Vivienda - Inmobiliario

El precio de la vivienda sube un 3,3% en el primer trimestre con Baleares superando los niveles del 'boom'

Ibiza, Islas Baleares

El precio de la vivienda nueva y usada creció un modesto 0,1% en el primer trimestre del año, aunque es un 3,3% más alto que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Así lo recoge la estadística Tinsa 'IMIE Mercados Locales', que confirma a Baleares como la única comunidad autónoma donde el valor de las casas ha superado los niveles del 'boom' inmobiliario.

En concreto, Baleares ha sobrepasado por cuarto trimestre consecutivo el máximo de su serie histórica (alcanzado entre julio y septiembre de 2008), y se sitúa un 7,1% por encima de esa referencia, hasta los 2.922 euros/m2. Este territorio se caracteriza por su dependencia del turismo, tanto nacional como internacional, pero también por la escasez de producto.

Los precios también han roto todos los registros en la ciudad de Palma de Mallorca, donde comprar una casa es un 4,2% más caro que en los años más calientes del ladrillo. En una situación similar se encuentra la ciudad de Málaga, a tan solo un 3,6% por debajo de su referencia máxima, mientas que en la Comunidad de Madrid el valor está un 9,5% por debajo de su récord. En su conjunto, el precio medio de la vivienda en España se ha incrementado un 38,6% desde los mínimos de 2015 y se mantiene un 18,2 % por debajo de los máximos registrados en 2007.

Desde la tasadora explican que la escasez de oferta en las zonas de concentración de la demanda "continuará sosteniendo los precios y que el mantenimiento del empleo y la recuperación del poder adquisitivo gracias al control de la inflación y los incrementos salariales mantienen la solvencia de los hogares y la confianza del consumidor".

Precisamente, Baleares lideró el incremento anual de precios (8,3%), seguida de la Comunidad Valenciana (7,1%) y Castilla-La Mancha (6,7%), esta última impulsada por su condición de mercado secundario de la capital. Por su parte, la Comunidad de Madrid (2,3 %) y Cataluña (2,4%) moderaron sus subidas. Las regiones de Murcia, Asturias y Ceuta se mantienen en el entorno del 0%.

En cuanto a la evolución de precios del último trimestre, la tasadora habla de "estabilidad" en el conjunto de las comunidades. Los mayores descensos se produjeron en Cataluña (-2%) y Ceuta (-1,7%). Por el contrario, destaca el dinamismo de Extremadura y La Rioja, con incrementos por encima del 2%, y de las regiones costeras de Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana.

Las capitales

La evolución de precios por capitales desvela que durante el primer trimestre se registró una ligera "ralentización", con incrementos interanuales entre el 0% y el 4%, y leves impulsos localizados entre los que destaca el "dinamismo sostenido" de las capitales del área de influencia de Madrid, como Guadalajara (15,1% interanual), y ciudades costeras de Valencia, Málaga, Santa Cruz de Tenerife y Almería, con aumentos de precios respecto al año pasado en el entorno del 8%.

La vivienda en Madrid capital es un 3,9 % más cara que en el primer trimestre de 2023 y en Barcelona un 2,6 %, reflejando ambas una ralentización. De hecho, ambas ciudades registraron un descenso moderado en el precio medio de la vivienda respecto al trimestre anterior: -1,1 % en el caso de Madrid y -0,7% en Barcelona.

Para los próximos meses, aunque es esperable que los tipos de interés elevados sigan conteniendo la demanda residencial general durante el año, el Servicio de Estudios de Tinsa apunta que la expectativa de recuperación del mercado debido a un cambio cercano en la política monetaria podría movilizar la demanda de inversión frente a la de uso en estos meses de transición.

Aumenta el esfuerzo de compra

El esfuerzo teórico anual de los españoles -el porcentaje de la renta disponible que un hogar medio tendría que destinar al pago de la primera cuota de una hipoteca - aumentó una décima respecto al trimestre anterior y escala hasta el 34,3%. Once provincias superan el umbral considerado de esfuerzo razonable (35%).

Así, el mayor tensionamiento se localiza en Islas Baleares, donde la población local se enfrenta a una tasa de esfuerzo del 58,6%. Le siguen las provincias de Málaga (51%) y Madrid (44,3%). Entre las grandes capitales, la ciudad de Barcelona muestra un esfuerzo teórico del 51,9%, seguido de cerca por Madrid (51,4 %) y con algo más de distancia por Málaga (50,6%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud