Vivienda

Alerta en las obras de vivienda: el 42% de las promotoras prevé paralizar proyectos

  • La falta de suministros ha llevado ya al freno de 50 promociones
  • Denuncian que algunos fabricantes están especulando con los precios
  • El 80% se plantea a futuro frenar proyectos aún sin preventas

Lo que no logó el Covid si lo ha logrado la guerra de Ucrania. El 30% de las empresas promotoras del sector residencial han parado las grúas, lo que da como resultado que se hayan frenado las obras de medio centenar de proyectos. Así se recoge en una encuesta realizada por la patronal del sector APCE a la que ha tenido acceso elEconomista y en la que han participado 85 compañías de toda España.

Pero lo peor está por venir si la situación se extiende, ya que un 42% de los encuestados espera parar obras de ahora en adelante, lo que afectaría a unas 75 promociones residenciales, siendo las Palmas de Gran Canaria, Madrid y Valencia las provincias más afectadas.

La situación de incertidumbre que ha llevado a un alza de los precios de la energía y de las materias primas está suponiendo una barrera para el sector, que camina con pies de plomo y se plantea además frenar el lanzamiento de nuevos proyectos sin preventas. Este es el caso, concretamente, del 80% de los encuestados.

La situación de desabastecimiento generalizada que se está produciendo en el país está afectando a las grandes promotoras. Así lo reconoce, Borja García-Egotxeaga, CEO de Neinor Homes, que apunta que como consecuencia de la huelga "está habiendo problemas de suministro de todo tipo de materiales en las obras. Productos como el hormigón -que tiene un tiempo máximo de entrega desde que sale de la planta hasta la obra- , son los que más están sufriendo".

El directivo, que lleva el timón de una promotora con más de 5.000 viviendas en distintas fases de construcción, asegura que "a medida que la situación se prolongue, los stocks de materiales en las obras irán disminuyendo y esto provocará paros parciales o totales de trabajos de obra".

Juan Carlos Calvo, Director de Estrategia y Relación con Inversores de Metrovacesa, espera que la problemática generada por la huelga de transportistas "se trate de una situación temporal, pero no podemos prever cuánto se alargarán los problemas de transporte de materiales· Calvo destaca que sus promociones en curso avanzan según lo estimado y no presentan riesgo de retraso puesto que ya tenemos todo contratado y avanzan sin contratiempos significativos. "Por ello, no vemos problemas en el calendario de las obras, salvo que se alargasen significativamente los problemas de suministros".

Lo que si están analizando muy de cerca es "la evolución de los costes ya que, si mantienen su tendencia alcista sí se podría valorar el inicio de alguna promoción futura hasta, que se normalizara la situación".

Por su parte, Aurelio Rodríguez, director general de Operaciones de Habitat, explica que "en este momento, estamos trabajando con rigor y eficiencia para que estas circunstancias tengan la menor repercusión posible en nuestras promociones". El directivo de la promotora, que tiene 2.000 unidades en distintas fases de construcción, reconoce que "la situación actual es delicada y nosotros somos prudentes ante este contexto de incertidumbre, aunque es cierto que todo apunta a que se trata de una situación coyuntural que debería resolverse en las próximas semanas".

Asimismo, Rodríguez señala que la situación actual, "sumada a la gran demanda de vivienda existente, la falta de suelo finalista y la inflación de los costes, puede, muy probablemente derivar en un incremento del precio de la vivienda".

Arranca la especulación

Raúl Guerrero, CEO de Gestilar advierte de que "hay fabricantes que ya están parando la producción debido a los altos costes de la misma y otros, ante la incertidumbre, están revisando tarifas añadiendo un coeficiente del miedo" y, además, denuncia que "como desgraciadamente suele ocurrir en momentos como estos, algunos proveedores están reteniendo material especulando con su precio al alza".

La compañía, que tiene en cartera proyectos residenciales que suman más de 3.000 viviendas, asegura que, por el momento, "todas las obras que tenemos en marcha se encuentran en realización y sin retrasos importantes", pero reconoce que "la situación es grave". "En el peor de los escenarios, si esta situación se prolongara mucho tiempo y se acaba repercutiendo el incremento de costes de material a los precios de la vivienda, se puede provocar un parón en la demanda".

Gómez-Pintado: "Si el problema persiste, en un espacio corto de tiempo afectaría gravemente con paralizaciones de obras, pérdidas de empleo y un impacto muy negativo en el balance de las compañías"

Alberto Muñoz, CEO de Inmobiliaria Espacio, asegura que "en estos momentos empezamos a encontrarnos graves problemas de suministro en nuestros proyectos en construcción, y las obras empiezan a ralentizarse como consecuencia de ello". Así, su prioridad, "será mantener, en la medida de lo posible, los plazos de entregas de las construcciones ya comenzadas, algo que estamos consiguiendo, pero en caso de incrementarse los problemas de suministro podríamos valorar retrasar el inicio de nuevos proyectos hasta que la situación sea más estable y tengamos una mayor visión del escenario futuro.

Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Corporación Vía Ágora, reconoce que están teniendo problemas con el acero y el aluminio por el cierre de la fábrica y advierte de que en caso de que persista esta situación, el sector promotor no será una excepción y "en un espacio corto de tiempo afectaría gravemente con paralizaciones de obras, pérdidas de empleo y un impacto muy negativo en los balances de las empresas".

Raúl Moreno, director de desarrollo de AQ Acentor, augura que "en un contexto de incertidumbre, muchos promotores frenaran procesos de compra, ante la subida de los costes de construcción y una limitada capacidad de repercutir estos costes en el precio final de la vivienda, que depende de otros factores".

Moreno, destaca que en su caso "los proyectos que tenemos en marcha avanzan, por lo general, según calendario. Algunos, incluso, por delante". Sin embargo, "ya hemos recibido contacto de algunas constructoras que nos han adelantado que tendrán problemas para abastecerse con algunos materiales por el cese de la actividad de las fábricas. Tenemos almacenadas en las obras reservas de otros materiales, como los productos cerámicos que nos permitirán avanzar en otros trabajos dentro de los proyectos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin