Actualidad

Colas de menores en Avenida de América y otros puntos de España para escanear su iris por criptomonedas: alerta a padres y a la AEPD

Foto: Worldcoin.

Hace unos meses contamos la historia de Alberto, un joven de 36 años, de Madrid, que al salir del centro comercial Parque Corredor, ubicado en el madrileño barrio de Torrejón, se encontró de frente con un azafato, de una desconocida marca por ese entonces, que le escaneó su iris a cambio de criptomonedas. Una oferta que el joven aceptó sin haber recibido más información de por qué Worldcoin, una creación del padre de ChatGPT, le había "robado" la identidad de su ojo. Hoy, esta práctica sigue vigente, incluso, capturando la atención de menores que llegan hacer grandes colas en estos futuristas estand de la marca de Sam Altman a cambio de criptomonedas y que ha alertado a padres y a la propia Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

"Mi hijo ha vendido su iris por 100 euros en criptomonedas que ha canjeado en un cajero de Bitcoins. Tiene 15 años. Hemos tenido comité de urgencia. Me he dado cuenta de que soy una analfabeta en su mundo. La brecha es enorme... Estoy intentando convertirme en una experta, en tiempo récord, de algo que desconozco por completo", señala desde Barcelona la usuaria Setdenou en la red social X, antiguo Twitter, a propósito del revuelo que está causando este intercambio de información ocular por criptomonedas en varios centros comerciales de la península.

Su comentario (recientemente borrado), que ha tenido más de 280.000 reproducciones, ha generado un hilo de reacciones sobre los "peligros" de esta práctica y, sobre todo, que se esté llevando a cabo con menores de sectores "humildes".

"Perdón por mi ignorancia, pero ¿esto no debería de estar regulado para que un menor no pudiera vender sus datos biométricos sin consentimiento de los padres? Y, entiendo, que hoy en día es muy difícil no ceder dichos datos (teléfonos inteligentes que permiten desbloquear teléfonos", manifiesta en el hilo Juan Manuel Estévez.

En la misma línea, la usuaria Con_Viky dice que "lo que es enorme y preocupante es la falta total de sentido común (resultado directo de la edad + nula educación en "uso responsable de las TIC") que muestran los chavales. Esperemos que no lo usen para nada demasiado chungo".

Al otro lado del Atlántico, en Argentina, la usuaria Algieba15 cuenta que está ocurriendo el mismo fenómeno con este proyecto. "Hace poco ofrecían escanear el iris a cambio de 30.000 pesos (33 euros al cambio) nada, una ganga con la inflación que tenemos. Fue mucha gente, incluyendo muchas personas humildes con poco conocimiento sobre el tema y que necesitaban el dinero. Da bronca que se aprovechen así", relata en el hilo.

En Madrid, ha llamado la atención las largas colas de jóvenes en el intercambiador de Avenida de América que, durante varias horas, se han reunido en este punto para cambiar su iris por criptomonedas.

Denuncias a Worldcoin en fase de "análisis"

Al igual que estas reacciones y acusaciones hechas en la red social, la propia AEPD ha señalado a Xataka que a su entidad han llegado "varias denuncias relacionadas con el tratamiento de datos de Worldcoin. Estas denuncias por el momento se encuentran en fase de análisis, por lo que de momento no se ha tomado una decisión oficial sobre la legalidad y la adecuación de Worldcoin en España".

No tan lejos, en Francia, las autoridades han bloqueado esta práctica por las dudas sobre la privacidad. Lo mismo han hecho en Kenia, Brasil o India. En nuestro país, si bien no existe una regulación sobre escanear el iris, hay que señalar que la edad de consentimiento para el uso de los datos personales es a partir de los 16 años, según lo establece la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Registros y crecimiento en España

Según señala la página web oficial de Worldcoin, desde 2020, España ha logrado un "progreso significativo" en el desarrollo de inteligencia artificial (IA) y augura a ser el nuevo corazón de la industria de IA en la Unión Europea.

En cuanto al argumento del por qué escanean nuestros ojos, el proyecto señala que con esta tecnología avanzada surge la necesidad de "crear la identificación digital definitiva y ayudar a verificar qué actividad en línea en España está asociada con humanos y cuál no". Ahí es donde entra en juego el acceso ampliado a 'World ID'.

Worldcoin ha ampliado el acceso a World ID , el protocolo de prueba de personalidad que preserva la privacidad, en toda España. Tras la expansión, nustro país marca ahora el mercado operativo más grande de Europa para el proyecto. Además, el equipo colaborador de Tools for Humanity (TFH) se ha unido a dos de las asociaciones tecnológicas españolas más importantes: Adigital y Tech Barcelona.

Desde su lanzamiento en Madrid, hace poco más de un año, más de 150.000 personas en España se han registrado en World ID, con más de 20.000 añadidos cada mes. Esto convierte a España en el mercado de Worldcoin de más rápido crecimiento en la UE.

'The Orb' y los datos biométricos

Para escanear el iris y para obtener el ID digital o datos biométricos, Altman y su equipo utilizan un dispositivo llamado 'The Orb' (que se asemeja a un ojo). Esta tecnología permite recoger la información personal de un individuo, como parte de un proceso de verificación de identidades digitales.

Sobre este ítem, en España la AEPD publicó en noviembre de 2023 una 'guía sobre la utilización de datos biométricos para el control de presencia y acceso'. El documento fija los criterios de uso de esa tecnología tanto con fines laborales como no laborales

"El Reglamento General de Protección de Datos impone límites estrictos para el tratamiento de categorías especiales de datos, y la superación del análisis de idoneidad, necesidad y proporcionalidad", señala la agencia.

Riegos de escanear los datos biométricos

La utilización de datos biométricos supone un tratamiento de categorías especiales de datos de alto riesgo. Entre otras, la información escaneada se ve expuesta a filtraciones de datos, suplantación de identidad que podría poner en peligro, por ejemplo, la seguridad financiera y digital del individuo.

Otro aspecto a considerar es la venta de información a terceros, además, de un indebido uso de los datos recolectados para entrenar bases de datos de inteligencia artificial (IA). Hablamos de riesgos inminentes que podrían estar generando desarrollo de sistemas de vigilancia masiva e invasiva.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud