Actualidad

El PP revalida la mayoría absoluta en Galicia ante un BNG fortalecido y un PSOE que registra los peores resultados de su historia

El Partido Popular de Alfonso Rueda consiguió este domingo 40 escaños en el Parlamento de Galicia. Esto quiere decir que casi el 50% de los gallegos le otorgaron sus votos y posibilita a los populares gallegos a formar nuevo Gobierno en la Xunta de Galicia. La Cámara autonómica en Santiago de Compostela la conforman 75 escaños de los cuales se necesitan 38 para obtener la mayoría absoluta.

El Partido Popular de Galicia lleva casi 40 años presidiendo la Xunta y rueda entró en la presidencia tras la marcha de Alberto Núñez Feijóo a Madrid para asumir la dirección nacional del Partido Popular. El candidato del PPdeG cogió la Xunta de Galicia con una mayoría absoluta de 40 escaños y ahora revalida su título solamente con dos escaños menos con respecto a los pasados comicios.

Rueda tuvo de su lado a Alberto Núñez Feijóo durante toda la campaña, ante lo que era a todas luces una prueba de fuego para el líder de los populares. Rueda se tuvo que enfrentar a la crisis medioambiental de los Pellets en las costas gallegas y eso hizo temer al PPdeG que podrían quedarse fuera de la Xunta, tal y como sucedió en 2005, que el socialista Emilio Pérez Touriño consiguió formar un gobierno de coalición con el BNG ya que la crisis del Prestige minó mucho al partido.

En palabras de Rueda, este 18F Galicia ha mandado "un mensaje a España". "El mensaje es que aquí no queremos chantajes; ni hacerlos, ni estar sometidos. No queremos privilegios de ningún tipo, ni ser más que los demás, ni menos que nadie. Queremos igualdad, entendimiento, responsabilidad y queremos dignidad. Galicia votó por el 'sentidiño' y ha tomado la decisión correcta para Galicia y España", ha proclamado junto a la secretaria general y directora de campaña, Paula Prado.

Consciente de la lectura nacional de estos comicios, Rueda ha dado las gracias al "primer militante de Galicia", en relación a Feijóo, de quien ha asegurado que "marcó el camino del éxito extraordinario de esta noche", además de hacer sentir "orgullosos" a los populares "durante muchísimo tiempo".

El peor resultado del PSOE en Galicia

Por su parte, el Partido Socialista de Galicia (PPdeG), con José Ramón Gómez Besteiro a la cabeza, obtuvo los peores resultados de la historia de los socialistas en la Comunidad. Los de Besteiro consiguieron 9 escaños, con más del 14% de los votos. En las elecciones de 2020, los socialistas consiguieron 14 escaños, con el 19,38% de los votos de los gallegos.

Besteiro aseguró que "trabajará" desde la oposición tras no obtener los resultados que esperaban. "Sin trincheras", detalló, y pensando en avances por una "Galicia mejor desde la fuerza y la ilusión". "Desde la oposición trabajaremos por lo que sea mejor", agregó el socialista, porque "iniciamos nueva etapa" desde el convencimiento de que "ningún cambio es fácil ni se consigue de un día para otro", señaló, dejando claro que toca trabajar por una "alternativa real".

El BNG se fortalece

La que sí sale reforzada en estos comicios fue la candidata nacionalista, Ana Pontón (BNG), que se alza, por segunda vez, como la segunda fuerza más votada de Galicia obteniendo 25 sillas en el Pazo do Hórreo, frente a los 19 escaños de hace cuatro años. Esto supone que el BNG consiguió más del 30% de los votos del electorado, frente al 23,78% del 2020.

Por tanto, Ana Pontón y los suyos se hacen con cinco escaños más que hace cuatro años y suma 145.000 votos más que en los anteriores comicios. El BNG ya había salido fuerte de las anteriores elecciones y el trabajo de Ana Pontón como líder de la oposición durante estos cuatro años encandiló, sobre todo, al voto urbano.

La clave para el BNG era hacerse con el voto rural que es tradicionalmente conservador. Ana Pontón no ganó las elecciones pero los nacionalistas se consideraban ganadores anoche. La líder nacionalista aseguró que fueron resultados "que rompen con todos los techos electorales del BNG y nos sitúan como la esperanza de todas las personas que creen que a Galicia quere cambio".

DO da la sorpresa

La nota de color la dio el partido del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, Democracia Ourensana (DO) se cuela en el parlamento autonómico con un diputado, ya que obtuvo un 1% de los votos en la circunscripción en donde se presentaba.

El líder, Gonzalo Pérez Jácome, fue el primero de los candidatos en hablar anoche y dio "las gracias a 15.000 ourensanos, que nos han votado hoy y nos han dicho basta". El líder habló de "casi 40 años con siempre la misma foto, Partido Popular, PSdeG y BNG".

La participación en estas elecciones, con respeto a las del 2020, se incrementó en casi 20 puntos. Casi 2.700.000 personas estaban llamadas a votar en Galicia. Al cierre de los colegios, hacia las 20.00 horas, el dato se puede considerar histórico con un porcentaje del 67,2%.

Sumar, Podemos y Vox fracasan

Por su parte, ni Podemos ni Sumar ni Vox han conseguido entrar en el Parlamento gallego. En concreto, Sumar ha fracasado en su primer test electoral autonómico al quedarse como fuerza extraparlamentaria tras cosechar un mínimo 1,86%, muy por debajo incluso del 3,9% que consiguió Galicia en Común en 2020.

Por su parte Podemos, que concurrió por su cuenta tras la ruptura con Sumar, continúa con el desplome electoral que viene arrastrando desde 2019 y practicamente desaparece en la región al obtener 0,25% del sufragio (3.469 votos), superado incluso por el PACMA, que ha aglutinado a un 0,36% del electorado.

Finalmente, tal y como auguraban las encuestas, Vox se ha quedado fuera del Parlamento gallego. Por tanto, Galicia permanece como la única comunidad autónoma en la que todavía no ha conseguido representación. Los de Abascal apenas han mejorado los resultados cosechados en 2020 y han conseguido apenas un 2,2% de los votos, frente al 2,05% de hace cuatro años.

Resultados por provincias

En la provincia de Pontevedra el PPdeG se mantuvo, más de 176.000 votos y 11 escaños. El BNG se alza con dos escaños más y pasa de 6 a 8 con más de 137.000 votos. Finalmente, el PSdeG-PSOE pierde dos escaños en esta provincia y pasa de tener cinco a solo tres, con más de 58.000 votos.

En la provincia de Lugo los populares perdieron un escaños y pasan de tener nueve a tener ocho, con más de 88.000 votos. El BNG gana uno y pasa de tres a cuatro (40.500 votos) y el PSdeG-PSOE se mantiene en dos escaños en esta provincia con casi 30.000 votos.

En Ourense, la Democracia Ourensana de Gonzalo Pérez Jácome y el BNG de Ana Pontón le robaron los escaños al PSdeG-PSOE. Ya que los primeros entran en el Parlamento y los segundos ganan un escaño más, frente a los tres que habían obtenido en las elecciones que se celebraron en 2020.

En Coruña, el PP perdió un diputado, de forma que se quedó en 13. Igualmente, el PSdeG perdió un escaño y se situó con tres. De este modo, el Bloque fue la única fuerza en subir, con dos diputados más, hasta los nueve.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud