Vivienda

El mercado espera una caída "brusca" de la rentabilidad de muchos alquileres

Bloques de edificios en Madrid. iStock

La vivienda en alquiler es una de las inversiones más rentables en comparación con otros productos financieros, pudiendo llegar a cifras netas cercanas al 8%,. Eso siempre y cuando se tomen medidas preventivas para evitar imprevistos como impagos o destrozos, que llevarían la rentabilidad a valores negativos.

Uno de esos imprevistos, el de los impagos, puede dispararse como consecuencia de la crisis económica que ha traído la enfermedad del covid-19. La morosidad se ha disparado en muchos niveles y el mercado espera ya una caída "brusca" de la rentabilidad de muchas viviendas en alquiler. 

"Es normal encontrar impagos de rentas de tres meses que pueden llegar fácilmente a los seis meses, lo que tira por tierra la rentabilidad neta, que bajaría cuatro puntos hasta situarse, como máximo en el 3,5% para este año", según el director de estudios de la Agencia Negociadora del Alquiler, Sergio Zurdo.

La totalidad de los estudios que abordan la rentabilidad del alquiler de viviendas lo hacen estudiando solo el porcentaje de rentabilidad bruta en todas las zonas de España, advierte Sergio Zurdo. Pero desde su punto de vista la rentabilidad bruta es una simple referencia y no representa la verdadera rentabilidad, "pues es el resultado de un cálculo entre el precio con el que saldría al mercado el inmueble y el coste que tuvo".

Por este motivo, desde la agencia se ha profundizado en el análisis de rentabilidades en el alquiler de viviendas para hallar la rentabilidad neta sujeta a distintos gastos fijos y variable, y también cuando la rentabilidad se ve alterada por impagos o desperfectos en las viviendas, como la situación excepcional que se está viviendo como consecuencia del covid-19.

En concreto, según se desprende del Análisis de Rentabilidades de Arrendamientos de Vivienda, cuando se han tenido en cuenta los distintos gastos que tendrán que asumir los propietarios que quieren alquilar las viviendas, se observa que la rentabilidad bruta cae entre un 0,3% y un 1,5%. En el cuadro adjunto se puede observar un ejemplo práctico de cómo varía la rentabilidad del alquiler en tres distritos de la ciudad de Madrid.

Para Zurdo, "los propietarios tienen que ser conscientes de que para sacar la mayor rentabilidad a sus inmuebles tienen que ofrecer a sus futuros inquilinos un precio competitivo con el objetivo de que permanezcan en las viviendas el mayor tiempo posible, evitando costes como el de reposición del inquilino o el tiempo que la vivienda está vacía".

Entre los gastos fijos figuran el correspondiente al pago del IBI, el coste de los gastos ordinarios o extraordinarios de comunidad, el posible coste del tiempo que la vivienda haya estado sin ocupar mientras se alquilaba o el Certificado de Eficiencia Energética necesario para alquilar.

Entre los gastos variables, por contra, figuran el coste de los seguros de la vivienda en caso de tenerlos (hogar, impagos, incendios, etc.), el coste de reposición de cada inquilino, aquellos gastos por las obras de conservación que surjan durante la vigencia del contrato en la vivienda, así como cualquier impago en la renta, ciertos gastos de defensa y asesoría jurídica o cantidades abonadas a profesionales por la gestión del alquiler, además de intereses en caso de que las viviendas estuvieran sujetas a algún tipo préstamo hipotecario, por ejemplo.

En opinión del director de estudios de la Agencia Negociadora del Alquiler, "los propietarios tienen que ser conscientes de que para sacar la mayor rentabilidad a sus inmuebles tienen que ofrecer a sus futuros inquilinos un precio competitivo con el objetivo de que permanezcan en las viviendas el mayor tiempo posible, evitando costes como el de reposición del inquilino o el tiempo que la vivienda está vacía".

Asimismo, ha puesto de relieve que poner un precio competitivo permite exigir a los inquilinos mayores garantías para evitar en el futuro posibles impagos y por lo tanto mantener estable la rentabilidad.

Líneas de crédito del Gobierno

Para intentar paliar la situación provocada por el coronavirus, el Gobierno ha habilitado una línea de créditos de 1.200 millones de euros avalada por el Estado para aquellos inquilinos que no puedan afrontar el pago de la renta de la vivienda por encontrarse en dificultades financieras a causa de la actual crisis.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, es el Departamento que avala a través del ICO estos préstamos, de los que estimaba hace unas semanas se podrían beneficiar unos 450.000 inquilinos.

Así, las personas que vivan de alquiler en una vivienda cuya titularidad sea de un particular (el 85% de los casos) y cuya situación económica se haya visto afectada por la crisis podrán pedir uno de estos préstamos a través de su entidad financiera para pagar hasta seis meses de alquiler. Los préstamos son de un máximo de hasta 900 euros al mes durante seis meses (5.400 euros).

Los préstamos no suponen ni gastos ni intereses para quien los solicite que, además, contará con un plazo de seis meses para devolverlo. Además, el banco abonará directamente el importe del préstamo al propietario del piso que, de esta forma, se evita la incertidumbre de un eventual impago del inquilino.

El requisito para acceder a esta línea es haber sufrido un ERTE o una reducción de jornada debido a la necesidad de ejercer cuidados

Para poder acceder a uno de estos créditos, el inquilino debe acreditar que, a consecuencia de la crisis, se encuentra afectado por un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) o ha visto reducida su jornada por motivo de cuidados.

No obstante, mes y medio después de ponerse en marcha este plan de ayudas, la banca admite que una escasez de demanda. Con la práctica totalidad de las entidades españolas adheridas a la misma, la banca reconoce que las solicitudes para obtener estos préstamos es mínima.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, aseguró el jueves que no se puede decir que se hayan firmado muchos convenios con el ICO. "No parece que haya demanda, pero igual es prematuro, porque ya lo vimos con las moratorias", apuntó.

comentariosforum10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

navegante, prohibido arruinar España ví­a impuestos.
A Favor
En Contra

Con la inseguridad jurídica vigente es de todas luces imposible que la gente que se decide al alquiler de un inmueble deje el trabajo de toda una vida con los impuestos consiguientes en manos del primero que llegue para que se lo destroce.

Eso no lo vais a ver nunca.

Puntuación 26
#1
De cajón
A Favor
En Contra

Garantías suficientes para hacer frente a eventuales impagos. Mejor rebajar un poco el alquiler a personas solventes que arriesgarse con algún profesional del impago/okupa. Si no, no se alquila, se adquiere una de lalupar por si le entran, y se hace uso de ella en caso necesario. La inseguridad jurídica funciona para todo.

Puntuación 20
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Se pedirán más garantías o seguros de impago. El verdadero problema lo va a tener el que necesita alquilar y si no al tiempo

Puntuación 10
#3
Normal
A Favor
En Contra

Normal, la gente ve la tele y piensa que es una tonteria pagar, cuando puedes ocupar y te tratan como si fueses el dueño, que digo mejor que al dueño......

Puntuación 35
#4
CHALET OCUPADO
A Favor
En Contra

LA GENTE SE HA DADO CUENTA QUE SI NO PAGAS NO PASA NADA Y HASTA QUE TE ECHEN PUEDEN PASAR UN MONTON DE MESES.

Puntuación 27
#5
LA LEY DEL OKUPA
A Favor
En Contra

CONGUGANDO EL VERBO OCUPAR:

YO OCUPO

TU OCUPAS

EL OCUPA

NOSOTROS OCUPAMOS

VOSOTROS OCUPAIS

ELLOS OCUPAN

PORQUE NADIE SE PREOCUPA....ESTO SERA UN CACHONDEO HASTA QUE LAS OCUPACIONES PERFECTAMENTE CLARAS Y DEMOSTRADAS NO SE RESUELVAN EN MENOS DE 24 HORAS.

Puntuación 20
#6
Alquilar un inmueble
A Favor
En Contra

Yo por experiencia propia aconsejo que antes de alquilar te cerciores de quien es el inquilino y si está en los ficheros de morosos. No alquiles al primero que se te presente. Aconsejo un seguro de impagos. Tiene un coste pero vale la pena. Pide 2 fianzas, es legal. Haz el contrato legal y expresa bien todas las cláusulas. Y aún así que Dios te coja confesado pues siempre darán la razón al inquilino en cualquier juicio. La falta de seguridad jurídica es tremenda. Hace años no era así. La gente era muy seria y tenía claro que debía pagar. Ahora hay sindicatos de inquilinos que recomiendan no pagar. Hasta ese punto hemos llegado. Quien tiene un buen inquilino tiene un tesoro y hay que cuidarlo. Suerte.

Puntuación 19
#7
ELENA CARRION
A Favor
En Contra

Cuando vas al banco y preguntas sobre esto, nadie sabe nada y te dicen NO sabemos nada todavía, ni les interesa saber...

Puntuación 10
#8
alquiler inseguro
A Favor
En Contra

Tener pisos en alquiler es un problema. Yo ya me los he quitado a toda pastilla.

Quién compra ahora un piso para ponerlo en alquiler?

Puntuación 19
#9
rambo
A Favor
En Contra

Todo es más sencillo de lo que parece. Los riesgos de impago por alquiler y/o destrozos más defensa jurídica se trasladan a terceros a cambio de un precio (contrato de seguro) cuya cuantía suele suponer entre 1 y 2 mesualidades. Disminuyes los beneficios un 12 % que en realidad es en torno a un 9 o 10 pues el incremento de gasto por seguro es deducible, y así pase lo que pase , te la bufa.

Puntuación 2
#10