Actualidad

La surcoreana Busan se perfila favorita para acoger la 'Expo 2030' más rentable

  • Las multinacionales del país, lideradas por Samsung, convierten la candidatura en un objetivo prioritario
  • La ciudad competirá con Abu Dabi (Arabia Saudi), Roma (Italia) y Odessa (Ucrania)
  • La Asamblea General de la Oficina Internacional de Exposiciones (BEI) decidirá la sede el próximo noviembre
Aspecto de la ciudad y puerto de Busan, Corea del Sur. Foto: iStock

Busan, la ciudad más extensa de Corea del Sur, espera convertirse en la futura anfitriona de la Expo 2030 gracias a una decena de razones diferenciales respecto a sus tres rivales oficiales: Abu Dabi (Emiratos Árabes), Roma (Italia) y Odessa (Ucrania). Descartada esta última por razones evidentes, la Asamblea General de la Oficina Internacional de Exposiciones (BEI) elegirá al ganador del evento el próximo noviembre en París.

Los 170 países socios decidirán con su voto al posible ganador. En primera ronda se necesitará una mayoría de dos tercios. Sin este respaldo, el asunto se resolverá en una segunda ronda tras eliminar la ciudad con menos votos recibidos. A grandes rasgos, todo apunta a un pulso entre emiratíes y surcoreanos. Los primeros presumen de petrodólares y los segundos confían en la fuerza del trabajo e inversiones ya realizadas.

1. "Ya estamos listos". Busan apela al lema Transformando el mundo para un futuro mejor, con la tecnología para la humanidad. El esfuerzo emprendido años atrás rebaja las necesidades de inversión, lo que a su vez reduce la huella de carbono y multiplica la viabilidad del proyecto. "Busan es una ciudad ya preparada, no se crea nada nuevo con las principales infraestructuras ya operativas", apuntan desde el comité organizador. La capacidad hotelera no es problema en una de las ciudades más turísticas de Asia, sin necesidad de inversiones adicionales.

2. Las tres 'W'. La ciudad portuaria asiática ha hecho suyos tres conceptos siempre valiosos: well-developed (bien desarrollada, fruto de más de 20 años de trabajo previo), well-placed (bien ubicada, en el denominado Puerto Norte de Busan, con una superficie similar a la de 480 campos de fútbol) y well-experienced (bien experimentada, avalada por uno de los países más desarrollados del mundo, con éxitos en la gestión de la pandemia y con reconocimientos en la organización en eventos como la subsede de los JJ.OO de 1988, el Mundial de Fútbol de 2002, los Juegos Asiáticos de ese mismo año o la Cumbre de la Apec de 2005). 

3. Referente portuario. Sin llegar al bagaje de Roma, Busan se fundó hace seis siglos para convertirse en 1876 en el primer puerto comercial moderno de Corea del Sur. En 1995 recibió la consideración de ciudad metropolitana y actualmente es el centro neurálgico para el comercio y la logística, motor cosmopolita de desarrollo económico de Corea del Sur además de tercer puerto de contenedores más activo del mundo y una de las urbes con habitantes mejor formados del planeta.

4. Asunto de Estado. Las diferencias entre los distintos partidos políticos surcoreanos se han quedado a un lado ante el reto de acoger la Expo 2030. Derecha e izquierda hacen piña por la causa. Y lo mismo sucede con todas las grandes multinacionales del país, comprometidas en apoyar la candidatura de forma entusiasta, como es el caso de Samsung, LG, Hyundai, Daewo, SK Telecom, Fila, Mattel, SK Hynix, Dongbu y Halla, entre otros colosos del país.

5. Viabilidad económica. El equilibrio presupuestario es otro de los puntos diferenciales de Busan respecto a sus competidores. Las inversiones públicas previstas ascienden a 6,1 billones de wones (4.300 millones de euros) con unos ingresos esperados en 5.000 millones de euros entre el 31 de mayo y el 31 de octubre de 2030, según explica Huang Hyun Ki, responsable del ayuntamiento de Busan en calidad de comisionado.

6. Destino turístico. El mismo representante municipal recuerda que su ciudad ya acoge a 30 millones de visitantes cada año, cifra que se elevaría hasta 35 millones con la Expo 2030. "Hasta hace poco, muchos visitantes de Japón aprovechaban el viaje para visitar Corea, tendencia que ahora se invierte para elegir la cuna de la cultura K-Pop antes que la nipona.

7. Icono tecnológico y ambiental. Busan lleva años de ventaja al resto de las candidaturas en cuestiones tecnológicas. Gracias al impulso de Samsung, mayor empresa del país, los hábitos de las ciudades inteligentes forman parte de la normalidad de Busan. Analítica de datos, Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial son conceptos sólidamente asentados en el país con mayor desarrollo de Internet del mundo. La digitalización de sectores como el transporte, la gestión de residuos, la energía verde, la telemedicina o los sistemas de iluminación son otras de sus fortalezas universalmente reconocidas. Los responsables del proyecto tienen claro que "la presencia del océano inspira la conciencia de un futuro sostenible", donde "el compromiso con la regeneración ecológica prima sobre la nueva construcción". Con esos argumentos, Busan recuerda que su enclave geográfico, donde empieza y termina el continente euroasiático, ofrece hermosas vistas en el lugar donde se encuentra la tierra, y donde convergen las culturas continentales y marítimas".

8. Ciudades flotantes. La subida del nivel del mar de tres milímetros cada año, por culpa del calentamiento global, forma parte de las preocupaciones de Busan. Por lo pronto, la ciudad promueve un proyecto piloto de ciudades flotantes con 300 hogares con capacidad para 1.500 personas. Las lecciones aprendidas en dicho experimento se proyectarán en futuros desarrollos.

9. Zona económica libre. Busan prevé seguir los pasos de Shanghai y Taiwán para convertirse en zona libre de comercio, para así multiplicar la prosperidad de la ciudad. Ese objetivo se prevé acometer tanto si prospera la celebración de la Expo'30 como si queda en el intento.

10. Tecnología para la humanidad. Samsung Electronics es uno de los valedores más activos de la candidatura de Busan para acoger la Exposición Universal de 2030. La compañía surcoreana ya se erigió en embajador de la sede durante el pasado Mobile de Barcelona y el IFA de Berlín. Según la multinacional el lema de "Tecnología para la Humanidad" se alinea perfectamente con la filosofía empresarial de un gigante que históricamente "utiliza su talento y tecnología para crear productos y servicios que contribuyan a una sociedad cada vez mejor y más sostenible".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud