Actualidad

Los momentos más surrealistas del juicio de Sam Bankman-Fried: claves de la gran estafa 'cripto'

  • Los primeros días del juicio confirman el uso indebido del dinero de los clientes 
  • Se alteraba el código informático, se inventaban balances y las deudas crecían
  • Los implicados apuntan a SBF como el cabecilla de la estafa 
El fundador de la quebrada FTX, Sam Bankman-Fried, a juicio. Foto: Bloomberg.

En cuestión de horas, Sam Bankman-Fried (SBF) pasó de ser el Warren Buffett de las criptomonedas a convertirse en el cabecilla de una de las mayores estafas de la historia de Estados Unidos. Tras descubrirse el fraude y quebrar su negocio, el que fue fundador de FTX se enfrenta ahora a los tribunales y a penas de prisión que rondan el siglo. Hasta la fecha, el juicio está siendo tan surrealista como la caída de su imperio, que llegó a estar valorado en 32.000 millones de dólares.

"Ha cometido errores sin querer"

La estrategia de los abogados de SBF es reducir en lo posible los cargos de los que se le acusa, minimizando el papel que este tenía en la plataforma de intercambio de criptomonedas FTX y en su fondo de cobertura asociado Alameda Research. A diferencia de otros implicados, SBF se ha declarado inocente y sus letrados han defendido que su cliente "ha cometido errores, aunque no tenía malas intenciones".

"No estamos a prueba de balas"

Una de las principales cuestiones que el proceso judicial está intentando aclarar es el traspaso de fondos de FTX a Alameda. SBF desviaba los depósitos de sus clientes a la firma, hasta que se encontró un agujero de 8.000 millones de dólares, que constató que faltaba dinero que se había movido de un lado a otro. Uno de los testigos del juicio, Adam Yedidia, que trabajó para la firma, preguntó a SBF por el asunto. Su respuesta fue: "El año pasado estábamos a prueba de balas. Este año no estamos a prueba de balas", explicó ante los tribunales Yedida, en declaraciones recogidas por Bloomberg. En 2021, este miembro de FTX recibió un bonus de 6 millones de dólares en efectivo, que invirtió en el capital del exchange.

Modificaciones en el código de la compañía

Otra de las irregularidades, de las muchas sorprendentes que está dejando este caso, es que el cofundador y responsable tecnológico de FTX, Gary Wang, modificó el código de la plataforma para que constara un préstamo de 65.000 millones de dólares a Alameda Research. Se llegaron a transferir unos 14.000 millones, una cantidad que después fue imposible de devolver.

SBF daba permiso para sacar fondos

Paralelamente, ha salido a la luz que Bankman-Fried daba permiso a los altos cargos de la compañía para coger dinero prestado y sacar fondos. Él era quien autorizaba dichas operaciones y, los trabajadores de mayor rango, pudieron hacerse con cientos de millones de dólares.

No había dinero para devolver a los clientes

Según el mismo imputado, Wang, que se ha declarado culpable, se sacó tanto dinero de FTX que ni siquiera se podían efectuar los reembolsos a los clientes que querían sacar su dinero. A veces, solo se les proporcionaba su inversión inicial y no las ganancias obtenidas. Otra de sus revelaciones explica el por qué del nombre Alameda Research. Sonaba prestigioso y era mejor evitar las referencias a la inversión en criptomonedas para poder hacer negocios, según lo que SBF le dijo y según su versión.

Se intentó mover el dinero tras la quiebra de FTX

SBF intentó sacar el dinero de FTX para que los fondos quedaran fuera del proceso de quiebra y fuera del alcance de los tribunales después de declararse la bancarrota. Wang y el que fuera CEO de la compañía preguntaron a su entonces abogado por esta posibilidad y, aunque el jurista dijo que no era viable hacer tal cosa, SBF ordenó que se hiciera igualmente, según el testimonio del primero.

Balances ficticios

Caroline Ellison, exCEO de Alameda Research, también involucrada y quien se ha declarado cupable, ha arrojado más luz sobre la operativa de las sociedades 'cripto'. Ella misma, por orden de SBF, creaba balances falsos para esconder el agujero que había en las cuentas de la firma. Llegó a inventarse hasta siete hojas contables para evitar que se descubriera el fraude, según sus declaraciones.

"Me sentí aliviada cuando se descubrió todo"

Otra de las sorpresas del juicio son las declaraciones de Ellison sobre qué piensa y que pensó durante el colapso de FTX. Pese a sentirse mal por todo el daño que había causado a los clientes y vivir la peor semana de su vida, también se sintió enormemente aliviada por poder dejar de mentir y empezar a asumir sus responsabilidades.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud