Vivienda

Comprar una vivienda para reformar es hasta un 45% más barato en algunas ciudades de España

  • Un piso que necesita reforma es un 46% más barato en Ourense
  • Sin embargo, en Madrid y Barcelona el descuento solo es del 12%

Cada vez son más las familias que miran a la vivienda como una forma de ahorro e inversión. Una vez tomada la decisión, la gran pregunta es si comprar obra nueva o segunda mano. Normalmente la segunda mano ofrece mayor rentabilidad (alquiler sobre coste de la vivienda), pero aún así dentro de la vivienda usada aún puede surgir otra duda: ¿vivienda para reformar o en condiciones óptimas?

Cada vivienda es un caso único, pues dependiendo de las condiciones en las que se encuentre el coste de la reforma puede a veces minar la rentabilidad que se espera obtener. No obstante, en términos generales, una vivienda para reformar puede llegar a ser mucho más barata que otra en óptimas condiciones, aunque en gran medida esto depende de la ciudad en la que se encuentre. 

Un descuento del 25%

El precio de un piso que no esté en óptimas condiciones y que necesite una reforma supone, de media, un descuento del 25% sobre el precio de un piso similar pero en buenas condiciones, según un estudio publicado por idealista. El coste por metro cuadrado de un piso en buen estado es de 1.705 euros, mientras que en el caso de los pisos a reformar esa cantidad desciende hasta los 1.279 euros/m2 .

Por capitales, la mayor diferencia entre los pisos en buen estado y con necesidad de reforma se da en Ourense, donde los que necesitan una importante actualización son un 46% más económicos. Le siguen Jaén (-45%), Cuenca (-44%), León (-44%), Pontevedra (-43%), Palencia (-43%), Las Palmas de Gran Canaria (-40%) y Castellón (-40%). Se espera que el sector de las reformas crezca con fuerza este año.

En el lado opuesto está la ciudad de San Sebastián, la única en la que los precios de las viviendas para reformar son superiores (3%) a las de buen estado, motivado probablemente por la mejor ubicación de muchos pisos antiguos del centro. Le siguen los pisos de Huelva, donde los pisos para reformar son un 6% más baratos, seguido por Pamplona (-7%), Murcia (-9%) y a continuación están Barcelona y Madrid (con un -12% en ambos casos).

El ranking de las ciudades con las viviendas para reformar más caras no muestra grandes sorpresas: San Sebastián (5.080 euros/m2), Barcelona (3.762 euros/m2), Madrid (3.644 euros/m2), Palma (2.852 euros/m2), Bilbao (2.678 euros/m2) y Pamplona (2.333 euros/m2). Jaén, en cambio, tiene el precio para reformar más económico, con 721 euros por cada metro cuadrado. Le siguen Lleida (775 euros), Cuenca (806 euros/m2) y Castellón (810 euros/m2).

San Sebastián, por su parte, es también la ciudad con los pisos en buenas condiciones más caros (4.930 euros/m2), seguido por Barcelona (4.255 euros/m2), Madrid (4.155 euros/m2) y Palma (3.631 euros/m2). Huelva, en cambio, es el mercado más económico para comprar un piso sin necesidad de reforma (1.164 euros/m2).

El ahorro a nivel nacional

A nivel nacional, el ahorro que generaría un comprador de una vivienda a reformar, en el caso de optar por un piso tipo de 90 metros, llegaría hasta los 38.395 euros, que podrían destinarse al pago de la reforma.

Dadas las diferencias de precios entre unas y otras capitales, el importe que podría destinarse a la reforma varía. La cantidad más elevada se da en Las Palmas de Gran Canaria (91.576 euros), seguida por Vitoria (89.339 euros), Pontevedra (75.398 euros), Ourense (72.449 euros), y Palma (70.071 euros), las únicas por encima de los 70.000 euros.

El extremo opuesto lo ocupa San Sebastián (donde comprar para reformar no supondría ningún ahorro), seguido por Huelva (6,273 euros), Murcia (11.251 euros), Pamplona (15.378 euros) y Alicante (22.772 euros).

Entre las grandes ciudades, Sevilla es el mercado en el que menos ahorro se generaría (43.455 euros). Le siguen Barcelona (44.317 euros), Zaragoza (44.592 euros), Madrid (45.984 euros) y Valencia (48.322 euros). Por encima de los 50.000 euros se encuentran Valladolid (50.659 euros), Bilbao (53.382 euros) y Málaga (61.282 euros).

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Un poco de rigor
A Favor
En Contra

No se pueden comparar churras con merinas. Asi se sacan conclusiones como decir que dependiendo de la ciudad la vivienda sin renovar vale mas que la renovada, lo cual no tiene ningun sentido. Cualquiera que sepa un minimo de vivienda sabe que comparar entre barrios, o incluso entre calles, es incluso mas importante que entre ciudades.

Puntuación 4
#1