Actualidad

La DGT informa sobre los dos complementos que todo coche estará obligado a llevar en 2022

  • El ISA y la cámara trasera luchan contra la velocidad y la imperfecta visibilidad
  • Ambos se insertan en el marco europeo de cero víctimas mortales en 2050
  • Ayudarán a evitar 18.000 fallecidos y 140.000 heridos graves en 18 años
Foto: Dreamstime.
Madridicon-related

En un constante avance hacia la mayor seguridad en carretera, hace tiempo que las autoridades europeas aprobaron la llegada e implantación de dos complementos tecnológicos vitales para reducir accidentes. En el marco del programa 'Visión Cero', que tiene como objetivo que no haya fallecidos para 2050 en la Unión Europea, para 2022 estos dispositivos serán obligatorios en todos los nuevos coches con el fin de que según se renueve el parqué, todos los vehículos los tengan instalados.

ISA y cámara trasera. Dos conceptos que en los últimos años se han ido implementando en el sector automovilístico y que en menos de cuatro meses tendrán que llevar todos los coches que salgan del concesionario. Así lo ha recordado la Dirección General de Tráfico (DGT), especificando cómo funcionan, sus características y beneficios.

Dos complementos que, en palabras del organismo, valdrán para evitar 25.000 muertes y 140.000 heridos graves en toda la UE en los próximos 18 años. Es decir, diez años antes de que el citado 2050 llegue cuando las autoridades que rigen el Tráfico continental quieren tener más que avanzados sus sistemas de seguridad en carretera.

¿Qué es el ISA y para qué sirve?

Empezando por el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA), este servicio va en línea con la principal causa de accidente en vías urbanas e interurbanas: la velocidad. Mediante la combinación del reconocimiento de las señales de tráfico y el control de crucero, el ISA informa al conductor de la velocidad máxima permitida en cada punto, así como ayuda a que nunca se sobrepase esta.

Una medida que se hace de manera automática, no permitiendo nunca superar lo fijado, pero que se puede desactivar si el piloto así lo desea (una opción que se baraja suprimir en el futuro, una vez todos los conductores se hayan acostumbrado al sistema). Además, se prevé arreglar el margen de error del 10% que tiene actualmente, debido principalmente a actualizaciones del GPS o a situaciones donde coinciden obras, vías paralelas o climatología adversa.

¿Qué es la cámara trasera y para qué sirve?

Mucho más implantada en la actualidad está la Cámara Trasera con Detención de Tráfico Cruzado. Un servicio que ayuda a maniobrar marcha atrás, además de asistir en el aparcamiento las aplicaciones más desarrolladas. Permitiendo una visión directa en los obstáculos que pueden interferir en la trayectoria, se activa automáticamente al introducir la marcha atrás. 

Un servicio en el que se sigue trabajando, con el fin de incluir en el sistema la opción de que éste avise al conductor de la proximidad de vehículos que juzga críticos por sus laterales. Es decir, un señalizador muy útil, sobre todo, en el estacionamiento en batería cuando nunca se tiene una visibilidad óptima del tráfico lateral.

Dos servicios que ya se han empezado a incluir y serán toda una realidad para 2022 y que irán complementados de otras seis aplicaciones. El detector de fatiga y somnolencia, con detector de pérdida de atención, la frenada de emergencia, la alerta de cambio involuntario de carril, el bloqueo del vehículo con alcoholímetro, la caja negra y la alerta de cinturón en las plazas traseras, para ayudar al citado objetivo de cero víctimas mortales en accidentes de carretera para 2050.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud