Actualidad

Grifols, Carulla, Carceller, Roures... los empresarios 'catalanes' que precedieron a Del Pino

  • Ferrovial no es la primera en beneficiarse de operar en los Países Bajos
  • En los últimos años han sido varios los que optaron por repatriar sus sociedades holandesas a España
Son muchos los empresarios catalanes que trasladaron sus sociedades a ?msterdam. EE
Barcelonaicon-related

Rafael Del Pino, que ya posee su participación en Ferrovial a través de una firma holandesa, no fue el primero en beneficiarse del régimen de los Países Bajos. En las últimas semanas, el movimiento de Ferrovial para trasladar su sede a Ámsterdam ha sido duramente criticado por el Gobierno, pero no es ni de lejos el único en operar desde la región. Aunque la práctica parece haber retrocedido en los últimos años -son muchos los que optaron por repatriar sus sociedades- en Cataluña fue habitual durante décadas. Apellidos ilustres como los Grifols, los Carulla, los Puig o los Rodés cogieron el avión desde Barcelona para constituir una BV, como se denominan allí las sociedades limitadas.

"A día de hoy ya no hay tantas diferencias en la fiscalidad entre España y los Países Bajos", recuerda Juan José Terraza, socio de fiscalidad internacional en Augusta Abogados. Más allá del sandwich holandés, que permite enviar dividendos a paraísos fiscales sin apenas tributar. Como ya explicó elEconomista.es, la estructura actual hace que, con el sistema del sandwich holandés, una firma pueda obtener beneficios en toda Europa y luego trasladarlos a un paraíso fiscal con una tasa efectiva del 8%.

"España ya cuenta con convenios de doble imposición con la mayoría de los países, por lo que ha avanzado en este campo, aunque la red de los Países Bajos es todavía superior", compara. La sensación es que las ventajas de antaño ya no son tantas, aunque sí es cierto que España redujo la bonificación de dividendos del extranjero del 100% al 95% en 2021. "Además, hay que tener en cuenta la seguridad jurídica del país", señala el letrado.

Otro fiscalista, que pide permanecer en el anonimato, señala que la fiscalidad española para las sociedades holding es hoy bastante atractiva y justifica el retorno de muchos patrimonios por la nueva política de la OCDE, más estricta con las sociedades en terceros países si no tienen una causa económica justificada.

Los Grifols ostentan patrimonio a través de Scranton, aunque parte de la familia repatrió sus sociedades

Pero no es necesario beneficiarse de esta estructura para operar desde Holanda. El caso más conocido es el de la familia Grifols, que controla el 8,6% de su empresa de hemoderivados a través del holding Scranton Enterprises, participado tanto por miembros de la familia, entre los que destaca Victor Grifols Roura, como por directivos de confianza, como el consejero Tomás Dagà, abogado Osborne & Clarke. La compañía agrupa también las inversiones en el sector inmobiliario, la cavista Juvé y Camps o el club de baloncesto Joventut de Badalona.

Sin embargo, parte de la saga catalana decidió recientemente emprender el camino de vuelta. En 2022, los Grifols Gras, que ostentan el 7,08% de la cotizada, trasladaron los activos de la holandesa Thorthol a la española Ponder Trade. El mismo camino siguió Ralledor Holding (6,15%), propiedad de Nuria Roura, madre del presidente de Grifols y viuda de Víctor Grifols Lucas (presidente de la empresa hasta 2001), y participada también por el consejero delegado Victor Grifols Déu, como avanzó elEconomista.es.

También Demetrio Carceller controla parte de Damm desde los Países Bajos. Con sede en Ámsterdam, Seegrund BV ostenta el 16% de la cervecera y, junto al 33,5% que tiene con Disa Corporación, le da el control de la compañía. No fue hasta 2014 que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) desenmarañó la estructura societaria del dirigente. Dos años después, la familia aceptó pagar una multa de 92 millones de euros tras ser acusados por la Fiscalía de un delito contra la Hacienda Pública por tener patrimonio en territorios off shore.

La familia Carulla, capitaneada por Artur Carulla, es otra de las que utilizó la fiscalidad laxa del Estado. A través de Venelpark (13,9%) y Merimare Investments (16%) poseen parte de sus acciones de Agrolimen. No obstante, en 2021 decidieron repatriar los activos de la segunda a una sociedad limitada en España. Los movimientos en su red societaria, con ramificaciones en Belice, Uruguay o Costa Rica, provocaron una investigación de Hacienda, aunque evitaron ir a juicio tras pactar una multa de 6,4 millones con la Fiscalía.

Jaume Roures venció al fisco, que cuestionaba los dividendos que cobraba 

El que resultó vencedor de las acusaciones de la Agencia Tributaria fue Jaume Roures, que durante años poseía Mediacapital BV, desde donde controlaba casi 500 millones de euros de patrimonio. El fisco le acechó por los dividendos cobrados, pero tras años de batalla judicial el Supremo dictaminó que las deducciones realizadas eran correctas. Hoy, una vez vendida Mediapro a la china Orient Hontal, todavía regenta parte de su patrimonio a través de la firma March Investments 2012, sociedad vinculada a Orpheus Media, la empresa que adquirió el 25% de Barça Studios.

Otro que utiliza todavía sus sociedades en los Países Bajos es Mango, propiedad de Isak Andic. Más allá de la filial que opera las tiendas en el país, la compañía registra todas sus marcas y logos con la firma Consolidated Artists BV, como se puede comprobar en el Registro de Marcas de la Unión Europea, debido a que la protección que les ofrecen a nivel continental es mayor. Al frente de la empresa figura Jonathan Andic, hijo del presidente del grupo.

El otro gigante catalán de la moda también se valió durante años de los beneficios holandeses. Desigual tuvo hasta 2013 la sociedad It's not the same BV, pero coincidiendo con la salida del entonces consejero delegado, Manel Adell, el presidente y fundador, Thomas Meyer, optó hace una década por consolidar todas las sociedades del conglomerado en España, que quedaron englobadas en el holding Abasic SL.

Los Puig (Puig), los Rodés (Havas Meida) y Thomas Meyer (Desigual) son algunos de los que han repatriado sus sociedades

También tomaron el camino de vuelta los Puig, que en 2021 cerraron Exea Ventures BV, con la que controlaban el 44% del grupo perfumero. Aunque la matriz todavía está en Suiza, la clausura de la firma holandesa provocó la creación de Exea Ventures SL en España, que pasó a controlar los activos. Fuentes del grupo explicaron en su momento que el cambio se hizo en el marco de la reestructuración societaria acometida a finales de 2020, cuando la organización se dividió en tres ramas: Beauty and Fashion, Charlotte Tilbury y Derma.

La familia Rodés -accionistas de Havas Media y el diari Ara- también cerró su sociedad en el país en 2021, según consta en el Registro Mercantil. Como explicó en su momento elEconomista.es, contaba con un patrimonio que rondaba los 90 millones de euros. La saga catalana explicó en 2017 que la firma "tuvo la finalidad de actuar como holding de nuestras inversiones, aprovechando las ventajas que la fiscalidad holandesa ofrecía para inversiones en el extranjero, pero ese mismo sistema fue años más tarde implementado en España, a través del régimen fiscal de las entidades de tenencia de valores extranjeros, por lo que Aliada Investments dejó de cumplir con esa finalidad, si bien decidimos mantenerla activa por la complejidad que resultaría de su liquidación".

Tener el dinero en los Países Bajos puede provocar incluso disputas en el seno familiar. Fue lo que sucedió a los Costafreda, antiguos propietarios de Panrico. La sociedad Lat 53 se quedó con la mayor parte de los 400 millones que pagó el fondo Apax en 2005, pero los dos hermanos pequeños, Andreu y Joan Lluís, iniciaron hace una década una batalla judicial en Barcelona contra su hermano mayor, Albert, por no repartir dividendos. Finalmente dio su brazo a torcer y volvió a abrir el grifo.

Y aunque Sol Daurella prefiere Luxemburgo –desde donde controla su participación en Coca-Cola Europacific Partners-, su prima hermana, Elena Daurella Aguilera, optó en 2019 por devolver su dinero a España desde Curaçao y Aruba, autónomos dentro del Reino de los Países Bajos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud