mayores que las personas y en muchos ambientes ruidosos se pueden estresar.

Los signos que muestran que un perro puede estar estresado

Algunos de los gestos que hacen los perros cuando están estresados son bostezar o sacudirse. Estos lo hacen para relajar los músculos después de estar tensos. Caminar rápido durante un paseo sin parar a olfatear, comer el pienso muy rápido nada más servírselo o no dormir las 16 horas que acostumbran son otros síntomas de estrés.

  • Bostezar. No solo significa que tiene sueño, también es una señal de que se sienten incómodos en una situación. Puede ser que se le esté acariciando y no les apetezca, les cojas en brazo cuando no quieren o le estés riñendo.
  • Sacar la lengua o lamerse el hocico. Puede ir acompañado con un movimiento de cabeza hacia un lado o bajando la mirada. Puede significar que están incómodos y quieren espacio.
  • Lamer. Se puede pensar que es una muestra de cariño hacia nosotros pero puede ser estrés si el lamido es compulsivo.
  • Acercarse despacio dando rodeos. Es un gesto de inseguridad y lo hacen para calmar a una persona o a otro perro. Si tu mascota lo hace, se le debe hablar bajo y no hacer movimientos bruscos para darle tranquilidad.
  • Desviar la mirada, girar la cabeza o darse la vuelta. Si cuando te acercas a él o le quieres dar un beso y hace alguno de estos gestos puede significar que le incomoda.
  • Olfatear el suelo. Es una forma de evitar conflictos como el gesto de desviar la mirada.
  • Sacudirse. Puede ser un síntoma de estrés con el que libera tensión.
  • También hay gestos de alerta y advertencia: jadear, mirar de reojo, posición de caza, desplazarse de lado, arrugar el morro, enseñar los dientes, gruñir, erizarse el pelo.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud