Actualidad

El truco más escondido de la DGT: así son los diez consejos para ahorrar combustible este verano

  • Con un precio de la gasolina a niveles récord, el ahorro se hace esencial
  • Además, gastar la gasolina de forma eficiente va ligado a la seguridad vial
Foto: Dreamstime.

El verano y la vuelta de la libre movilidad por toda España, sumado al precio del petróleo, ha incrementado muy considerablemente el coste de llenar el depósito de gasolina de un coche. Con cifras que oscilan el euro y medio por cada litro, ahorrar lo máximo posible en combustible se hace vital si no se quiere pasar unas vacaciones mirando más de la cuenta al bolsillo.

Es por todo esto por lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha querido dar una serie de consejos sobre cómo sacar el máximo partido a la gasolina desde que se monta en el vehículo hasta que se para el motor. Diez trucos que llegan a través de su revista Tráfico y Seguridad Vial y que son de mucha utilidad ante la segunda fase de la campaña de verano.

Una segunda fase que arrancó el pasado fin de semana, con el inicio de agosto, pero que tendrá para esta segunda semana otra gran prueba de fuego en cuanto a la seguridad en carretera se refiere. Además, para estos días, la DGT va a implementar su campaña con una operación de control de alcohol y drogas, principal causa de los accidentes de tráfico cada año.

Los diez consejos de la DGT

Pero volviendo a lo que el ahorro de combustible se refiere, la DGT considera vital tanto para la economía de los conductores como para su seguridad, puesto que son conceptos que van de la mano. 

1. Arranque y puesta en marcha. No hay que pisar el acelerador al arrancar, puesto que esto consume carburante sin necesidad de ello. Una vez arrancado, habrá que iniciar la marcha inmediatamente.

2. Primera marcha. Solo debe ser usada para salir. Es decir, a los 2 segundos de iniciar el camino o pasados los 6 primeros metros ya se debe meter la segunda marcha.

3. Aceleración y cambios de marcha. Toda aceleración se debe hacer sin pisar el pedal a fondo, además, los cambios de marcha deben ser entre 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto, en los vehículos de gasolina, y entre las 1.500 y 2.5000 rpm en los diésel.

4. Utilización de marchas. Las marchas deben ser lo más largas posible, a bajas revoluciones y, eso sí, sin generar riesgos innecesarios en carretera.

5. Velocidad de circulación. Evitar los acelerones, frenazos o cambios de marcha innecesarios también ayuda en el ahorro pues de lo contrario, se pierde energía y combustible. 

6. Deceleración. Al igual que no se debe acelerar con el pedal a tope, frenar de forma suave también ayuda a ahorrar gasolina. 

7. Detención. Dentro de que las condiciones lo permitan, velocidad y distancia de seguridad, el coche se debe detener sin reducir previamente las marchas. 

8. Paradas. Cada vez más coches llevan sistemas de detención automática del motor, pero por si acaso, si la parada supera los 60 segundos es recomendable detenerlo manualmente.

9. Anticipación y prevención. Mantener siempre la recomendada y suficiente distancia de seguridad ayuda a no tener que pasar por imprevisto y reaccionar bruscamente, elevando el consumo.

10. Seguridad. La conducción eficiente en general ayuda a reducir el gasto de gasolina. Además, el peso extra, las vueltas innecesarias, los atascos, el mal estado de los neumáticos o del coche en sí, así como el aire acondicionado eleva el consumo considerablemente. 

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

...
A Favor
En Contra

Todos se resumen en uno. Dejen el cochecito parado y hagan los desplazamientos andando, nadando, o volando acompañando a Ícaro. Todo lo demás son chorradas y más chorradas.

Puntuación 13
#1
perico
A Favor
En Contra

lo mas barato es cuando repostas es largarte sin pagar

Puntuación -2
#2