Vivienda

Certificado de eficiencia energética de la vivienda: qué es y para qué sirve

  • El certificado dispone de una escala que va de la A a la G
  • La mayoría de españoles desconocen la calificación energética de su vivienda

Este jueves, 21 de octubre, se celebra el Día Mundial del Ahorro Energético. Una fecha que sirve para concienciar a los ciudadanos de la importancia de ahorrar energía, y que anima a cambiar los hábitos de consumo y orientarlos hacia un mayor respeto al medioambiente.

Uno de los ámbitos donde más se puede actuar en esta materia es desde el inmobiliario. Desde 2013 existe el conocido certificado energético en el que se detalla la eficiencia energética de un edificio o parte del mismo. Su objetivo es que los futuros propietarios o inquilinos puedan comprobar los valores de referencia que permitan valorar la eficiencia energética de un edificio. 

Esta certificación -que tiene una caducidad de 10 años- dispone de una escala que va de la A a la G, siendo A la calificación más eficiente, y la G, la menos eficiente, según explica la proptech Casavo. 

Los pisos en fincas con una antigüedad superior a 30 años pueden obtener como máximo una calificación "D", por lo que no sería posible su mejora hasta la certificación más eficiente. 

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el 84% de las viviendas con etiquetado energético en España están en los tres últimos puestos de la tabla, con letras E, F y G. Asimismo, si nos centramos en el caso concreto de Madrid, tan solo 937 de los más de 500.000 registrados en consumo de edificios existentes alcanzaba la letra A.

Suspenso en calificación energética

El 56,3% de los españoles desconoce la calificación energética de su vivienda. Esta es una de las principales conclusiones del Barómetro Isover & Placo® sobre los hogares. Sobre el uso eficiente de la energía en el hogar, es decir, las acciones encaminadas a disminuir la factura energética, mejorar el confort, el bienestar y la salud de los habitantes del hogar, el estudio confirma que hay un interés general por parte de los españoles de favorecer la eficiencia energética de la vivienda (83,1%); si bien el 54,8% afirma que no tiene capacidad económica para hacerlo.

Además, el ahorro se sitúa como el principal motivo para mejorar la eficiencia energética de la vivienda (para el 74,2% de los encuestados); seguido de la mejora del confort (59,1%); la preocupación por el medioambiente (45,3%); la mejora del aislamiento acústico (35%); y la revalorización de la vivienda (19,9%).

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Solo sirve para recaudar. Es un impuesto más.

Puntuación 4
#1
Pepe
A Favor
En Contra

Me dedico a la eficiencia energética hace más de 30 años, el certificado no vale absolutamente para nada, es una tomadura de pelo burda, es mamandurria es estado puro.

Puntuación 2
#2
ferran
A Favor
En Contra

Otro invento de los políticos para que se recaude un poco mas del ciudadano de a pie y pague unos cuantos euros mas para el pozo sin fondo de las arcas del Estado y así poder contratar a unos cuantos funcionarios mas, para que se controle tal dislate. España tiene los servicios de África, pero los impuestos de Noruega, Suecia, Finlandia, eso si, salen los politicuchos que tenemos y dicen que si nos comparamos con Europa, estamos en la media poco mas o menos, lo que no dicen es que allí se cobra 10 veces mas de sueldo.

Puntuación 1
#3