Vivienda

Las claves para ahorrar en la factura de luz de una segunda vivienda

  • En la mayoría de las segundas viviendas se ajusta la potencia al mínimo
  • La eficiencia energética de la vivienda es fundamental para el ahorro
  • Una mala gestión de los recursos puede derivar en unos gastos elevados

Desde que comenzó la pandemia las segundas residencias han tenido más "vida". Muchos españoles que disponen de una segunda vivienda han pasado más tiempo en ella, entre otros aspectos, por la posibilidad del teletrabajo. En otras ocasiones, las restricciones de movilidad a lo largo de la crisis sanitaria provocaron que muchas de estas casas estuvieran vacías durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, tener una segunda casa supone pagar otra factura de luz más, por ello, ajustar la potencia y buscar un precio de kW barato es clave para conseguir ahorrar costes. Así lo señalan los expertos de Gana Energía, que ofrecen algunas claves para ajustar el contrato de la segunda vivienda al máximo y ahorrar a final de mes.

Ajustar la potencia contratada es una de ellas. Al ser un gasto fijo que se paga independientemente del consumo, "en la mayoría de los hogares se recomienda ajustar la potencia al mínimo y organizar el consumo de la forma más eficiente posible. Hay que tener en cuenta que bajar la potencia de luz no es fácil, y depende directamente de la cantidad de electrodomésticos que se tengan conectados", explican desde la comercializadora valenciana.

En algunas ocasiones es posible bajar la potencia organizando las horas en las que se va a usar la electricidad (cocina, plancha, otros electrodomésticos…). Desde Gana Energía recuerdan que "bajar la potencia tiene un coste de 10,94 euros y volver a subirla tiene precios bastante elevados: subir la potencia de 1.15kW a 3.45kW cuesta entre 114,11 euros y 164,11 euros y de 2.3kW a 3.45kW tiene un precio de 62,52 euros a 112,52 euros". En este sentido, algunas distribuidoras solo permiten realizar un cambio de potencia al año.

Controlar el consumo eléctrico es uno de los principales aspectos que repercuten en el precio de la factura de luz. Se mide en kilovatios hora (kWh) y, normalmente, se factura de forma mensual. Una vez revisada la potencia que se ha contratado, este es el segundo paso para optimizar al máximo el ahorro: llevar un control del consumo y ajustar los hábitos para conseguir el mayor ahorro posible.

Por otro lado, si el usuario solo pasa unos días al año en su segunda vivienda, existe la posibilidad de que se plantee dar de baja el suministro durante el resto del año. En principio, "no es buena idea dar de baja la luz, ya que volver a darla de alta no es barato. Para dar de alta la luz en una vivienda hay que pagar ciertos costes regulados. En el caso de los derechos de extensión, tienen una vigencia de tres años para suministros de baja tensión (la mayoría en hogares). Por lo que si se da de alta la luz antes de ese periodo no hay que pagarlos. En el caso de que no se le vaya a dar uso a esa vivienda durante más de un año puede ser rentable, pero si es una casa de verano que se visita varias veces al año o que se aprovecha para hacer teletrabajo, no merece la pena dar de baja la luz para volver a darla de alta cuando se vuelva a visitar", explican los expertos de Gana Energía.

La eficiencia energética de la casa

Para conseguir ahorrar en la factura de la luz, tener una vivienda eficiente energéticamente es otro aspecto fundamental. A través del certificado de eficiencia energética se informa de las características del inmueble referentes a la luz, la orientación, tamaño, situación y emisiones de CO2. Optimizar los sistemas de calefacción, refrigeración e iluminación; el uso de equipos eficientes, minimizar la dependencia de medios artificiales, priorizar las energías renovables y reducir las emisiones contaminantes son aspectos que ayudan a conseguir la eficiencia energética de una vivienda.

Además, desde la comercializadora aconsejan "elegir la mejor tarifa de luz para la segunda residencia y que mejor se adapte a las necesidades". Para ello, se debe prestar atención a aspectos como el precio de la electricidad, las condiciones de contratación del servicio, la existencia de servicios adicionales que tienden a encarecer la factura, los descuentos en las tarifas o la permanencia.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Placas solares
A Favor
En Contra

El 85% del famoso Ibex y toda la banca en paraisos fiscales..Amnistias fiscales blindadas en España para los mayores defraudadores y evasores ..sin transparencia en las licitaciones y contrataciones publicas donde se han defraudado mas de 155000 millones de euros ,, rescates sin devolver de la delincuencia bancaria ,, 1500 corruptos oficiales del ppsoe .estafas bancarias impunes. preferentes,ilegal suelo hipotecario,tarjetas revolvings , etc

Puntuación 0
#1