Vivienda

Así serán los próximos meses del sector inmobiliario según las agencias

  • 6 de cada 10 agentes inmobiliarios prevén un aumento de las ventas
  • Las compraventas han subido un 18% en el primer semestre

Habrá más operaciones de compraventa, el mercado mantendrá su dinamismo actual y la oferta disponible de vivienda apenas sufrirá cambios. Así dibujan las agencias inmobiliarias agrupadas en FAI (Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias) los próximos meses de actividad del sector.

En concreto, el último barómetro de la Federación desvela que un 62,82% de los agentes inmobiliarios pronostican un aumento de las ventas en el segundo semestre del año, frente al 18,42% que cree que serán similares, y a otro 18,72% que apuesta a que las ventas serán inferiores. 

En cuanto al funcionamiento global del mercado, la mayoría de agencias dan por hecho que la dinámica será positiva en la segunda parte del año, en línea con el análisis que hacen otros actores del sector. En este caso, un 37,43% de los encuestados espera que la situación mejore, el 40,94% cree que la situación será similar, el 11,11% prevé que será peor, y una minoría del 10,53% ve riesgo de desaceleración.

El estudio también ahonda en la oferta de vivienda en venta disponible en el mercado. Los profesionales pronostican que las cifras se mantendrán en el mismo nivel que el actual. Así lo aseguran el 54% de los encuestados, frente a un 45,32% que apuestan a que ocurrirá lo contrario. De la misma forma, el 53,80% tampoco prevé que aumento el tiempo para vender un inmueble, frente a un 46,20% que señala que sí.

"El mercado inmobiliario muestra robustez y el sector se convierte en clave para la recuperación económica, tras un año y medio marcado por la pandemia. Además, se observa una tendencia alcista dentro de unos parámetros razonables y lejos, por tanto, de una nueva burbuja inmobiliaria, ya que hablamos de un sector en el que tanto comprador como vendedor se muestran más maduros y cautos a la hora de tomar decisiones de comprar o vender, así como más atentos a las incertidumbres económicas a corto plazo, que puedan provocar tensiones bajistas en los precios", explica José María Alfaro, coordinador general de FAI. 

El experto recuerda que el mercado no se comporta de la misma manera en todas las zonas, y que el aumento o bajada de las operaciones está sujeto a diferentes factores. Destaca por ejemplo, la ubicación de las viviendas, las oportunidades de desarrollo laboral y la disponibilidad de espacios abiertos o terrazas.

La primera parte del año

En cuanto a la situación actual, el estudio señala que el 65% de las agencias han aumentado las operaciones de compraventa en un 18% durante el primer semestre del año con respecto al mismo período de 2019. La mayor subida se ha producido en las viviendas habituales de segunda mano, según el 67% de los encuestados, seguido de las segundas residencias, para el 31% de los agentes y de la vivienda habitual de obra nueva, para el 21%.

¿A qué se debe esta mejoría? Los expertos lo achacan a las decisiones de cambio de tipo de casa, al efecto entrada de demanda retenida como consecuencia del Covid;-19, y a las buenas condiciones de acceso a la financiación. A ello hay que sumarle el aumento de la rentabilidad que ofrecen las viviendas en alquiler y el bajo inventario de oferta disponible en determinadas zonas.

En el lado contrario, un 35% de las agencias inmobiliarias aseguran que las operaciones de compraventa han bajado en la primera parte del año con descensos que en algunos casos llegan al 19,5% de media. En este caso, el ajuste se explica por el enfriamiento de la economía, la escasez de oferta de vivienda, a las exigencias para acceder al crédito inmobiliario, a la falta de ayudas a los compradores o a la pujanza de la opción de alquiler frente a la compra.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud